Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/30/2013 12:00:00 AM

El hombre que a sus 84 años volvió a nacer

Luis Gonzalo Sotelo fue rescatado tras sufrir un mes y medio de secuestro.

Hace una semana, cuando el país conoció la dramática historia del secuestro de la ganadera araucana Lila Qüenza de Imbett, de 86 años de edad, Luis Gonzalo Sotelo, un hombre dos años menor que ella cumplió más de un mes alejado de su familia, luego de ser secuestrado en una región de Nariño, al parecer, por miembros del ELN.

Las familias de ambos ancianos vivieron la misma pesadilla. La diferencia es que Lila regresó a su casa más pronto de lo esperado, mientras Luis Gonzalo enfrentó el secuestro durante un mes y medio. Su via crucis terminó cuando el Ejército logró rescatarlo.

Sotelo fue plagiado por hombres que interceptaron su vehículo cuando se dirigía a su finca, en donde se dedica a la ganadería y los cultivos. Desde entonces, su familia no supo más de él, sólo recibían las llamadas de los captores, quienes hacían las exigencias económicas.

Por la liberación del anciano, padre de seis hijos y abuelo de 16 nietos, pidieron 70 millones de pesos. No obstante, los delincuentes no tuvieron tiempo para lograr su objetivo. Este lunes fueron sorprendidos los secuestradores por tropas de la Tercera División, adscritas al Comando Conjunto de Suroccidente, que con la ayuda de un informante, lograron ubicar la vivienda donde estaba secuestrado Luis, ubicada en la vereda San Antonio Alto, localizada a dos horas de Pasto.

En medio de los enfrentamientos, uno de los presuntos responsables del plagio resultó herido y confesó se miembro del ELN, mientras el anciano, pese al impacto de su rescate, se mostró tranquilo y lúcido.

Durante el reencuentro con sus familiares, Sotelo aseguró sentir “la satisfacción más grande de poder reunirme con la familia”, y agradeció a los militares por devolverlo con vida a su casa.

Juan Carlos Sotelo, hijo de Sotelo, aseguró que tanto su padre como su familia sintieron que volvieron a nacer con el regreso del jefe del hogar. “Nos dejó aterrados la fortaleza con la que llegó, sobre todo teniendo en cuenta la edad que tiene”, aseguró.

El hijo de Sotelo señaló, además, que es la primera vez que la familia es víctima de un secuestro, y le relató Semana.com cómo se dio el plagio el pasado 13 de marzo.

“Él iba para la finca, ubicada en el corregimiento La Palizada, en el municipio de Tangua. Iba en un vehículo, en ese momento lo interceptan, lo bajan y lo suben a otro carro en el cual emprenden la huída. Nos llaman y nos piden una suma de dinero, pero dando gracias a Dios, la liberación la hace el Ejército”, contó.

Sotelo hijo cuenta con emoción que su padre ha sido un hombre de campo que "ha trabajado toda su vida para sacar adelante a sus seis hijos. Mi padre es el más especial de los abuelos y es un esposo que ha hecho feliz a mi madre en 60 años de matrimonio. Somos una familia muy unida y nuestro centro son mis padres”, indicó.

Para Sotelo, la noticia de la liberación de su padre es, quizá, la más feliz de su vida. No duda en asegurar que los secuestradores son “personas que no respetan nada, no hay edad, no hay nada para ellos”.

Los secuestros de Lila y Luis Gonzalo demuestran que los agricultores y los ganaderos continúan como objetivos de la delincuencia y los grupos al margen de la ley, que buscan conseguir dinero a través de la extorsión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.