Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/09/24 08:15

El helicóptero Black Hawk de la Policía no fue derribado

La aeronave que cayó en el Urabá antioqueño el pasado 4 de agosto sufrió un accidente. Así lo reveló un informe internacional.

El helicóptero Black Hawk de la Policía no fue derribado Foto: Cortesía Fuerza Aérea Colombiana. Foto helicóptero Black Hawk: Daniel Reina / SEMANA

El misterio sobre lo que ocurrió con el Black Hawk UH60 de la Policía Nacional que cayó el pasado 4 de agosto entre los municipios antioqueños de Carepa y Chigorodó y en el que murieron 16 de sus tripulantes, se resolvió este jueves.

Aunque muchos aseguraban que la aeronave había sido derribada por miembros de la banda criminal Clan Úsuga o, incluso, por las FARC, un informe de la compañía fabricante, Sykorsky Aircraf Company, aseguró que el aparato sufrió un accidente.

"No se encontraron anomalías en el material, preexistentes durante la investigación de los restos recuperados (…) No se observó evidencia de daño por combate durante la investigación de los restos recuperados", reza el documento.

En el informe se agrega que el rotor principal y el rotor de cola del helicóptero tenían múltiples fracturas que coinciden con el impacto que recibió con los arboles del Urabá mientras giraba.

Y añade: "el daño causado al tren de transmisión es consistente con una potencia sustancial transmitida en el momento del impacto (...) La aeronave había acumulado un total de 858,6 horas antes del evento del accidente".

En el documento también se concluye que después de revisar los archivos históricos, ver el libro de anotaciones del helicóptero (libro verde) y los registros de motores suministrados, el mantenimiento de la aeronave se llevaba a cabo de manera correcta.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró este mismo jueves que la hipótesis que tenían las autoridades se confirmó y que el accidente se debió al mal tiempo.

"La pericia de nuestros pilotos no está en cuestión. Fue un caso fortuito de la combinación de llevar adelante una operación como la Agamenón, contra una organización altamente peligrosa, con el mal tiempo que usualmente reina en la zona”, explicó.

Villegas aprovechó para asegurar que los señalamientos que se hicieron sobre la caída del helicóptero fueron precipitados e hicieron mucho daño a las familias de las víctimas del accidente.

"Espero que todos los que hicieron ese daño de especular, tanto en las columnas de opinión, como en las curules del congreso, puedan rectificar y llevar a estas familias más tranquilidad, en vez de odio y preocupación", manifestó.

Por último, el jefe de cartera aseguró que los protocolos en materia de seguridad metereológica serán, de ahora en adelante, más perfectos y estrictos para "garantizar mejor la seguridad de los colombianos y de los miembros de la Fuerza Pública". 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.