Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/1999 12:00:00 AM

EL JUICIO

Una mujer decidirá la suerte de los primeros acusados en el caso de Alvaro Gómez.

El miercoles de esta semana comienza la audiencia pública contra 14 de las personas
acusadas por la Fiscalía en la investigación por el homicidio de Alvaro Gómez. Y la complicada tarea de
conducir el juicio y de dictar sentencia le corresponderá a una mujer: Lester María González Romero, una
cartagenera que ha dedicado 20 años de su vida a impartir justicia.
La importancia del juicio es enorme porque es la primera vez en Colombia que un magnicidio podría salir de la
impunidad. Consultada por SEMANA, la juez dijo que ya estudió los 280 cuadernos que conforman el
expediente JR 4152 y que está lista para que empiece el juicio. "Estoy tranquila. No me importa no tener
reserva porque la decisión será a conciencia y en derecho". Y negó haber recibido cualquier tipo de
amenaza.
Si todo sale bien, según la juez, en dos meses el país conocerá su veredicto: "Todos tienen derecho a que
se les defina rápido su situación y a esto hay que ponerle punto final". Reconoció que son muchos los
intereses que rodean este caso en particular, pero aclaró que para ella se trata de un proceso más: ''El tinte
político no entra en este despacho".
La juez dijo que ya conoce bien a los personajes que tendrá en frente. "He leído lo que han dicho en sus
indagatorias y ya conozco su personalidad". Aseguró, sin embargo, que sólo hablará de ellos el día en que
se siente a escribir la sentencia. Y aclaró que se debe tener en cuenta que varios están implicados en más
de un proceso y que su situación no depende tan sólo del tema de Alvaro Gómez.
El caso que tendrá que resolver la juez se compone en realidad de cuatro procesos acumulados: el
atentado contra el abogado defensor del ex presidente Ernesto Samper, Antonio José Cancino, el 27 de
septiembre de 1995; el homicidio de Alvaro Gómez, el 2 de noviembre de 1995; el homicidio de Juan Pablo
Rojas, el 23 de febrero de 1996, y el asalto a la corporación bancaria Concasa, el 26 de abril de 1996.
De todas manera el caso Gómez será el que domine las audiencias. Y ella lo sabe. No en vano en las últimas
horas llegaron a su despacho 240 cuadernos con la acusación contra los hermanos Henry y Omar Berrío
Loaiza y Franklin y Carlos Alberto Gaona Ovalle, que según las autoridades fueron los encargados de la
organización del homicidio del líder conservador.

Algunos acusados
Estos son algunos de los acusados y los hechos por los que fueron llamados a juicio.

GUSTAVO ADOLFO JARAMILLO, alias 'Tavo'.
Según las autoridades, participó en el atentado contra Antonio José Cancino, en el homicidio de Gómez
Hurtado, en el asalto al banco y en la muerte del joven en La Calera. En su testimonio Luis Eduardo Rodríguez
Cuadrado, quien participó en el caso Cancino, afirma que Jaramillo y Luis Fernando Jutinico lideraron lo del
jurista y lo de Gómez Hurtado. Varios testigos reconocieron a 'Tavo' como una de las personas que
obstaculizó la salida del carro de Gómez Hurtado en el momento del atentado. Otros aseguraron que lo
vieron merodeando por los lados de la Universidad Sergio Arboleda poco antes del crimen. Y otros que tenía
una candonga en su oreja. Nadie, sin embargo, lo vio disparar. Y según la defensa, Jaramillo no usa aretes ni
tiene perforaciones en sus orejas. Jaramillo afirmó en la Fiscalía que estaba fuera de Bogotá el día del
atentado.

HERMES ORTIZ DURAN, alias 'Pastel'.
Según los investigadores, participó en los atentados en contra de Cancino y de Gómez. Un testigo aseguró
que Ortiz era uno de los líderes. Según dicho testigo, Ortiz estuvo encargado de los actos previos a los
atentados. Varios mensajes de bíper lo delatan como organizador de la banda. Uno de ellos decía: "Hermes
la fiesta con Cancino no salió. Además nosotros le dijimos que no iba a ser fácil". Su defensa dice que era un
simple dueño de un taller de mecánica y que conoció a 'Tavo' porque le arreglaba la moto.

HECTOR PAUL FLORES Y MANUEL MARIANO MONTERO
Fueron los primeros capturados dentro del proceso de Alvaro Gómez. Su detención se produjo en Sincelejo,
Sucre. El testigo Carlos Alberto Lugo le dijo a la Fiscalía que ellos participaron en el asesinato de Gómez.
Al parecer integraban grupos de paramilitares en esa zona. Los sindicados aseguran que nunca habían
estado en Bogotá y que ese día se encontraban en el entierro de un familiar. Según los investigadores, las
versiones se contradicen.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.