Martes, 17 de enero de 2017

| 2015/12/06 13:11

Intolerancia: el hombre que roció gasolina en un bar de Bogotá

El barrio Granada sur vivió una escena terrorífica. Un hombre en estado de embriaguez roció gasolina en un bar con más de 50 personas en su interior. La escena fue dramática.

El hecho ocurrió en la localidad de San Cristobal al sur de Bogotá. Foto: Foto Noticias RCN.

Lo ocurrido en un concurrido bar del barrio Granada Sur, en Bogotá, fue literalmente infernal. De acuerdo con la versión entregada por la Policía Metropolitana, Víctor Alfonso Niño le prendió fuego al establecimiento después de haber sido expulsado del lugar. Según testigos, las razones del incidente tienen que ver con problemas con el administrador.

Las propias autoridades quedaron atónitas por la brutalidad del ataque. Aseguraron que Víctor Niño, después de haber sido echado del bar, volvió con una botella de gasolina, la regó en el piso del establecimiento y sin mediar palabra prendió un encendedor que inició la mortal conflagración.

El hecho dejó 34 personas con quemaduras. El reporte más reciente indica que 13 heridos están todavía recluidos en el Hospital Simón Bolívar, cinco de los cuales permanecen en la unidad de cuidados intensivos. La Policía señaló que el atacante quedó con el 80 % del cuerpo quemado y está bajo observación en la unidad de cuidados intensivos, con custodia policial.

Las primeras hipótesis del hecho indican que el grave episodio se presentó luego de que el hombre de 30 años le tocó la cola a una mujer. La pareja de la joven respondió y lo golpeó. Minutos después, el sujeto regresó a la taberna y esparció el líquido inflamable de manera indiscriminada.

El comandante operativo de la Policía Metropolitana, coronel Luis Benavides, le dijo a medios que esta persona tiene 18 anotaciones por riñas y hurto y por este hecho, "ya hay un proceso judicial en la URI de Molinos".

La comunidad del sector está consternada por lo ocurrido. Vecinos indicaron que los minutos de zozobra que se vivieron en las zonas aledañas al bar fueron “eternos”. En las imágenes captadas por las cámaras de seguridad se ve cómo los asistentes salían corriendo en diferentes direcciones mientras la conflagración aumentaba.

Los familiares de las víctimas están apostados en los centros hospitalarios a la espera de la evolución de sus seres queridos. La tragedia pudo tener mayores proporciones de no ser por la rápida intervención de los bomberos que controlaron el incendio.

Se espera que las familias denuncien el agresor para poder continuar con la causa judicial. Así mismo, los médicos del Hospital Simón Bolívar señalaron que el pirómano tendrá mucho tiempo de reclusión para recuperarse de las quemaduras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.