Miércoles, 17 de septiembre de 2014

| 2013/03/28 00:00

El mensaje del Sermón de las Siete Palabras

Los principales objetivos en el Sermón serán promover el perdón, la reconciliación y el sentido de familia.

Procesión de Semana Santa en Popayán. Foto: Archivo Semana

La Conferencia Episcopal de Colombia dio a conocer en su página de internet el Sermón de las siete Palabras que se realiza este viernes Santo, considerado uno de los momentos más representativos de la Semana Santa, pues se enuncian y abordan las últimas frases pronunciadas por Jesucristo en la cruz antes de morir.


El mensaje de la Iglesia Católica en la Semana Mayor


En diálogo con Semana.com, monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, mencionó algunos de los principales objetivos y metas de la Iglesia para este año y el mensaje que quieren llevar a la comunidad con el Sermón de las Siete Palabras.


“El principal objetivo está en promover el perdón y fortalecerlo en la conciencia de los creyentes. Ofrecerlo como una ayuda desde la fe a la sociedad colombiana”, dijo monseñor Monsalve.


Como segundo punto importante, menciona la reconciliación ya que de alguna manera esta incluye el perdón, pero implica encuentros, diálogos, acuerdos, sanación social y una palabra que, según él, no les gusta a muchas personas: reparación. 


“El perdón es gratuito, pero la reconciliación es concertada”, afirma.


El arzobispo de Cali también hace énfasis en el fortalecimiento de la fe al traer a escena el caso de la santa Laura Montoya Upegui, “ella es un modelo de fe, fe comprometida socialmente. Se comprometió con los indígenas, los ‘afro’ y las poblaciones dispersas del país para hacerlos partícipes de la fe cristiana y a la vez hacer consciente a la sociedad colombiana de la dignidad de estos grupos” y agrega, “la fe de la madre Laura acentúa el perdón porque su padre fue asesinado cuando ella era niña en Jericó (Antioquia) y la mamá le enseño a orar todos los días por el asesino de su padre”.


Otro de los aspectos que la Iglesia no quiere dejar pasar de agache esta Semana Santa es el fortalecimiento de la familia. “El país necesita recuperar el proyecto de amor entre hombre y mujer, el matrimonio y la construcción de familias”.


Monseñor Monsalve resumió en siete principios básicos las siete frases pronunciadas por Jesús antes de morir.

 
1. “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”: misericordia.


2. “En verdad, en verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso”: El perdón, el encuentro de cada persona consigo misma y su grupalidad, recordando la inocencia de Jesús.


3. “Mujer, he ahí a tu hijo; hijo he ahí a tu madre": El rescate de lo afectivo y de la familia.


4. "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?": el sentido de la fe que lleva al sufrimiento.


5. "Tengo sed": promoción del celo misionero y social.


6. “Todo está consumado”: es la palabra sobre el deber ciudadano y del creyente, la tarea que debemos cumplir en esta época.


7. "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu": la recuperación del sentido de la vida y de la muerte. El horizonte de la vida eterna y la proclamación del Dios trinitario.


Las Siete Palabras


1. “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”


Con esta palabra la Iglesia aprovechará para referirse al proceso de paz, y el mensaje principal será que si no existe perdón entre ambas partes, no se llegará al fin del conflicto armado.


“Sin el perdón nada es posible en la relaciones de los seres humanos, ni en la construcción de la paz ni en la convivencia humana", dice el cardenal Salazar.


2. "En verdad, en verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso"


Es la frase que le dice Jesús a uno de los ladrones crucificado junto a él cuando este le pide que se acuerde de él en su reino. “Con esta palabra Jesús invita no sólo a creer en Dios, sino a creerle a Dios. El perdón gratuito e incondicional de Jesús está siempre ahí para aquel que lo necesita y lo reconoce. La segunda palabra convoca a reavivar la conciencia del reino de Dios”, dice monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali.


3. “Mujer, he ahí a tu hijo; hijo, he ahí a tu madre”


Cuando Jesús desde la cruz ve a María, su madre, y a su discípulo amado, le encomienda a este último el cuidado de ella como si fuera parte de su familia.


"En ese dolor que sintió Jesús están representadas las madres de Colombia que sufren por sus hijos enfermos, solos, fuera del camino de la verdad, en las cárceles, que están bajo el efecto de la droga, presos del vicio, de un sexo desorientado y desordenado, y de aquellos que no quieren a Dios", dice en su reflexión Juan Vicente Córdoba, obispo de la diócesis de Fontibón.


4. "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?"


“Este es un grito desgarrador, impactante, conocido y millones de veces proferido. Es la expresión de quien cree que Dios existe y reclama su ayuda en el dolor. Debemos aprender lo que significa la separación de Dios, no esperar hasta el filo del dolor para probar lo terrible de su ausencia”, afirma Omar Alberto Sánchez Cubillos, obispo de Tibú.


5. "Tengo sed"


"Hemos buscado el agua en sitios equivocados, y no en la fuente de agua limpia que es Cristo, así como Jesús busco con sed al Padre", dice Luis José Rueda, obispo de Montelíbano.


6. “Todo está consumado”


“A Dios le agrada más la obediencia que los sacrificios. Muchos se proponen conseguir títulos, ganancias altas; otros, ser los mejores deportistas, artistas o profesionales, y entidades públicas y privadas reconocen el esfuerzo para alcanzar sus metas. Jesús no tuvo más meta que hacer la voluntad de Dios Padre. Jesús exclama que todo está consumado porque alcanzó la salvación para el mundo”, relata Héctor Epalza Quintero, obispo de Buenaventura.

7. "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu"


“Dios es nuestro padre y en la medida en que crezcamos en nuestra condición de hijos, nuestra vida será más grande. Él sabía que su vida tenía sentido porque tenía un Dios Padre. Por solo pensar en ellas mismas y vivir como si Dios no existiera es que en nuestra patria vive circunstancias complicadas como la violencia y la indiferencia de muchos gobernantes frente al sufrimiento de los más necesitados”, reclama José Daniel Falla Robles, obispo auxiliar de Cali y secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×