Martes, 16 de septiembre de 2014

| 2013/03/21 00:00

El inesperado capítulo de ‘Tres caines’

La serie de RCN ha levantado ampolla en un sector de la audiencia. El canal habla de “campaña sucia”.

. Foto: Cortesía www.canalrcnmsn.com

Aunque ‘Tres caines’ no es la primera serie que pretende relatar la violencia y las luchas de poder que se dan en la historia reciente de Colombia, sí es la primera que puede llegar a tener una amplia ‘sanción social’ por cuenta de sus propios televidentes.

La serie pretende contar una parte de la historia del paramilitarismo, pero enfrenta una situación muy difícil porque navega entre la realidad y la ficción, donde la línea que los separa es muy delgada.

Algunos televidentes simplemente disfrutan de un espacio de entretenimiento que se supone brinda la televisión en su horario prime time, pero quienes protestan se cuestionan sobre el tratamiento que se la da a problemáticas históricas, complejas y cercanas al país, como es el caso del paramilitarismo en Colombia.

Desde Maria Victoria Uribe, miembro del grupo de Memoria Histórica de la Comisión Nacional  de Reparación y Reconciliación, hasta expertos en televisión como Ómar Rincón (ver programa) y académicos (ver artículos) han expresado su descontento y manifestado sus argumentos en contra de la serie.

Pero lo que puede estar poniendo en duda la continuidad de la serie es la iniciativa que la semana pasada surgió en redes sociales con el nombre de ‘Noen3Caines’ . El grupo en Facebook ya superó los 7.000 miembros y la propuesta ha dejado en ascuas al canal RCN pues ha pasado de ser una simple protesta a tener verdaderos efectos como el que algunos anunciantes retiren o desplacen la pauta del programa.


La campaña

Andrés Ochoa, uno de los líderes de la iniciativa, le contó a Semana.com de dónde surgió la idea y los efectos que ha tenido.

“Daniel Naranjo y yo somos profesores de mercadeo, estábamos preocupados por el tipo de contenidos que se estaban mostrando, manifestamos esa inconformidad a otro grupo de personas y buscamos una estrategia de protesta en contra del alto contenido de violencia que se está viendo en el prime time de los canales privados colombianos. Decidimos buscar una estrategia que de verdad tuviera un efecto en la transmisión, en este caso de la telenovela ‘Tres caines’”.

Según Ochoa, manifestarle su inconformismo al canal no generaría más que una respuesta de “esto da rating y es lo que la gente quiere ver”, si acudían al Estado la respuesta sería que ellos no pueden interferir en la libertad de expresión, en su opinión los libretistas tampoco tienen la culpa, de manera que decidieron acudir a los anunciantes, quienes, en últimas, financian los proyectos.

La experiencia española

De hecho, este tipo de manifestaciones no es la primera vez que ocurren en el mundo. Ochoa indica que para su propuesta se basaron en el caso del programa de televisión español ‘La Noria’, en octubre 2011, programa que finalmente terminó por salir de emisión ante la particular forma de protesta de su audiencia.

Todo se originó por una entrevista a la madre de un joven que encubrió el asesinato de una mujer española en 2009. El escándalo se desató cuando se conoció que se pagaron 10.000 euros por las declaraciones exclusivas. Inmediatamente el periodista y bloguero Pablo Herreros inició una campaña desde su blog para pedir la retirada de los anunciantes del programa.

Nadie preveía la bola de nieve que se venía encima. Hubo una respuesta sin precedentes por parte del público en las redes sociales, de manera que se hizo suficiente presión como para que grandes marcas como Nestlé, Bayer, Bimbo, Mercedes Benz, entre muchas otras, retiraran su pauta.

‘La Noria’ llegó a emitirse íntegramente sin publicidad y después de muchos traspiés dejó de emitirse el 25 de abril de 2012.

Los anunciantes

Ochoa dice que buscan replicar la misma experiencia en Colombia. “Queremos acudir a las marcas y decirles: su misión y su marca no tienen nada que ver con esto, no tienen por qué pautar en un espacio que atenta contra su imagen”, afirma.

Con piezas publicitarias en su cuenta de Twitter y en su grupo en Facebook, y con mensajes directos a las empresas anunciantes, aún no se sabe si la campaña logrará su objetivo, pero sí está llamando bastante la atención.

Andrés Ochoa asegura que Auteco, Ésika, Winnie, Falabella, Nivea y Efecty decidieron retirar o mover para otros espacios su pauta. RCN afirma por su parte que no es cierto que esto se haya hecho efectivo.

Estas son algunas de las respuestas de los anunciantes en las redes sociales:


Aún se esperan las respuestas de Fruco, Tigo, Claro y Éxito. La expectativa está puesta también en la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline (Dolex, Sensodine, Corega), cuya matriz ha declarado que nunca apoya programas violentos. Habrá que ver qué decisión toma su filial en Colombia. 

RCN, sorprendido

En esta gran discusión aún hay mucha tela por cortar y es que una pregunta que podría surgir es ¿por qué esta campaña no se hizo en otros programas como ‘El capo’, ‘Las muñecas de la mafia’, ‘Sin tetas no hay paraíso’, ‘El cartel de los sapos’ o ‘Escobar, el patrón del mal’?

Ochoa brinda un respuesta sencilla: “esta fue la gota que derramó el vaso, no es que tengamos algo en contra de RCN, simplemente antes no sabíamos como hacer una campaña de verdad efectiva, el doliente de turno fue ‘Tres caines’, esto no fue premeditado”

Gustavo Bolívar, libretista de la serie de los hermanos Castaño, dice que tal vez la respuesta de los líderes del movimiento puede ser cierta y que esto no fue premeditado. “La gente está en libertad de expresar lo que le gusta y lo que no”, señala. Para el guionista, el problema está en la doble moral de las empresas: “Le puedo decir una cosa, desde que hice ‘Pandillas, guerra y paz’, hay anunciantes que deciden no pautar porque no los convence estar en ese espacio, eso no es nuevo, pero muchos de los que pautaron aquí sí pautaron en ‘Escobar, el patrón del mal’ (de canal Caracol), eso es doble moral”.

La reacción del libretista fue tan dura que publicó un fuerte tuit en contra de Falabella


El libretista y vicepresidente de Productos de RCN Televisión, Fernando Gaitán, le manifestó a Semana.com que no le sorprende que la serie haya generado inconformismos. “Lo que sí nos sorprende es la actitud de muchos de los anunciantes que están censurando nuestro producto”.

Gaitán, quien fue libretista de éxitos como ‘Café con aroma de mujer’ y ‘Yo soy Betty, la fea’ afirma estar “inconforme” pues nunca antes se había presentado una situación similar con ninguno de los productos que los canales colombianos han realizado sobre la violencia en el país. “Me sorprende aún más que no han dejado avanzar la serie, ya dicen que es una apología al delito”, afirma.

Ochoa, por su parte, cree que lo que se transmite en ‘Tres caines’ no es historia, que las personas no pueden tener claro donde termina la realidad y comienza la ficción. Además, “esta no es la forma de mostrar esta versión en la televisión abierta, se vulneran los derechos de muchas familias y los niños crecen con imágenes que no les son apropiadas”.

Añade que “en cine hay restricciones: no todos van a cine, hay un mínimo de edad para ingresar y hasta el dinero puede ser una limitante. En la televisión cualquiera puede tener acceso a este producto”. Sin embargo, al consultar la parrilla de RCN, la serie se emite a las 9:30 p. m., horario reservado para las series con contenido para adultos según los entes reguladores de la materia.

Habrá documental

Por su parte, a Gustavo Bolívar le preocupa que la gente esté pensando que el libreto representa su ideología. “Tengo que poner a dialogar unos personajes, yo no soy el que digo que la izquierda debe acabarse. Yo no convierto en héroes a los Castaño. Quién crea esto definitivamente es porque tiene un problema mental”.

A su vez, Gaitán asevera que todo lo que cuenta Gustavo Bolívar está sustentado en investigaciones de fondo, el canal jamás hubiera autorizado la transmisión de una serie sin sustento. “Aquí nos pasa como en Alemania. Cada vez que se saca algo sobre Hitler la gente protesta porque todo lo ven como apologético”.

Aunque Fernando Gaitán asegura que hubiera preferido que la polémica se diera más avanzada la serie, dice que RCN está dispuesto a responder y que están abiertos a los debates.

“Esto levantó mucha ampolla, queremos darle voz a los que se sienten afectados. Vamos a realizar un documental sobre los Castaño y lo compararemos con lo que muestra la serie. Abriremos todos nuestros programas periodísticos para debatir y discutir este tema”.

Gaitán afirma que aunque suene un poco tendencioso, para RCN es claro que en el fondo de toda esta polémica hay una “campaña sucia”, pero afirma que ‘Tres caines’ se seguirá transmitiendo. Los activistas de ‘Noen3Caines’ aseguran que no hay intenciones políticas, ni de ningún otro tipo detrás de esto, insisten en que simplemente piensan en sus hijos.

La polémica está servida. Lo que sí está claro es que por más bueno que sea un producto, si todos los anunciantes se retiran, está casi que condenado a la desaparición.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×