Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/29/1997 12:00:00 AM

EL HOMBRE CLAVE

La identificación del hombre vestido de militar que murió en la masacre de La Horqueta podría ser la clave para llegar a los autores de la matanza.en una fosa común del cementerio de Tocaima, al occidente de Cundinamarca, yace el cuerpo de un hombre de tez morena, 26 años de edad y mediana estatura. Es Juan Carlos Mercado Gutiérrez, el individuo de uniforme camuflado del Ejército que cayó abatido al lado de 13 campesinos en la vereda La Horqueta, en jurisdicción de ese municipio cundinamarqués, el pasado 21 de noviembre. El cadáver de Mercado fue sepultado en la fosa común porque nadie lo reclamó.El cuerpo del hombre de camuflado quedó tendido en una de las calles de la población y, según los testigos, fue uno de los primeros en ser alcanzado por las balas. Fue en torno de él que empezó a girar la investigación para establecer el origen del grupo armado que atacó el caserío.Identificar a Mercado no fue difícil porque en uno de los bolsillos de su uniforme militar tenía la cédula de ciudadanía. Además de sus nombres y apellidos el documento, expedido en Cartagena, mostró que había nacido en Montería. Una vez establecida la identidad y la ciudad de origen del muerto muchos pensaron que había quedado corroborada la teoría inicial según la cual el sujeto del camuflado era uno de los miembros del grupo paramilitar que ejecutó la matanza. Sin embargo SEMANA conoció que la investigación de la Fiscalía podría tomar un rumbo distinto porque los organismos de seguridad del Estado tienen en sus manos otras pruebas que seguramente servirán para establecer cuál era el verdadero papel del hombre del camuflado.Se trata de al menos una docena de conversaciones radiotelefónicas interceptadas en Viotá y algunas veredas cercanas pocas horas después de la masacre. En ellas intervienen guerrilleros del frente 42 de las Farc, que opera en esa zona. De acuerdo con las fuentes consultadas por SEMANA, en esa área las Farc tienen instaladas unas 38 estaciones de radioteléfono. Varias de ellas fueron interceptadas por los servicios de inteligencia después de la masacre. Uno de los aspectos más importantes de los diálogos tiene lugar cuando uno de los insurgentes pregunta en tono dubitativo si el muerto del camuflado es alguien a quien identifica como 'Cartagena'. Poco después otro alzado en armas pregunta también por 'Cartagena' y su interlocutor le dice que es un hombre de color parecido a otro que tienen cerca. Los investigadores creen que ese otro es 'El Negro Antonio', comandante de ese frente subversivo. Así mismo, los diálogos dejan entrever que efectivamente las víctimas eran colaboradores de la guerrilla y muestran la forma como los alzados en armas organizan una manifestación para protestar por la masacre (ver recuadro). Las conversaciones no son una prueba de que el hombre del camuflado sea guerrillero. Ni paramilitar. Pero sí constituyen una luz para dilucidar quién era el misterioso sujeto. Las investigaciones adelantadas hasta ahora habían dejado sobre el tapete varios interrogantes. Si Mercado era uno de los atacantes, entonces ¿quién lo mató? Y si era un subversivo ¿estaba solo? ¿Había otros guerrilleros en ese momento en La Horqueta? Habitantes de Viotá afirmaron que escucharon varias explosiones provenientes de La Horqueta, que está situada a 20 minutos de allí, lo cual dejó la duda de si hubo un enfrentamiento antes de la masacre. Mientras la Fiscalía adelanta las investigaciones en torno del hombre del camuflado las autoridades de Policía, así como el DAS y el Ejército, tienen como tarea establecer la procedencia del grupo agresor. Al respecto el general Jorge Enrique Mora, comandante de la V División del Ejército, dijo a SEMANA que "aunque no se puede asegurar todavía quiénes fueron los autores sí hay indicios para pensar que se trata de un grupo de justicia privada. Aunque todavía no se sabe exactamente quiénes, de dónde vinieron, ni por dónde llegaron".Diez días después de la masacre ni paramilitares ni guerrilleros han querido reconocer como suyo al hombre del camuflado. Al fin y al cabo es de las pocas veces que unos u otros dejan a uno de sus miembros en el lugar de una confrontación. Todo indica que para los investigadores va a ser complicado saber con exactitud a cuál bando pertenecía Mercado. La importancia de saberlo radica no solamente en determinar quiénes fueron los asesinos sino que además podría dar luces sobre las características de la nueva guerra que parece estar gestándose en una zona que hasta ahora había sido dominada solamente por la guerrilla. nDiálogo entre guerrillerosPrimera conversaciónVoz 1: (...) Qué dicen ellos. Que quién fue.Voz 2: Los que se han dado cuenta dicen que fueron los señores que sabemos. Divulguen eso, hermano, nosotros vamos a ver cómo nos movilizamos por aquí. A esos hp. también los vamos a poner mal. Para que no maten la gente indefensa. Todo el mundo debe salir. Que no les dé miedo, que si nos quedamos así callados entonces más nos joden. Entonces toca decir que son ellos, que se visten de paramilitares para masacrar pueblo. Listo, que no se vayan a dormir sobre los papeles. Mañana todo el mundo tiene que ir saliendo. Hay que orientar a toda la gente para que se traslade al primero, a una manifestación.
Voz 1: Pasemos a la otra.
Voz 2: Listo.Segunda conversación Cambio de frecuencia
Voz 1: Se ponen a gritar ahí por la misma... Eso la tienen agarrada. ¿Está confirmado, confirmado ahí que el muchacho ahí... o sea, Cartagena es el que está con el uniforme?
Voz 2: Parece que sí.
Voz 1: Ah, ya... Tercera conversaciónOtros dos miembros del frente 42
Voz 1: (...) Sí mano, el hermano está ahí.
Voz 2: ¿Juntos?
Voz 1: R, R, el hermano de 16 años.
Voz 2: Hp. Bueno, y el que está con camuflado quién es.
Voz 1: Un malparido que trajeron por allá de otra parte ahí, del color de este señor.
Voz 2: Bueno, ¿y ustedes pudieron pasar eso hoy a Cristalina? (emisora de La Mesa, Cundinamarca).
Voz 1: No ve que no hemos podido llamar, mano. Vamos a ver si más tardecito mandamos a llamar. Eso sí lo reciben llamando uno, ¿cierto?
Voz 2: Claro, eso lo reciben. Dicen que necesitan pasar un comunicado, que le hablen un poquito durito a la vieja o al tipo y de una vez ponen la grabación. Cuarta conversación Otros miembros del frente 42
Voz 1: Qué cosa tan hp, hermano. Muchos hps.
Voz 2: Sí... ¿Río no estaba por ahí por esos lados?
Voz 1: Pues claro, pues también casi cae.
Voz 2: Y escuchó las noticias
Voz 1: R. Pero eso todo lo que se fue era lo que más o menos ayudaba, mano. Todo lo que se fue ahí era todo lo que ayudaba. Ahora sí por ese lado quedamos algo mal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.