Lunes, 22 de diciembre de 2014

| 1994/04/18 00:00

EL HOMBRE MARLBORO

Ningùn senador ha generado tanta expectativa como este hombre, señalado como el zar del contrabando en la Costa.

EL HOMBRE MARLBORO

UNA DE LAS GRANDES SORpresas de los comicios del pasado 13 de marzo fue la elección de Samuel Santander Lopesierra como senador de la Repùbica por la corriente samperista del Partido Liberal. Y la sorpresa fue mayor cuando se conocieron los resultados finales: Lopesierra, con cerca de 40.000 votos, se convirtió en el político costeño con mayor número de electores por fuera de su departamento de origen, superando a tradicionales caciques de la región como Alfonso Campo Soto o Rodrigo Dangond Lacouture.
Aunque desconocido para la mitad de los colombianos, Lopesierra, a sus 33 años, se ha convertido en el nuevo zar del comercio informal en Colombia, comercio que se mueve a través de los llamados sanandresitos y que no sólo genera millares de empleos, sino que mueve miles de millones de pesos. No hay una sola persona en los 50 sanandresitos del país que no conozca a 'Santa' Lopesierra. Su popularidad es mayor en Maicao (La Guajira), su ciudad natal y su centro de operaciones comerciales, donde tiene una forma muy particular de combinar sus labores cívicas con sus actividades políticas.
El nombre de 'Santa' Lopesierra, quien hasta hace pocos años sólo era conocido por los conjuntos vallenatos que no se cansan de nombrarlo en su canciones, produce todo tipo de reacciones: desde la profunda admiración de sus paisanos hasta el proclamado desprecio de sus competidores legales que lo ven como su más peligroso adversario comercial.
"El gobierno debe ser consciente de lo nociva que puede resultar la presencia de Lopesierra en el Congreso de la República. A nosotros nos resulta imposible competir con un señor que, sin pagar un solo peso en impuestos, es capaz de vender cada año unas 200.000 pacas de cigarrillo Marlboro y unas 400.000 cajas de whisky", dijo a SEMANA un vocero de la Asociación Colombiana de Importadores de Licores (Acodil).
De ser cierta esta afirmación, Lopesierra estaría moviendo una cifra cercana a los 70 millones de dólares, es decir, alrededor de 5.600 millones de pesos cada año. La cifra, sin embargo, podría ser exasgerada, entre otras cosas porque Lopesierra no es el único comerciante de cigarrillos y licores de Maicao, una ciudad que se mueve exclusivamente al ritmo del contrabando. El propio Lopesierra dijo a SEMANA que aunque vende una buena cantidad de cajas de cigarrillos, éstas no superan las 15.000 pacas (2.160.000 cajetillas) cada año. De suerte que es, sin duda alguna, uno de los particulares que más vende Marlboro en el mundo.

ECONOMISTA EN ESTADOS UNIDOS
La primera vez que el nombre de 'Santa' Lopesierra se ventiló en público fue a través de una columna de Armando Puyana en el diario El Tiempo, el sábado 10 de marzo, titulada 'Del verdadero capitalismo salvaje'. En ella decía que Lopesierra era "reconocido como el mayor contrabandista de Maicao en licores y cigarillo". Posteriormente, el diario la Prensa publicó una nota en la que llamó a Lopesierra 'El hombre Marlboro', reiterando que se trataba del mayor contrabandista de la Costa. Pero, ¿quién es 'Santa' Lopesierra? En primer lugar, se trata de un comerciante controvertido, ahora metido a político también controvertido que no responde al perfil que se tiene de los comerciantes y políticos guajiros, casi siempre relacionados con grandes parrandas y una alta dosis de derroche. Nacido en Maicao el 16 de noviembre de 1961, educado en el Liceo Cervantes de Barranquilla y graduado como economista, con especialización en finanzas, en South Illinois University (Estados Unidos), Lopesierra no sólo está transformando la manera de hacer política, sino la forma de comerciar en la Costa Atlántica.
Las primeras puntadas como comerciante las dio al lado de su padre, Samuel Lopesierra Bernier, hoy retirado de toda actividad comercial pero vinculado a la política del Partido Liberal. El padre de 'Santa' Lopesierra fue uno de los primeros comerciantes de Maicao, donde instaló, junto con su esposa, Guillermina Gutiérrez, la bodega San José. En esa ciudad nacieron sus cuatro hijos: Samuel Santander, José, Carlos y María del Socorro, quien se casó y reside en la actualidad en Arabia Saudita. Ella fue la persona que recientemente agasajó a la Selección Colombia de fútbol cuando visitó a ese país.
A su regreso a Maicao, hace 10 años, después de terminar sus estudios en Estados Unidos, 'Santa' Lopesierra se puso al frente de los negocios de la familia, pero antes debió convencer a su padre que, incrédulo de su vocación comercial, insistía en convertirlo en un ejecutivo de las compañías carboníferas de El Cerrejón. "El viejo quería verme como un ejecutivo de la Morrison y yo lo que querìa ser era un gran comerciante. Como no me quería soltar las riendas de la bodega, entonces me tocó ser descargador, acomodador y bodeguero, para aprender el negocio desde lo más bajo", dice Lopesierra.
En 1986, 'Santa' montó la primera sucursal de la bodega San José, en Maicao. Un amigo barranquillero le prestó un poco más de 200.000 pesos y junto con otros cuatro trabajadores de confianza de su padre comenzó a levantar el emporio económico que hoy tiene. El negocio prosperó tanto que en la actualidad posee nueve sucursales en Maicao, un almacén de electrodomésticos y un centro comercial, desde donde atiende y surte a los diferentes sanandresitos del país.

LA CARRERA POLITICA
Pero en el caso de Lopesierra el éxito comercial marcha a la par con sus triunfos políticos. Hace ocho años salió elegido por primera vez concejal de Maicao en representación del Movimiento Independiente Liberal (MIL), fundado años atrás por su padre y que estaba a punto de desaparecer por falta de votos. En 1988 consiguió una curul como diputado a la Asamblea con 11.000 votos. Pero en 1990, por diferencias con el entonces gobernador Román Gómez Ovalle, se retiró y volvió a ponerse al frente de sus negocios particulares, sin abandonar lo que él llama su trabajo cívico, que realiza a través de la fundación Nueva Alternativa.
"Yo estaba dedicado a mi empresa y a atender a la gente cuando mi compadre Simón López me convenció de que aspirara al Senado. En dos días hicimos una gira relámpago y logramos el apoyo de todos los sectores liberales del departamento. Ahora hay que luchar por sacar adelante nuestros proyectos en el Congreso, entre ellos el de gestionar la reglamentación de la conversión inmediata de divisas para el comercio en las fronteras", dijo Lopesierra a SEMANA.
Los efectos de la elección de 'Santa' Lopesierra como senador de la República sólo se conocerán en los próximos cuatro años. Es la primera vez que una persona vinculada abiertamente al comercio ilegal entra a ocupar un escaño en el Congreso.
De seguro que para poner en marcha sus propuestas, como convertir a Maicao en un Distrito Fronterizo y Centro Financiero Internacional, deberá superar la resistencia de sus rivales políticos. 'El hombre Marlboro', en todo caso, empezó a cabalgar en el Congreso de la República.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×