Miércoles, 1 de octubre de 2014

| 2013/07/14 00:00

El joven borracho que conducía por Bogotá a 160 kph

Las familias de las dos mujeres fallecidas exigen justicia y duras normas para prevenir estos accidentes.

El joven se encontraba en alto grado de alicoramiento.

En este momento hay tres familias en Bogotá que sufren un doloroso drama por la explosiva mezcla de alcohol y velocidad: una de ellas con un hijo que se enfrenta a varios años de cárcel y las otras dos sepultando a sus dos hijas. Fabio Andrés Salamanca Danderino, de 23 años, a bordo de un Audi, y con grado tres de alcohol embistió al taxi en el iban como pasajeras Ana Eduvina Torres, de 25 años, y Diana Milena Bastidas, de 26, quienes murieron por el fuerte impacto.

Las familias de las dos muchachas exigen una condena ejemplar para Salamanca Danderino aunque creen que su tragedia no debe ser un caso aislado. "Es urgente que en el país haya medidas drásticas para evitar que la gente conduzca embriagada", coinciden varios de sus seres queridos. A la velocidad que iba era casi imposible que no hubiera ocurrido una tragedia. Según los primeros reportes de los peritos que asumieron la investigación, el joven alcanzó la velocidad de 160 kilómetros por hora.

En el accidente, que ocurrió en la madrugada del viernes en la calle 26 con carrera 30, uno de los puntos de más tráfico de la capital, también resultó gravemente herido el taxista Josman Iván Cangrejo, a quien los médicos le diagnosticaron una grave lesión vertebral.

El dolor para la familia Salamanca Danderino también es profundo. En sus primeras declaraciones han dicho que colaborarán con las autoridades. Por ahora, están perplejos. Su hijo se había graduado recientemente de Ingeniería Industrial de La Universidad de Los Andes.

La cárcel ahora está ante sus ojos. "Así como uno coge un arma y le dispara a otro, si uno está embriagado y se sube a un auto está cometiendo un acto de homicidio”, dijo el secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo.

Ana Eduvina Torres Morales, de 25 años de edad, y Diana Milena Bastidas de 26

En esta lamentable historia se dan otras paradojas. Ana Eduvina Torres y Diana Milena Bastidas eran también ingenieras. En su caso, se habían especializado en Sistemas y trabajaban para la empresa Local Systems que, a su vez, servía al Banco BBVA. Ambas habían sido ascendidas de cargo y Ana entraba a reemplazar a Diana Milena quien saldría a vacaciones. Las dos jóvenes se transnocharon haciendo el empalme. Tomaron el mismo taxi pedido por la oficina para irse a sus respectivas casas.

A  la 1:22 a.m., cuando el vehículo atravesaba la carrera 30, fue embestido por Salamanca Danderino quien iba en una camioneta Audi de placas RBQ 712. El choque fue tan fuerte que el taxi quedó a 200 metros del sitio del impacto.

Ana Eduvina Torres era graduada de la Universidad de Cundinamarca, Diana Bastidas de la Universidad Autónoma y Salamanca Danderino de la Universidad de Los Andes. Tres familias, tres universidades, tres ingenieros que por culpa del alcohol y la velocidad viven de distinta manera una tragedia inmensa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×