Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2014 12:00:00 AM

El invidente que aspira a la Corte Constitucional

Carlos Parra Dussán, ciego desde niño, busca ser nominado magistrado de la alta corte.

Mientras lo común en la sociedad colombiana es que sean discriminadas las personas en condición de discapacidad y que ellas deban acudir a acciones judiciales como la tutela para que se les reconozcan sus derechos, es significativo que un abogado invidente aspire a convertirse en magistrado de la Corte Constitucional.

Se trata de Carlos Parra Durán, quien optará por quedarse en el cargo que dejó vacante el magistrado Alberto Rojas Ríos. El jurista es titulado de la Universidad del Rosario, doctor en Derechos Fundamentales de la Universidad Carlos III de Madrid (España) y especialista en Derecho Constitucional, del Centro de Estudios Constitucionales del país europeo.

Actualmente, hace parte del Comité de Seguimiento de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU. Así mismo ha sido presidente del Comité Paralímpico Colombiano, Consejero Nacional de Discapacidad, representante del Comité de Lucha contra la Discriminación por Razones de Discapacidad de la OEA y profesor investigador de distintas universidades, entre otros.

En diálogo con Semana.com, Parra indicó que de llegar a la Corte Constitucional, sería “la oportunidad de implementar su doctorado en Derechos Fundamentales, labor que hace la Corte, adoptando sus posturas jurídicas de contenido social, contribuyendo al desarrollo jurisprudencial del país”.

Indicó que su condición le da mayor entendimiento para ocupar un cargo en el que defienda los derechos fundamentales de todas las personas, especialmente de las personas en condición de discapacidad.

“Mis logros son fruto de una profunda constancia y dedicación por el trabajo en realidad. Ser invidente no es una dificultad, pues me desempeño con éxito como investigador, como catedrático, como funcionario, como columnista y desde luego, como comisionado de Naciones Unidas” indicó.

Parra ha publicado siete libros, aproximadamente 50 artículos científicos y casi 200 columnas para un medio colombiano. No deja de afrontar su situación con algo de humor y paradoja: “A mí sí me consta que la justicia muchas veces es ciega”.

Teniendo en cuenta de que no hay antecedentes de una situación similar en las altas cortes colombianas, la pelea para ser nominado en el Consejo de Estado quizá le sea más difícil. Habrá que ver si, de nuevo, vence la adversidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.