Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1999/11/15 00:00

EL GRAN GOLPE

EL GRAN GOLPE


"El era el más consciente"
SEMANA: Usted ha dicho que después de la captura de su hermano Fabio para los Ochoa ha regresado la
pesadilla. ¿Concretamente a qué se refiere?
JORGE LUIS OCHOA: Nosotros estábamos tranquilos, ciento por ciento, porque creíamos que nosotros
habíamos arreglado el problema del todo y mire lo que nos pasa.

SEMANA: ¿Usted meteria las manos en el fuego por su hermano?
J.L.O.: Claro que sí.

SEMANA: ¿Usted sabia en qué pasos y negocios andaba su hermano Fabio?
J.L.O.: Claro. Yo sabía. El era el más consciente de todos nosotros del error que habíamos cometido en el
pasado. El no iba a repetir ese error. Y mucho menos después de que arreglamos nuestra situación con la
justicia.

SEMANA: ¿Usted cree que si a su hermano lo extraditan los Ochoa tienen que volver a la clandestinidad?
J.L.O.: Sería una infamia. Si hay justicia a él no lo van a extraditar.

SEMANA: Si hay extradición de todas estas personas que fueron capturadas en la operación Milenio, ¿se
podria pensar en que volveria a haber una reactivación del terrorismo como la hubo en elpasado?
J.L.O.: No creo. La época de los 'Extraditables'tenía nombre propio: Pablo Escobar.

SEMANA ¿Ustedes a qué estaban dedicados en este momento?
J.L.O.: Desde que quedamos libres, a cuidar las propiedades. Y a negociar con ganado y con caballos, que
es lo único que sabemos hacer.

SEMANA ¿Cuál es la mayor prueba que pueden dar los Ochoa de que después de haber pagado sus penas no
siguieron delinquiendo?
J.L.O.: La mayor prueba es que nosotros andábamos libremente con nuestras familias sin ningún temor. Sin
escoltas. Lo único que hacemos es andar en un carro blindado, pero por la propia violencia de este país,
porque como tenemos fama de ricos sí nos da miedo un secuestro.

SEMANA: Para usted, entonces, ¿qué hay detrás de la detención de su hermano Fabio?
J.L.O.: Estoy desconcertado. No sé que hay detrás de todo esto.

SEMANA ¿Usted cree que la extradición de Fabio Ochoa es inminente?
J.L.O.: Eso es muy complicado. Pero tenemos mucho por hacer para defenderlo porque con seguridad no hay
ninguna prueba para demostrar que andaba en malos pasos, porque Fabio no estaba haciendo nada ilícito.

El PASADO

SE ENTREGO el 19 de diciembre de 1990 a un juez de instrucción criminal. La Fiscalía no existía. En ese
momento se estaban ditando los convenios de Cooperación Interna Judicial con Estados Unidos. La
cooperación sólo era para ciertos casos y uno de esos era el de Fabio Ochoa. La acusación la tenia un
Tribunal de Miami -envíos de droga a Estados Unidos desde 1977 hasta 1990-, que lo vinculaba, además, en
el homicidio del agente de la DEA Barry Seal.
Para entonces se expidieron los decretos de sometimiento a la justicia: el 2047, del 3030 del 90 y el 303 del
91. Sus caracteristicas eran la no extradición y la rebaja en las penas por confesión, entrega voluntaria,
entrega bienes y delación .
Como asesorjuridico de la presidencia, Francisco Sintura, viajó a España y junto con el embajador en ese país
visitaron al juez Baltasar Garzón. Pero éste no los atendió porque, segun dijo, "no creía en la justicia
colombiana, que nunca habíá condenado a ningún narcotraficante ni a nadie" Ellos regresaron al despacho del
juez español y lo convencieron que entregara las pruebas que consistían tel envío de 10 toneladas de cocaína
empacada en latas de sardinas via Argentina.
Fabio y sus hermanos se sometieron a justicia y confesaron. Ochoa le confirmó que se inició en 1974 con
medio kilo de cocaína y que traficó hasta marzo del 90 con cantidades de hasta 300 kilos. Según la Fiscalia,
fueron cerca de 20 toneladas de droga las que sacó del país. No hizo delaciones, dijo no otenecer al grupo de
los 'Extraditables' y nego rotundamente los cargos por el homicidio del agente de la DEA. La fiscalia pidió una
pena de 21 años de prisión. Pero por haberse sometido a la justicia y haber entregado propiedades el juez le
dio 102 meses de cárcel, que se convirtieron en 69 por estudio y buen comportamiento.

PASO A PASO

1- Nota verbal del país que hace la solicitud al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia.

2- La Cancillería le notifica a la Fiscalía General de la Nación y el Fiscal General dicta las órdenes de captura
con fin de extradición.

3- Una vez ejecutadas las capturas, los detenidos quedan a disposición del Fiscal General. El país interesado
tiene, a partir de ese momento 60 días para formalizar la solicitud de extradicion. Si no se presenta la petición
ante el Ministerio de Relaciones Exteriores el Fiscal deberá dejar a la persona en libertad.

4- Una vez formalizada la solicitud la Cancillería debe enviar los documentos, que consisten en las
acusaciones y pruebas, a la Dirección de Asuntos Internacionales de la Fiscalía para reconfirmarlas capturas
con fines de extradición.

5- Los documentos originales de la solicitud de extradición son enviados al Ministerio de Justicia, que los
evalua y si considera que esta en regla los envía a la sala penal de la Corte Suprema de Justicia para que
emita el concepto correspondiente.

6- Si los magistrados de la sala penal de la Corte dictan negativamente el concepto, el gobierno colombiano
se vera en la obligación de negar de la solicitud de extradición, pero si el concepto es favorable, el Presidente
y elMinistro de Justicia podrán acceder a la petición o negar
la, según las conveniencias nacionales.

7- Si se firma la extradición el Estado requiriente tiene 30 días ara el traslado del sindicado. Si no lo hace
quedara en libertad, y luego cuando esten listas las condiciones de traslado, se puede volver a ordenar la
captura.

8- Los requisitos para ser extraditado son: plena identidad de la persona que se requiere. Que exista una
acusación o condena en el país solicitante. Que la pena sea equivalente a la que figura en los códigos
colombianos. No puede haber ni cadena perpetua ni pena de muerte. La condena que se le imponga en el país
solicitante debe ser mínimo de cuatro años.

MI CASO ES POLITICO

SEMANA: ¿Cuántos años estuvo preso después de haberse acogido a la ley de sometimiento a la justicia?
FABIO OCHOA: Cinco años y nueve meses.

SEMANA: ¿Usted reconoció que era narcotraficante?
F.O.: Sí, como no.

SEMANA: ¿Qué reconocio ante la justicia?
F.O.: Los cargos que me hizo la justicia norteamericana. Creo que eran dos procesos que me llevaban allá.

SEMANA: ¿Por narcotráfico?
F.O.: Sí, como no.

SEMANA: ¿Cuánta droga reconoció que habia enviado a Estados Unidos?
F.O.: No recuerdo en este momento. Eran negocios con una gente y con otra. Porque no sólo eran míos.
Figuraban muchas personas.

SEMANA: ¿Usted puede demostrar que no estaba traficando después de salir de la cárcel?
F.O.: Eso va a ser muy difícil. Porque el caso mío se volvió político. El problema es que yo tengo el sello
indeleble del apellido Ochoa y eso la justicia norteamericana no lo perdona. Entonces cómo voy a tener una
defensa justa si ellos no van aceptar ninguna prueba.

SEMANA: ¿Usted lo que está diciendo es que su extradición a Estados Unidos es un hecho?
F.O.: Toda esta operación se volvió política. Aquí el único nombre dentro de los detenidos que tiene peso y
que es reconocido es el mío. Y a partir de ahí el tema no tiene otra cosa que una connotación política.

SEMANA: Pero sólo hay extradición luego de que la Corte Suprema evalúa las pruebas de lajusticia
norteamericana.
F.O.: La justicia norteamericana no va a mandar ningunas pruebas porque no las tiene. Simplemente va a
mandar unos cargos. Tiene 60 días y cómo hace uno para defenderse de eso. Si me fuera a defender
conociendo de lo que me acusan, bajo qué pruebas y por qué, las cosas serían diferentes. Porque mis
abogados podrían trabajar mi defensa. Pero esto viola el debido proceso y el libre derecho a la defensa.

SEMANA: La fiscal general de Estados Unidos, Janet Reno, ha dicho que usted y los otros detenidos estaban
introduciendo 30 toneladas de cocaína al mes a ese país y que tiene las pruebas para demostrarlo.
F.O.: Eso es lo grave. Porque ellos a la Corte Suprema no van a mandar las pruebas sino los cargos. ¿Quién
me va a creerque yo andaba en otras cosas muy distintas después de haber pagado mi pena por narcotráfico?
¿Quién va a creer en mi palabra? Lo único que puedo hacer es defenderme como pue da para demostrar que no
estaba metido en eso. Pero va a ser muy difícil. La gente lo ve a uno con alguien y de inmediato dicen: mire,
ese Ochoa debe estar traquetiando. Si entro a una oficina dicen: mire, lo más seguro es que debe estar
haciendo negocios. Ese es el problema de nosotros. Nadie nos cree.

SEMANA: Bueno, si eso es asl, ¿por qué no fueron detenidos sus otros dos hermanos?
F.O.: No lo sé. Afortunadamente contaron con suerte y no los metieron en un problema en el que ninguno de
nosotrostiene nada que ver.

SEMANA: ¿Usted conocia a Alejandro Bernal?
F.O.: Eso no lo puedo negar. Tuve la oportunidad de hacer algunos negocios de caballos con él.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.