Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2014 12:00:00 AM

Los 100 años del Gimnasio Moderno

Ningún otro colegio ha graduado a tantos personajes públicos como el que fundó hace un siglo don Agustín Nieto Caballero.

En Colombia pocos colegios cumplen un siglo manteniendo su vigencia y su importancia. El Gimnasio Moderno es uno de ellos. Ninguna otra institución ha graduado a tantos personajes públicos como el colegio de don Agustín Nieto Caballero. Allá hizo la primaria Alfonso López Michelsen, se graduó de bachiller Ernesto Samper Pizano y se desempeñó como rector Carlos Lleras Restrepo. El número de ministros, altos funcionarios, empresarios, embajadores, periodistas y artistas que han pasado por esas aulas es incontable.

Para solo mencionar algunos, los exministros Rafael Pardo, Rodrigo Pardo, Mauricio Santamaría y Guillermo Perry fueron alumnos del colegio. También estudiaron allí empresarios como Julio Mario Santo Domingo; José Alejo Cortes, fundador del Grupo Bolívar; Santiago Perdomo, presidente de Colpatria y Jorge Alejandro Mejía, presidente de General Motors Colmotores.

En periodistas ningún colegio rivaliza. En las páginas del Aguilucho, el insigne periódico de los gimnasianos fundado por Eduardo Caballero Calderón en 1927, escribieron sus primeros artículos Daniel Samper Pizano y su hijo Daniel Samper Ospina, el columnista Antonio Caballero, el director de noticias 'RCN', Rodrigo Pardo; el director de 'El Espectador', Fidel Cano y el presentador estrella de Caracol, Jorge Alfredo Vargas. También los fallecidos Guillermo ‘la Chiva’ Cortés y Roberto Posada García-Peña ‘D’Artagnan’.

En el ámbito de la medicina pasa un fenómeno similar. A cargo de los principales hospitales del país están egresados del Gimnasio Moderno: Santiago Cabrera, director de la Fundación Cardioinfantil; Santiago Huertas,  presidente de la Clínica de la Mujer; Luis Eduardo Cavelier, gerente de la Clínica Marly;  Francisco Rodríguez, director científico de la Fundación Oftalmológica Nacional; Julio Latorre, director administrativo de la Clínica Palermo y Jorge Gómez, presidente del Hospital San José.

Y no solo han estado presentes en el mundo del poder. Son gimnasianos los científicos Rodolfo Llinás y Felipe Guhl Nannetti, el astrónomo Germán Puerta y el fundador de los Andes, Mario Laserna. Y en la farándula los actores Diego Trujillo y Jorge Enrique Abello y los cantantes Mauricio Palo de Agua y Juancho y Piyo de Compañía Ilimitada.

La historia de cómo una institución, que a lo lejos se ve como un refugio de pinos en el corazón de una agitada ciudad, ha formado a cientos de personajes de la vida nacional es interesante. Agustín Nieto Caballero fundó el colegio el 18 de marzo de 1914 apoyado por Pedro Miguel Samper, Alberto Corradine, Ferdinand Focke y José Joaquín Serrano, entre otros. Todos hacían parte de lo que se conocía como la “generación del centenario”, intelectuales de avanzada que no estaban de acuerdo con la hegemonía conservadora imperante en el país. Como el aprendizaje basado en la obediencia ciega y en el temor era una de las principales manifestaciones de esa tendencia, decidieron crear un colegio para liderar una revolución educativa. “Nieto quería tener una escuela de líderes para interpretar una realidad que necesitaba cambios. Por eso de aquí han salido presidentes, ministros, artistas, científicos, periodistas, escritores”, explica su rector Víctor Gómez Cusnir.

El Moderno abrió sus puertas con 37 estudiantes en la carrera séptima con calle 57 en la tradicional casa de los Torreones y cuatro años después se trasladó a su sede actual. Desde ese momento, el colegio cambió el modelo tradicional de la educación por los principios de la Escuela Nueva de Maria Montessori. La idea era que más que seguir órdenes los estudiantes aprendieran a debatir y a pensar por sí mismos. Con esa filosofía el Moderno invitó profesores extranjeros a sus aulas, uno de los primeros del país en hacerlo, y convirtió las excursiones en clases a campo abierto. Por eso el expresidente Ernesto Samper afirma que la enseñanza fundamental que le dejó el colegio es que “una cosa es estar instruido y otra muy distinta, educado”.

Todos los egresados coinciden en afirmar que lo más valioso que ofrece el Moderno es esa libertad. El ministro de Trabajo, Rafael Pardo, lo describe como “la autoresponsabilidad”. El presentador Jorge Alfredo Vargas agrega que es la corriente pedagógica conocida como “la disciplina de confianza” y el actor Jorge Enrique Abello afirma que el éxito del colegio es que “durante 100 años le ha dado a sus estudiantes la oportunidad de pensar por sí mismos para defenderse y afrontar sus errores sin estar amarrado a figuras de autoridad”.

Por eso, no es extraño que la celebración de los 100 años del Gimnasio Moderno sea con bombos y platillos. Cerca de 4.500 personas están invitadas para este evento al que asistirá el presidente de la República. Con ocasión del centenario, el colegio además abrirá un museo interactivo y realizará una Cumbre de Líderes con el proyecto Semana Educación. Saben que tienen muchos retos a futuro. Y por eso las discusiones sobre el bilingüismo, la educación mixta y las acciones de responsabilidad social no les son ajenas. El día del centenario los gimnasianos guardarán sus perspectivas para el futuro. Esperan celebrar en 2114 de la misma manera en que lo harán esta semana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.