Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/26/2013 12:00:00 AM

El lío que enfrenta el padre ‘Chucho’

Vecinos de la parroquia se quejan de sus eventos en espacio público. Él, reta a las autoridades.

La misa, ese sagrado momento para el mundo católico, se ha convertido en una pesadilla para algunos residentes del Barrio Castilla en Bogotá. Allí, en un parque público, más de 600 personas se reúnen un día a la semana para escuchar la palabra del sacerdote Jesús Hernán Orjuela, más conocido como el padre ‘Chucho’.

Buena parte de los feligreses llegan en carros particulares e invaden este sector residencial, lo que ha limitado la movilidad y además ha perturbado la tranquilidad de decenas de vecinos que el día domingo aprovechan para descansar.

El caso ha prendido las alarmas porque la Alcaldía de la localidad de Kennedy ha recibido quejas de vecinos del lugar donde se realizan las misas. El alcalde inició una investigación preliminar para determinar hasta dónde el ‘Padre Chucho’ está violando normas del ordenamiento del espacio público.

Si bien el alcalde ha actuado con cautela y con respeto, el sacerdote, quien oficia como párroco de la iglesia de ese barrio, ha subido el tono con sus respuestas. Hace pocos días en una entrevista para Noticias Uno, no sólo retó al alcalde local Luis Fernando Escobar, sino al mismo alcalde Petro y al presidente Juan Manuel Santos.

“Y que venga el alcalde para ver si me va a sacar. Al alcalde Petro y al presidente Juan Manuel Santos y al que esté: los respeto pero a ellos no les pediré permiso”, dijo a Noticias Uno delante de sus fieles seguidores.

Pero tal vez el ‘padre Chucho’ no podrá estar por encima de la ley. En diálogo con Semana.com el alcalde local Escobar aseguró que no toma las palabras del sacerdote como un tema personal. Dejó en claro que el religioso está tomando un papel que no le corresponde y que el tema que se ha presentado es contra los ciudadanos. “Él debe apegarse al ordenamiento legal”, afirmó.

Además, Escobar dejó en claro que ese tipo de reuniones al aire libre requieren de una regulación y un manejo de riesgo para evitar situaciones desafortunadas. Y para ello, dice el mandatario local, debe operar el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (Fopae).

Escobar dice que hace pocas semanas envió una comunicación a esta entidad para conocer si ésta tiene en marcha algún plan de contingencia para este evento dominical, pero hasta ahora no ha recibido respuesta.

El alcalde es paciente y cauteloso y a simple vista se nota que no quiere una confrontación. “Esperamos que se dé un diálogo con sensatez. No hemos tenido una conversación con él (sacerdote). Él reaccionó ante la queja de la comunidad. Estamos en el proceso de indagación preliminar. Vamos a requerirle para que entregue su explicación”, concluyó.

Pero mientras esto ocurre, es posible que ‘Chucho’ no dé marcha atrás. Por el tono con el que ha respondido y con el que se ha atrevido a retar a la autoridad administrativa de la localidad, donde tiene asiento su parroquia, es probable que siga con sus sermones sin importarle que, mientras unos lo aplauden, otros se molestan por perturbar el orden y la tranquilidad de un sector de la capital.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.