Viernes, 28 de noviembre de 2014

| 2013/03/14 00:00

El ‘gota a gota’ que vive Transmilenio

Los 'colados' en el sistema y la clonación de tarjetas dejan millonarias pérdidas al Distrito.

A diario Transmilenio pierde importantes recuersos. Foto: Davíd Amado / SEMANA

Los problemas en el principal sistema de transporte masivo de Bogotá continúan. A los ya conocidos reclamos por las aglomeraciones en las horas pico, se suman nuevas situaciones irregulares que hacen pensar en las posibles pérdidas de dinero que estaría sufriendo el Transmilenio (TM).

Además de la incompatibilidad de las tarjetas de Transmilenio de las fases I y II con las de la fase III, se conoce sobre la presunta clonación de los tiquetes, lo que ha llevado al Distrito a perder anualmente cantidades millonarias de dinero. Al menos, así lo sostienen algunos concejales  que denunciaron este hecho.

En el cabildo de Bogotá, el concejal de Cambio Radical Jorge Lozada afirmó que la clonación representa pérdidas al Distrito frente a 2,5 millones de pasajes, lo que equivale a 40.000 millones de pesos. El cabildante aseguró que por este tipo de problemas, las tarjetas han sido retiradas en otros países, entre ellos Brasil y Reino Unido.  

El tema de la pérdida de dinero en Transmilenio no es sólo de ahora. En noviembre del 2012 la Personería Distrital entregó un informe que calificó de “alarmante”, ya que encontró una diferencia entre los pasajeros que ingresan y los que salen del sistema, en las fases I y II". Tras una veeduría, se encontró que no se ejercía control en este sentido. "Esto en cifras representa que en junio de ese año salieron 2,5 millones de pasajeros más de los que ingresaron".

En datos más concretos, entregados por el ente de control en esa oportunidad, en junio del 2012 entraron, en promedio, 80.000 personas a diario sin ser registradas (descontando personal de TM y otros), lo que en dinero equivale a más de 140 millones de pesos diarios, 3.640 millones al mes o, en total, más de 40.000 millones de pesos anuales que se deja de percibir.

La desviación del dinero por la aparente clonación, el informe de la Personería y el costo por el pago de las rebajas tarifarias decretadas por el alcalde Gustavo Petro son los temas que se hablan hoy en los pasillos del Concejo. 

Según cálculos, dichas rebajas en horas valle le cuestan cada año a la ciudad 182.000 millones de pesos. De acuerdo con las cuentas del concejal del Partido Verde Antonio Sanguino, la ciudad mantendrá un déficit de 106.000 millones de pesos si no se revisa esta medida.

Para algunos, la situación de Transmilenio no es más que una “llave abierta” en las finanzas del Distrito, la cual se debe reparar de inmediato por el alcalde Petro y el gerente de Transmilenio, Fernando Sanclemente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×