Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/09/12 12:28

El mea culpa de las FARC por la masacre de La Chinita

Durante un acto de reconocimiento en Apartadó, el grupo guerrillero pedirá perdón públicamente a las víctimas de la masacre.

El mea culpa de las FARC por la masacre de La Chinita Foto: Alfonso Benavides, El Espectador

Las FARC pedirán perdón públicamente a las víctimas de la masacre de La Chinita, un barrio obrero de la localidad de Apartadó (Urabá) donde el 23 de enero de 1994 fueron asesinadas 35 personas.

Las delegaciones de paz del Gobierno de Colombia y las FARC se reunieron este lunes con representantes de las víctimas de esa comunidad, que solicitaron que el grupo insurgente hiciera un "acto de reconocimiento público de responsabilidad de esos hechos", indicaron en un comunicado.

Le puede interesar: Las FARC pedirán perdón por el asesinato de exdiputados

"Las FARC reiteran su voluntad de llevar a cabo este acto de reconocimiento de responsabilidad, y el Gobierno manifiesta su disposición de apoyar la realización del evento", señala el comunicado conjunto de las partes divulgado en La Habana.

El acto se celebrará en las próximas semanas en Apartadó, indica la nota.

Miembros del grupo insurgente irrumpieron a tiros en una fiesta que celebraban en la calle integrantes del grupo político Esperanza, Patria y Libertad -formado en 1991 por guerrilleros reinsertados del EPL- en el barrio obrero de La Chinita, de la localidad de Apartadó, ubicada en una zona bananera del Urabá.

En los 90, esa zona del departamento de Antioquia era muy conflictiva, con presencia de diversos grupos armados, como las guerrillas de las FARC, el EPL y el M-19, además de paramilitares, y con escasa presencia de las autoridades.

El acto de perdón, que tendrá lugar en las próximas semanas, se produce cuando las FARC han sellado unas negociaciones de paz de casi cuatro años con el Gobierno, con la reparación de las víctimas como elemento central.

El jefe negociador de las FARC en el proceso pidió perdón ayer en un mensaje grabado a las familias que sufrieron secuestros que la insurgencia cometió durante el conflicto armado.

En diciembre del 2014, las FARC pidieron también perdón a las víctimas de la masacre de Bojayá, donde murieron 79 personas en mayo del 2002 a causa de un proyectil lanzado por la guerrilla, en un acto que tuvo lugar en La Habana, en medio del proceso de paz.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.