Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/04/01 00:00

El menos malo

La elección del gobernador de Córdoba, el próximo 9 de abril, medirá de nuevo fuerzas entre el liberalismo y el uribismo. Según los cordobeses, que entre el diablo y escoja.

Mario Prada Cobos hace campaña a nombre del movimiento Convergencia Ciudadana y lo apoyan los partidos uribistas. Su mayor debilidad son los cuestionamientos sobre su supuesta cercanía con grupos paramilitares

En la sede de la campaña del candidato Mario Prada, en la calle 24 con carrera octava de Montería, hay una hoja de cuaderno pegada sobre la pared, que dice: "Es mejor un Mario pra pra pra da, que un Jaime To ra ra rata". Esta es una muestra de la tensión que acompaña la elección del próximo gobernador, que será en una semana.

Los cordobeses volverán a las urnas el próximo domingo para elegir entre dos candidatos cuestionados, al menos malo. Más allá de poder comprobar las acusaciones que les imputan en todos los círculos, persiste una confrontación en la que los aspirantes se han descalificado mutuamente.

Los candidatos son Jaime Torralvo Suárez, candidato de Mayorías Liberales, que lidera el senador Juan Manuel López Cabrales, y el ex alcalde de Valencia Mario Prada Cobos, inscrito con el aval de Convergencia Ciudadana y a quien respaldan los senadores uribistas Zulema Jattin, del Partido de la U; Miguel Alfonso de la Espriella, de Colombia Viva, y Julio Manzur, del Partido Conservador.

Quien resulte elegido concluirá el período que no pudo terminar Libardo José López Cabrales, cuya elección fue declarada nula por el Consejo de Estado al encontrarse inhabilitado por tener un contrato vigente un año antes de su elección.

Las acusaciones son variadas. A Torralvo Suárez lo tachan de corrupto y de simbolizar la hegemonía de un movimiento político que reivindica para sí una larga tradición liberal, pero que es visto como una empresa familiar que mantiene una maquinaria bien aceitada. La que le permitió al senador Juan Manuel López Cabrales ser la primera votación liberal en el país y, en compañía del senador Mario Salomón Náder Muskus, elegir tres representantes en todo el departamento. La experiencia administrativa de Torralvo Suárez, bajo la sombrilla del movimiento que lo apoya, muestra una larga y cuestionada carrera burocrática en distintas entidades, como la Electrificadora de Córdoba, el FER y la CVS.

A Mario Prada lo señalan de "paramilitar" cercano a Adolfo Paz o 'Don Berna' y subrayan su parentesco con Edward Cobos Téllez o 'Diego Vecino', jefe paramilitar desmovilizado en Ralito. Existen denuncias ciudadanas en poder de las autoridades que vinculan al candidato Prada Cobos en la planeación del asesinato del diputado Orlando Benítez, ocurrido el 10 de abril de 2005, hecho por el que pesa medida de aseguramiento sobre 'Adolfo Paz'. Sin embargo, no hay investigaciones por estos hechos. Además, lo descalifican por ser santandereano, pues solo se estableció en Valencia, Córdoba, en el año 1991, donde su familia compró tierras y se dedicaron con éxito a cultivar maíz, sorgo, algodón y frutas.

En el año en que la familia Prada Cobos llegó a Valencia se iniciaba un proceso de paz en el que las autodefensas de Fidel y Carlos Castaño entregaron las armas y el EPL se desmovilizó. Atrás quedaba una década de secuestros, extorsión y asesinatos dirigidos por la guerrilla del EPL contra ganaderos y comerciantes. Prada Cobos se vinculó a la política pocos años después y fue elegido concejal de Valencia y alcalde para el período 2000-2003, apoyado por Mayorías Liberales, movimiento al que hoy se enfrenta.

Pero, más allá de las acusaciones de uno y otro, están las pruebas que tiene en su poder el director de la Red Ver de Córdoba, el abogado Carlos Valera, quien solicitó a los organismos de control información sobre los procesos que existen contra los cuatro aspirantes que había en el momento en que presentó la petición.

La respuesta de la Procuraduría General de la Nación, con fecha marzo 15, señala que Jaime Torralvo tiene siete investigaciones de carácter disciplinario por utilizar ingresos de la sobretasa en gastos de funcionamiento, por indebida intervención en política, por retardar el despacho de los asuntos a su cargo, por irregularidades en el manejo de contratos de residuos sólidos, y por ejecutar el presupuesto sin el lleno de los requisitos de las normas legales. Acumula multas y suspensiones por períodos de cinco, 10, 15, 20, 25 y 30 días, por casos distintos.

Contra el aspirante de Convergencia Ciudadana, Mario Prada, existen tres procesos en la Procuraduría abiertos en 2006, los cuales se encuentran en indagación preliminar. Las investigaciones se refieren al hecho de no haber incluido en el presupuesto un rubro para la adquisición y la conservación de fuentes hídricas para abastecer al municipio de Valencia, no responder oficios de la CVS y no implementar el expendio y el recaudo de la estampilla pro desarrollo académico de la Universidad de Córdoba. En cuanto a investigaciones o procesos en su contra en la Fiscalía General, el director seccional, Carlos Gómez Flórez, informa que no hay radicado ningún proceso contra el ex alcalde Prada y que el CTI está investigando un anónimo en su contra.

Mientras que para Torralvo el sistema de información judicial de la Fiscalía reporta dos procesos, uno por celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos y otro por violación del régimen legal, en ambos la víctima es la Corporación Autónoma para los valles del Sinú y San Jorge (CVS), entidad que dirigió durante nueve años.

El ambiente y el lenguaje

Esta campaña a la gobernación estuvo desde el principio cargada de graves acusaciones entre los sectores políticos enfrentados. No hay que olvidar que el presidente Uribe tuvo que mediar en un enfrentamiento entre los congresistas Juan Manuel López Cabrales y Miguel de la Espriella cuando se reprochaban mutuamente nexos con los paramilitares. Uribe se vio en líos para encontrar un gobernador encargado y, finalmente, escogió a un neutral viceministro del Interior.

Las acusaciones mutuas, "paramilitar" y "corrupto", envían un mensaje que deslegitimaría a cualquiera de los candidatos que resulte triunfador, pues quedará en el ambiente que utilizaron recursos no democráticos con el agravante de que nadie probó lo que dijo del otro, dijo a SEMANA la defensora del Pueblo, María Milene Andrade García. Agrega que a la Defensoría no ha llegado una sola acusación ni por presiones de grupos armados ni por participación indebida de funcionarios en la campaña política.

De acuerdo con el director de la Red Ver, Carlos Valera, los candidatos que se disputan la gobernación no merecen ser ungidos con el voto popular y por esa razón él está promoviendo el voto en blanco, pues si supera la mitad más uno de los votos, habría que convocar a nuevas elecciones.

Rodrigo García Caicedo, quien presidió durante varios años la Federación de Ganaderos de Córdoba, a sus 80 años lamenta lo que está ocurriendo y dice que los López Cabrales "se nutren de unas familias flojas que se acomodaron en unos puestos y no se pueden denunciar los malos manejos porque la justicia no actúa". Y dice que así como muchos se enriquecieron hoy con la presión de las AUC sobre los propietarios de la tierra, ese fenómeno también ocurrió cuando por el accionar de la guerrilla en los años 80, el precio de la tierra se derrumbó. En el corregimiento de Naranjitas, dice, hacían fila los ganaderos para pagar la vacuna.

Para el gobernador encargado, Miguel López Méndez, el clima de orden público ha sido positivo, en buena parte gracias al proceso de desmovilización y dice que se ha podido brindar garantías a los partidos y los electores, aunque no descarta el clima de presión por tratarse de unas elecciones atípicas.

Mario Prada contestó a SEMANA las acusaciones en su contra diciendo que los señalamientos son infundados e injustos porque "los valencianos fuimos víctimas del conflicto armado". Acerca de sus relaciones con los actores del conflicto armado, las niega tajantemente.

El domingo de Ramos estará en juego no sólo la gobernación por el año y medio que falta para terminar el período, está el futuro de Córdoba, un departamento con enormes riquezas naturales, pero que se encuentra bordeado por la pobreza y un conflicto armado en receso con actores que no han encontrado hasta hoy un árbitro que elimine las diferencias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.