Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2013 12:00:00 AM

El investigador que combatió la mafia y fue vencido por Colpensiones

Elkin Rodríguez trabajó 30 años por la justicia y ahora, con una enfermedad terminal, no le reconocen la pensión.

La mafia de Medellín no le ganó la guerra al investigador del CTI Elkin Rodríguez, pero Colpensiones lo tiene ahora reducido. Tiene 57 años, dedicó la mayor parte de su vida a la investigación judicial y ahora está a punto de morir.

Desde 1978 se vinculó a la Secretaría de Gobierno de Medellín. Trabajó inicialmente como escolta y luego pasó a investigar robos de vehículos. Eran tiempos difíciles. En los años en que afloró el narcotráfico, cualquier sicario vinculado a la mafia se creía con derecho de robarse un carro y andar en él como si nada. Los investigadores tenían la riesgosa misión de recuperarlo.

Después de 1991, Rodríguez pasó a la recién creada Fiscalía como investigador judicial. Además de perseguir el hurto de vehículos, tenía que hacer levantamientos de cadáveres y esclarecer muertes durante la sangrienta guerra mafiosa que vivía Medellín.

En su carrera vio caer muchos compañeros cumpliendo con valentía su trabajo. Otros terminaron comportándose igual a los maleantes que debían perseguir y fueron a dar a la cárcel o murieron en su ley. El investigador Elkin Rodríguez sobrevivió y se mantuvo en su cargo sin reveses y sin novedades en su hoja de vida. Algunos compañeros lo reconocieron como un líder.

En el 2008, cuando ya aplicaba la Ley de Justicia y Paz, lo enviaron a Urabá para investigar las secuelas del paramilitarismo en esa región. La labor no era sencilla. Debía documentar los crímenes del bloque bananero. Tenía que recorrer vastas zonas por tierra y agua y los quebrantos de salud empezaron a llegar. Pidió insistentemente un traslado que nunca llegó para un cargo de oficina.

Un día del 2011 apareció en su cuello un tumor. El grave diagnóstico fue un cáncer en la amígdala que ya le había afectado el pecho y la cabeza. Debió someterse a un agresivo tratamiento de quimioterapia y luego de siete días terminó con diarrea y vómito de sangre. A su enfermedad se sumaron ahora problemas renales. El cáncer siguió creciendo y apareció una metástasis en los pulmones.

El investigador Elkin Rodríguez no pudo volver a trabajar. Su incapacidad es del 66 por ciento, y de 80 kilos que pesaba, bajó a 40. A pesar de que sigue vinculado a la Fiscalía, el último salario que recibió fue en noviembre del 2011 porque por su incapacidad no puede ir a trabajar.

Entonces empezó la interminable lucha por su pensión de invalidez. El gerente seccional en Antioquia de Colpensiones, Jairo Hernando Zuluaga, se la negó. Dice que no sabe si tiene que reconocérsela porque el investigador estuvo antes en un fondo privado. Efectivamente, Rodríguez cotizó inicialmente en otro fondo, pero desde el 2006 pasó al Seguro Social, ahora Colpensiones, y desde ese año la Fiscalía le desembolsa sus aportes.

En una carta desesperada, Rodríguez le pidió a Graciela Yáñez, directora administrativa de la Fiscalía en Medellín, que le envíe por lo menos la mitad de su salario, que se lo paga cuando le salga la pensión. Y ella tampoco accedió.

El pronóstico más optimista dice que Elkin Rodríguez vivirá seis meses más. Mientras tanto, sus amigos y su compañera hacen aportes mensuales de sus salarios para ayudarlo a llevar la enfermedad en lo poco que tiene de vida. El investigador ya no es capaz de hablar, pero entre lo último que le han oído decir es que "trabajé toda la vida para terminar los días con los bolsillos vacíos, sin tener con qué comprar una botella de agua".

Colpensiones sigue con la duda de si debe reconocerle la pensión. Rodríguez sigue sumándole débiles alientos a su vida. Y sus amigos y su compañera siguen alimentando la admiración y el cariño que le tienen a un hombre que enfrentó a las mafias y fue vencido por la tramitología del Estado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.