Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/06/10 22:20

La interminable rectificación de ‘El Heraldo’

Un juez de Barranquilla (Atlántico) le impuso tres días de arresto y una multa de $2.000.000 a Marco Schwartz Rodacki, director del diario costeño.

Un fallo de tutela ordena la detención por tres días del director de El Heraldo, Marco Schwartz Rodacki. Foto: Archivo SEMANA

Un fallo de tutela que ordena la detención por tres días del director de El Heraldo, Marco Schwartz Rodacki, por una noticia que comprometía a unos funcionarios judiciales de Barranquilla, tiene indignados a los lectores de ese medio de comunicación y buena parte del periodismo (Puede interesarle: El tiempo pasa, pero la censura continúa)

Esa decisión, proferida por el Juzgado Sexto Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento de esa capital, sanciona al comunicador por desacato porque considera que no cumplió a cabalidad un fallo de tutela en el cual se le ordenaba rectificar una información relacionada con la actuación que supuestamente desempeñaron magistrados del Tribunal Superior de esa ciudad en el curso de otro expediente judicial.

El complicado litigio tiene su verdadero origen en una acción jurídica por medio de la cual un grupo de personas alegaba tener derecho al pago de varias sumas de dinero relacionadas con prestaciones sociales a cargo del Distrito de Barranquilla.

Como la entidad demandada no estuvo de acuerdo con la decisión y consideró ilegales las actuaciones de los operadores jurídicos responsables del caso, interpuso una denuncia ante la Fiscalía. El ente investigador publicó un comunicado en su página web fechado el 19 de junio del 2015 en el que informa de la apertura de una indagación preliminar para “verificar la existencia del delito de prevaricato por acción, así como establecer la posible responsabilidad penal de los funcionarios judiciales Julio Ojito Palma y Jorge Eliécer Cabrera Jiménez”.

Con base en esa publicación, El Heraldo dio cuenta de la información suministrada públicamente por el organismo de investigación. El 20 de junio siguiente publicó una noticia titulada “Tutela que ordena pago a Distrito sigue vigente pese a investigación de la Fiscalía”, en la que resumía el caso, y ahí fue Troya.

Según lo relatado por el propio periódico, en agosto de ese año los funcionarios judiciales buscaron que el medio de comunicación hiciera algunas aclaraciones alrededor del caso. Aun cuando el equipo editorial encontró que no había lugar a rectificar, decidió dar cuenta de las opiniones de los magistrados que elevaron la petición.

Los togados no quedaron conformes y por eso interpusieron una acción de tutela ante el Juzgado Sexto Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento. Para ese despacho judicial, el medio sí estaba obligado a retractarse de lo informado.

 Así lo concluyó el juez en el fallo que llevó a El Heraldo a publicar el artículo titulado “Magistrados no ordenaron pago millonario al Distrito en fallo de tutela”, que apareció en su edición del 26 de septiembre y que trataba de hacer las precisiones que el Juzgado había ordenado hacer.

Uno de los dos magistrados afectados tampoco se consideró resarcido con el contenido del nuevo texto. Por eso, promovió el incidente de desacato que ha sido objeto de esta controversia.

Desde diciembre del año pasado el juez ya había determinado que el medio de comunicación había incumplido parcialmente las órdenes emitidas en el fallo de tutela. A fines de mayo, el operador jurídico resolvió el incidente y ordenó la detención por tres días de Marco Schwartz Rodacki, director del diario costeño, al tiempo que le impuso la multa.

Como el medio de comunicación está convencido de que cumplió la orden judicial, pidió que el Tribunal Superior de Barranquilla revise el caso en el grado de consulta. Mientras se espera que esa corporación decida si el director debe ser arrestado o no, varios comunicadores y personalidades de Atlántico han expresado su solidaridad para con el medio, pues consideran que se trata de un caso de censura.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.