Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/2013 12:00:00 AM

El mal momento del frente sexto de las FARC

La estructura guerrillera subsiste gracias al tráfico de drogas. Su principal jefe es uno de los negociadores en Cuba.

La captura de 17 presuntos guerrilleros pertenecientes al frente sexto de la FARC en el departamento del Cauca, cuando pretendían al parecer robar un helicóptero, ponen nuevamente en evidencia el mal momento que al parecer vive la estructura armada.

A la facción de organización guerrillera se le atribuyen la mayoría de los actos violentos que se cometen en la zona del Cauca, parte de Huila y Tolima.

Se destaca que su máximo comandante actualmente es uno de los negociadores de las FARC con el Gobierno en La Habana (Cuba). Se trata de alias 'Sargento Pascuas', quien a sus 80 años de edad aproximadamente, es el último fundador del grupo armado ilegal con vida.

Según la autoridades, la salida de ‘Sargento Pascua’ del país, busca en gran medida que se atendido en hospitales cubanos por sus dificultades de salud. Ante su ausencia, el mando del frente lo tiene Miguel Cardona Paz, alias 'El burro', y a alias 'Jaimito', segundo y tercer cabecilla.

Según la Policía se les sindica de 85 acciones terrorista en contra de la población civil y las fuerzas Armada, dentro de las que se destaca el secuestro de dos uniformados en enero pasado en el Valle. Sus operaciones se centran hacia el norte del Cauca en la región de Caloto, Corinto, Padilla y Puerto Tejada. Su principal zona de escape es la Cordillera Central.

Entre sus actividades económicas está la comercialización de coca y marihuana. Además de servir como sustento a la organización, prestan apoyo financiero a otros frentes guerrilleros con el beneficio que al parecer obtienen del narcotráfico. Se les sindica de quema de vehículos y de diferentes actos terroristas.

El frente sexto de la FARC se ha visto afectado principalmente por la presencia de la Fuerza de Tarea Conjunta Apolo del Ejército, que ha intentado cerrarle los corredores del tráfico de estupefacientes y de material de “guerra”.

En los últimos 15 meses, 75 presuntos guerrilleros de esa estructura han sido capturados, cinco han muerto en combates y 20 se han desmovilizado. Además les han erradicado 10.000 matas de coca y marihuana. Mientras les han incautado 15 toneladas de este último alucinógeno. El Sexto frente ha perdido 35 laboratorios y siete fábricas de explosivos en los cuales se elaboran tatucos y minas.

Dicha estructura armada está conformada por su red de apoyo y la parte militar que son los guerrilleros como tal. Se les señala de realizar alianzas con narcotraficantes a quienes venden marihuana y cocaína a cambio de armas.

También hacen parte de sus métodos de guerra los llamados ‘pisa suaves’, que son pequeños grupos que salen a atacar a miembros de la Fuerza Pública y luego huyen del lugar.

Entre las dificultades que se rumoran se presentan al interior del frente están las al parecer luchas internas por el manejo que se le da a los cargamentos de droga.

Se habla que se han robado entre ellos, por lo que en su momento generó una ‘purga’ interna que terminó con la muerte de varios de sus integrantes.

En el 2011 alias ‘Lucho’ quien para ese entonces era el tercer comandante fue asesinado porque al parecer quería desertar y al ser descubierto en un consejo de guerra se ordenó su ejecución.

Este viernes entre los 17 capturados el Sexto frente perdió otro hombre de gran importancia, se trata de un guerrillero conocido con el alias ‘Leo’ bajo el mando de quién estaría la fallida operación subversiva.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.