Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/25/2010 12:00:00 AM

El justiciero

Alejandro Ordóñez. Procurador General de la Nación.

El procurador Alejandro Ordóñez es uno de los personajes de 2010 porque repartió destituciones, literalmente, a diestra y siniestra. No le tembló la mano para destituir a figuras con trayectoria electoral como el gobernador del Valle, Juan Carlos Abadía –por participar en política a favor de un candidato consentido del uribismo–, y Piedad Córdoba –por extralimitar sus funciones en los contactos con las Farc–. A los dos los dejó fuera del juego político por más de diez años. Ordóñez, además, dejó confundidos a sus críticos que lo tildaban de uribista. A diferencia de 2009, cuando se abstuvo de sancionar al ex ministro Sabas Pretelt, este año destituyó al embajador en Italia por la yidispolítica, también al ex secretario general de Presidencia Bernardo Moreno y a varios ex directores del DAS por el escándalo de las chuzadas ilegales. El Procurador, así, le metió el diente sin miramientos a casos muy sensibles para la opinión pública. Sin embargo, eso no impidió que siguiera despertando polémicas en sectores que consideran que un católico extremo, como él, tome decisiones no exentas de ideología.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.