Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/2009 12:00:00 AM

El 'honorable' congresista

En la casa del senador Alirio Villamizar no sólo encontraron cientos de millones de pesos, sino documentos que mostrarían cómo sacaba porcentaje de cada puesto y cada contrato que concedía.

La mayoría de los colombianos siempre ha pensado que algunos congresistas ganan plata a manos llenas con el tráfico de influencias o el negocio de los puestos. Pero tal vez nunca el país había tenido una demostración tan contundente de ello, como ha ocurrido en los últimos días con el senador conservador Alirio Villamizar. Los hallazgos hechos por el CTI de la Fiscalía en un allanamiento a su casa de Bucaramanga son escandalosos.

Villamizar es uno de los congresistas enredados en la llamada 'Cuello-política'. Es decir, los denunciados por el ex superintentende Manuel Cuello Baute de haber recibido notarías del gobierno como pago por haber dado su voto a favor de la reforma que permitió la reelección del presidente Álvaro Uribe en 2004.

SEMANA reconstruyó en Bucaramanga parte de la historia. El senador llegó de Bogotá, apresurado, para atender el allanamiento ordenado por la Corte Suprema a su casa ubicada en un exclusivo condominio. Los investigadores encontraron una caja fuerte y Villamizar no dio razón de la clave. "Ahí están guardados mis ahorros y aportes de amigos palmeros y avicultores para mi próxima campaña", fue lo único que atinó a decir. Los agentes del CTI la desempotraron, la abrieron a la fuerza y empezaron a extender en el piso decenas de fajos de billetes. Contaron 730 millones de pesos, 13.000 dólares, varios pagarés y escrituras.

Para ese momento del operativo, otros agentes ya habían encontrado agendas y balances contables, que supuestamente dan cuenta de una intrincada madeja de favores y extorsiones del honorable senador. De hecho, los agentes llegaron a esta casa, luego de que Luz Yaneth Rojas, la notaria 11 de Bucaramanga, no soportó las preguntas y envuelta en llanto confesó que buena parte de lo que ella recibía se lo daba al senador. "Hoy justamente le di a la esposa del senador los 50 millones correspondientes al mes", aseguró.

Lo hallado, según lo reveló Noticias Uno, muestra una especie de modus operandi de cobros que hacía el senador a quienes él había ayudado a conseguir puestos en empresas como la Electrificadora, la Lotería, la Beneficencia y el Seguro Social de Santander. Por ejemplo, Nelly Carolina Delgado, una asistente de su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL), le daba el 80 por ciento de su salario. En otro caso, una IPS que consiguió un contrato con el Seguro Social le giró 50 millones de pesos. E incluso aparece el nombre de un candidato a la Cámara, Carlos Alberto Marín, que le habría dado 200 millones de pesos al senador por respaldar su aspiración al Congreso.

Que ahora se conozca que Alirio Villamizar posiblemente exigía dinero a sus recomendados no sorprendió en los mentideros políticos de Santander. En 2001, luego de ser dos veces concejal y tres veces diputado, decidió dar el salto y buscar una curul en la Cámara de Representantes y para ello convocó una reunión en la sede del Partido Conservador en Bucaramanga, a quienes tenían trabajo gracias a que él los había recomendado. Tres de los asistentes le contaron a SEMANA que Villamizar les pidió un aporte. "De ahí todos salimos vacunados con algún porcentaje del salario", afirma el abogado Norberto Moyano, para ese entonces directivo de la Electrificadora de Santander. Como si fuera poco, Villamizar nombró a una funcionaria de la Beneficencia contadora de esa singular operación de clientelismo al debe.

El 11 de agosto de 2004, Moyano y Luis Quiroz Díaz, otro de los afectados, se presentaron ante el notario décimo de Bucaramanga y rindieron una declaración juramentada en la que acusaron de constreñimiento económico al hoy senador. Quiroz cuenta que Villamizar lo nombró en la unidad de trabajo legislativo: "El honorable parlamentario me dijo en forma de lamento que con el fin de amortizar sus deudas le entregara el ciento por ciento del salario que yo estaba devengando y que únicamente me beneficiara de la seguridad social".

Estas denuncias dieron pie a varios procesos ante el Consejo de Estado, la Procuraduría y la Corte Suprema. En las dos primeras, el fallo salió a favor de Villamizar y el de la Corte continúa y se suma a la investigación de la notaría, en la que está llamado a rendir versión libre.

El ex superintendente de Notariado Cuello Baute ha dicho a la Corte: "Era tal la presión que ejercía el senador Villamizar, que en la Superintendencia indagaba por el decreto de creación de la notaría y el decreto de nombramiento. Fue él mismo quien pregonaba que le habían dado la notaría en pago por la causa reeleccionista. En las insistentes llamadas de Bernardo Moreno y (el viceministro Hernando) Angarita terminaban advirtiéndome que la demora de la Superintendencia impedía cumplir un compromiso con un senador impecable en el exitoso curso del proyecto de reelección". Curiosamente, la referencia de Cuello Baute es sobre otra notaría, la del municipio de Floridablanca y no la número 11 de Bucaramanga.

Alirio Villamizar es hoy vicepresidente del Partido Conservador. Su última pirueta política lo llevó de un apoyo irrestricto a la candidatura de Andrés Felipe Arias al respaldo ciego del referendo. "Él creía en el proyecto al principio y de hace cuatro meses para acá dejó de creer. Nunca me pidió nada a cambio", dijo Arias cuando la prensa le indagó por un subsidio de 496 millones de pesos no reembolsable que en su época de ministro de Agricultura se le autorizó al hijo de Villamizar.

La cercanía del senador al gobierno en los últimos meses era tal, que fue el encargado de anunciar la oferta de la Casa de Nariño de ponerles abogados a los congresistas que tenían miedo de votar el referendo por la investigación que les sigue la Corte por prevaricato. Ahora curiosamente, él es el primero en necesitar tal asesoría.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.