Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/5/1996 12:00:00 AM

EL LABERINTO DEL CORONEL

SEMANA resume los distintos puntos sobre los cuales el coronel Germán Osorio, ex edecán de la Presidencia de la República, tendrá que hacer claridad ante la Fiscalía en los próximos días.

Al cierre de esta edición, el coronel de la Policía, Germán Osorio Sepúlveda, había empacado maletas en Roma, Italia, y se disponía a regresar a Colombia. Al controvertido oficial no le espera un jardín de rosas. Tendrá que aclararle a la Fiscalía una serie de señalamientos que han surgido en desarrollo de las investigaciones por el asesinato de Elizabeth Montoya de Sarria, la famosa 'Monita retrechera', y de la financiación de la campaña presidencial de 1994. Casi cinco meses después de su precipitada salida al exterior, Osorio deberá enfrentar los crecientes rumores -ya consolidados en informes de inteligencia de algunos organismos de seguridad- sobre la posibilidad de que esté en marcha un complot para atentar contra su vida. Los siguientes son los principales asuntos sobre los que el coronel tendrá que arrojar suficientes luces si desea salir airoso en esta dura prueba. Habrá que esperar a que se conozcan sus respuestas para saber qué destino le espera al ex edecán de la Presidencia de la República.
Extraña visita
El coronel de la Policía Germán Osorio Sepúlveda tendrá que explicarle a la Fiscalía General de la Nación por qué razón estuvo en la joyería Andy Ross el día 31 de enero pasado, preguntando por el paradero de Elizabeth Montoya de Sarria, quien fue asesinada al día siguiente. La Fiscalía conoció esta información por intermedio de la dueña de la joyería, Ana Ross, quien la semana pasada rindió una declaración juramentada ante los investigadores que tienen en sus manos el esclarecimiento del asesinato de la famosa 'Monita retrechera'.
Ampliación de Medina
Cuando Santiago Medina rindió por primera vez indagatoria ante los fiscales sin rostro, señaló que Osorio era el puente entre Elizabeth Montoya y el candidato Ernesto Samper. La semana pasada, casi un año después de estas afirmaciones, Medina volvió a colaborar con la Fiscalía y durante nueve horas precisó nuevos datos sobre Osorio y la investigación sobre la 'Monita'. Según Medina, el oficial fue la persona que sirvió como mensajero para el traslado de la Costa Atlántica a Bogotá de 500.000 dólares en efectivo que le enviaron a la campaña presidencial el dirigente político de La Guajira Samuel Santa Lopesierra, más conocido como el hombre Marlboro, y Erick Manzur, uno de los mayores contrabandistas de cigarrillos en América Latina y el Caribe. El ex tesorero de la campaña samperista agregó que ese medio millón de dólares nunca ingresó a la contabilidad de la campaña.
Vía celular
En la declaración que rindió ante la Fiscalía el 24 de noviembre de 1995 el oficial dijo que la última vez que había hablado con Jesús Sarria Agredo fue en septiembre, dos meses atrás, cuando éste lo llamó a la Casa de Nariño para preguntarle sobre cómo estaba la situación. Sin embargo los investigadores encontraron que en realidad Osorio había hablado con Sarria una semana antes de su declaración ante los fiscales sin rostro. Para la Fiscalía, Osorio no habría dicho toda la verdad porque, en desarrollo de la investigación por la muerte de Elizabeth Montoya de Sarria, se descubrió que entre el 17 de noviembre y el 11 de diciembre del año pasado al teléfono celular número 933324710, del oficial, entraron cinco llamadas de Jesús Sarria, propietario del celular número 932169288.
Relaciones peligrosas
Luis Fernando Farfán, un ex piloto al servicio de Jesús Sarria y quien decidió colaborar con la justicia, también ha aportado abundante información sobre las relaciones entre el coronel Osorio y los Sarria. En sus cuatro primeras declaraciones juramentadas Farfán dijo que el oficial de la Policía era el relacionista público de los Sarria. Agregó que en las reuniones sociales Elizabeth Montoya y Jesús Sarria se ufanaban de que habían logrado colocar a Osorio en el palacio presidencial porque lo necesitaban como "enlace con el presidente Samper". El testigo sostuvo que los Sarria "servían de razoneros de parte de los otros altos jefes del cartel de Cali y utilizaban al oficial con ese fin". SEMANA estableció que Farfán rindió una quinta declaración ante los fiscales sin rostro, en la cual precisó detalles sobre la relación de los Sarria con Osorio.
Que sí pero que no
Otra de las posibles contradicciones de Osorio tiene que ver con su relación con la familia Sarria. En su declaración ante la Fiscalía en noviembre del año pasado, el oficial señaló que había conocido a Elizabeth Montoya como a mucha gente en la campaña, pero que no se podía decir que hubo una amistad entre ellos. "Nunca estuvimos a manteles ni en reuniones". Pero tras la muerte de Elizabeth Montoya, en febrero de este año, Osorio cambió su versión. En una declaración a los medios de comunicación dijo: "Era una señora muy casera, muy pendiente de sus hijos. Nunca la vi por fuera de su casa". Los investigadores esperan que el ex edecán aclare cuál era la verdadera relación con la 'Monita retrechera' pues habrían hallado evidencias que demostrarían una relación muy estrecha entre los dos.
Visitas a Ortiz
Otra de las posibles inconsistencias en las que pudo haber incurrido Osorio tiene que ver con su declaración del 24 de noviembre de 1995, cuando le dijo a la Fiscalía que nunca realizó gestión alguna para obtener recursos o donaciones para la campaña presidencial de Ernesto Samper. Sin embargo a la Fiscalía le ha llamado la atención que en una entrevista concedida a la revista Cambio16 el supuesto narcotraficante Guillermo Ortiz, quien colaboró con la campaña presidencial en el centro del país, dijo que había conocido a Osorio porque era el jefe de seguridad de Samper. "Me pedía ayuda para la gasolina de los carros. Y yo lo hacía. Sí, iba mucho a mi oficina a tomar tinto. Decía que la campaña estaba dura".

La 'Monita' en la posesión
El testigo secreto de la Fiscalía se refirió en detalle a la asistencia de Elizabeth Montoya de Sarria a la posesión de Ernesto Samper el 7 de agosto de 1994. Corroboró que la Montoya había sido una de las invitadas especiales al acto en la Casa de Nariño. De acuerdo con su declaración, Elizabeth Montoya se entrevistó ese día en una oficina de Palacio con el mayor Germán Osorio, entonces jefe de seguridad del Presidente. En esa charla también estuvieron presentes, entre otras personas, el hoy testigo de la Fiscalía. Al terminar la ceremonia el mayor Osorio ordenó el traslado de la mujer a su residencia en un carro oficial.
Línea directa
La investigación sobre las comunicaciones telefónicas entre Jesús Sarria, Elizabeth Montoya, sus guardaespaldas Jorge Enrique Jaimes y Darío Quiroz, y el coronel Osorio, ha demostrado que fueron permanentes. Después de revisar los recibos de las cuentas de los celulares de estas cinco personas los investigadores descubrieron que entre noviembre del 95 y finales de enero de este año se produjeron más de 50 llamadas entre los Sarria, sus guardaespaldas y el coronel Osorio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.