Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/2/2015 7:26:00 AM

"Las FARC jamás volverán a tener un fusil en sus manos"

El general (r) Mora Rangel dice, además, que en La Habana "no estamos negociando las Fuerzas Militares ni la Policía".

El general (r) Jorge Enrique Mora Rangel es posiblemente hoy uno de los colombianos más convencidos de la seriedad del proceso de paz. Su situación es bien llamativa.

Luego de aparentemente haber sido alejado de la mesa de negociación del Gobierno con las FARC en La Habana hace unos días, ahora es uno de los protagonistas que más impulsa el proceso de paz.

No sólo con sus gestos - con varias apariciones junto al presidente Juan Manuel Santos en los batallones- sino que hoy sus palabras suenan más precisas y con mayor contenido: "las FARC abandonarán absolutamente su famosa teoría del empleo de todas las formas de lucha, porque no tendrán cabida en un país donde se ha firmado el fin del conflicto”, dijo el negociador plenipotenciario del Gobierno este miércoles durante una visita e el Fuerte Militar de Tolemaida.

El mensaje llega a calmar los ánimos, pues, pese a que el Gobierno ha intentado explicar de muchas maneras que tanto el general (r) Mora Rangel como el también general (r) Óscar Naranjo adelantarían una labor de pedagogía en los cuarteles, los críticos, muy suspicaces, han advertido que la no presencia de quienes representan a las Fuerzas Armadas obedecía a ciertas discrepancias de estos con el proceso de paz.

“Esta es la última oportunidad que tienen las FARC para llegar al fin del conflicto”, afirmó Mora Rangel a su vez dijo que así se lo manifestó a uno de los negociadores de las FARC en Cuba.

“No lo dude, esta es la última, no habrá una próxima oportunidad de llegar al fin del conflicto a través de un acuerdo de paz. Piénselo muy bien”, le dijo en esa ocasión el general (r) a uno de los delegados de la guerrilla.

“Es que ya llevamos cinco: en Casa Verde, en Caracas, en Tlaxcala, en el Caguán, y esta es la quinta oportunidad con las FARC”, continuó relatando.
 
Durante la jornada de Pedagogía por la Paz que acompañó en el Fuerte Militar de Tolemaida, el general (r) explicó que si se concretan los acuerdos de paz, en el futuro las FARC serán un partido político integrado al sistema que combatieron: “mañana, con la firma de la paz, las FARC serán un partido político al interior del sistema que ellos combatieron, el sistema democrático”.

Consecuencia de ello, expuso el Mora Rangel, "las FARC abandonarán absolutamente su famosa teoría del empleo de todas las formas de lucha, porque no tendrán cabida en un país donde se ha firmado el fin del conflicto”.

Con la suscripción de los acuerdos de paz los integrantes de esa guerrilla pasarán “de la ilegalidad, a la legalidad”, añadió.

Finalmente, el general (r) les dijo que la paz pertenece a todos los integrantes de las Fuerzas  Armadas: “estamos en La Habana buscando el acuerdo con las FARC, para ponerle fin al conflicto en Colombia, para que demos el paso grande, el paso más avanzado para llegar a la paz, las paz que es de ustedes, de los soldados y policías de la Patria”, puntualizó.

Hace menos de un semana durante un batallón militar en Larandia (Caquetá), el general (r) Mora reapareció y le dijo a la Fuerza Pública que en los acuerdos parciales alcanzados en el proceso de paz no hay nada que comprometa el futuro de la fuerza pública. “Yo no veo por ningún lado que haya una amenaza a la seguridad social de nuestras Fuerzas. No veo esa amenaza. No la veo por ninguna parte”, indicó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.