Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/19/2014 12:00:00 AM

El magistrado que dilata el proceso del procurador

Acusan a Marco Antonio Velilla de usar maniobras para meter en el congelador el caso de Ordóñez.

Hace algunos meses la posible salida del procurador Alejandro Ordóñez provocó un terremoto político en el país. En ese momento, muchos dieron como un hecho que el Consejo de Estado fallaría en este sentido la demanda que llegó allí contra el jefe del Ministerio Público. El argumento central pasaba por considerar que su elección tuvo vicios.

Pasaron los días y el tema cayó en el olvido. El proceso perdió protagonismo no sólo en el país, sino llamativamente en ese tribunal. ¿Por qué? Semana.com corroboró que un grupo de magistrados ha hecho esfuerzos de todo tipo para que el tema tenga un lento desarrollo. Ellos serían, según las fuentes del alto tribunal, Marco Antonio Velilla, Alfonso Vargas Rincón y Susana Buitrago, quienes se han convertido en los más fieles escuderos del procurador en los distintos debates.

Más allá de las discusiones en pro y en contra de Ordóñez, hay un hecho nuevo que causó zozobra entre los togados. Semana.com conoció en exclusiva que el origen de la situación está en una misiva escrita por el magistrado Velilla y entregada, de manera privada, a cada uno de 24 compañeros.

En el documento, entregado el pasado 7 de octubre, Velilla plantea un sinnúmero de supuestas “irregularidades” en el proceso que se adelanta allí sobre el procurador. Y advierte que esas anomalías las deja “en consideración para análisis, discusión y decisión”.

En el texto, el magistrado hace un duro ataque contra uno de sus compañeros. Así, por ejemplo, contra la presidenta de esa corporación, María Claudia Rojas, le dice que “a pesar de la manifestación de su impedimento (su hijo trabaja en la Procuraduría) para participar en el proceso, no se retiró del recinto, e incluso participó en la sesión”. Se refiere a una de las salas donde se abordó el tema.

Velilla ataca por otros lados. A su colega Alberto Yepes, quien desde el principio tuvo el ‘timón’ del proceso, lo señala de haber omitido lo dispuesto por la corporación el día 15 de julio, donde se definió que la ponente debía ser la magistrada Susana Buitrago.

Según Velilla, Yepes le envió una carta al magistrado Carlos Zambrano, quien le sigue por orden alfabético, para que asuma el proceso. ¿Qué es lo que busca Velilla? Al parecer pretende que el curso del proceso quede en manos de Susana Buitrago, ya que es una confesa amiga del procurador.

En el documento, el magistrado Velilla también se va ‘lanza en ristre’ contra Rodrigo Uprinmy, uno de los abogados que demandaron la elección de Ordóñez y que lo recusaron. Sentenció que los argumentos empleados en el recurso carecen de legalidad.

Semana.com habló con varios consejeros de estado quienes, indignados, manifestaron que ese memorial “fue un ataque directo a los compañeros de sala en pro de dilatar aún más el proceso del jefe del Ministerio Público que, a la fecha, terminó enredado con leguleyadas jurídicas”.

Un magistrado de la corporación indicó que “es de suma extrañeza que el doctor Velilla se tome el trabajo de realizar un escrito de supuestas irregularidades presentadas en el caso del procurador desde hace más de un año y no lo haya puesto en conocimiento de las autoridades competentes como la Comisión de Acusaciones, en caso de ser eso cierto yo estaría prevaricando” dijo a Semana.com.

Por otra parte, una magistrada de la corporación manifestó que este escrito tiene una finalidad clara: “demorar todo lo que se pueda el proceso como hasta ahora el doctor Velilla lo ha hecho, y enredar hasta donde más se pueda el proceso”.

Igualmente manifestó que la consejera Buitrago no es la ponente del caso porque “al ser llevado a sala plena, y al ser recusada por el doctor Uprinmy, pierde total competencia, por lo cual por orden alfabético debe ser el consejero Zambrano quien asuma el expediente como en la actualidad está”.

En diálogo con Semana.com el magistrado Velilla manifestó que escribió el documento para mostrar las irregularidades en el proceso. El jurista plantea que cada magistrado realice sus reflexiones internas y se discuta en el interior de la corporación.

“No me molesta que se haya filtrado el documento a los medios de comunicación. Esto muestra que hay gente que dice una cosa en sala plena y otra cosa en público. Además yo hago un recuento de hechos que han sucedido en el proceso los cuales tienen que pensarse con más detenimiento” dijo Velilla

El magistrado concluye: "Yo no soy juez de mis compañeros, pero si estas irregularidades puestas de presente en el documento se corroboran, las autoridades competentes deben actuar". Pero además dijo que, aunque el documento no llevaba su firma, sí fue entregado a los 24 integrantes de la sala plena de la corporación para su análisis y conocimiento”.

Con este nuevo elemento en discusión, se frena de nuevo el debate del proceso, ya que dicho escrito tendrá que ser estudiado por los consejeros de Estado para tomar decisiones al respecto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.