Martes, 23 de diciembre de 2014

| 2013/03/11 00:00

El nuevo giro político de Roy Barreras

El presidente del Congreso podría reversar su promesa de no volver al Senado.

El presidente del Congreso dice que la decisión la tiene su partido. Foto: Juan Carlos Sierra / SEMANA

En abril del año pasado, cuando Roy Barreras inició su campaña para ser elegido presidente del Congreso, les hizo una promesa a sus colegas senadores: si votaban por él, no sería candidato al Senado en las elecciones del 2014. Es más, algunos congresistas recuerdan haber oído de boca de Roy que “nunca más volvería al Congreso”.

El 20 de julio del año pasado, la plenaria del Senado de forma mayoritaria decidió respaldar a Barreras, 79 senadores votaron por él, y la promesa, en teoría, quedó vigente.

Sin embargo, después de casi diez meses de aquella elección, Barreras por lo menos está pensando en revertir esa promesa. Las condiciones políticas de cara a las elecciones del próximo año lo han hecho pensar que su próximo escenario podría ser el regreso al Capitolio.

La semana pasada, la bancada de senadores de La U hizo un ejercicio electoral en el que comprobó que para las elecciones del 2014 no contaría en las urnas con poderosos electores, caso de Juan Lozano (212.840 votos en el 2010), quien ya anunció su retiro del Congreso, y Dilian Francisca Toro (151.624 votos en el 2010) por sus líos judiciales.

Barreras quien en las pasadas elecciones fue el quinto senador más votado de La U (81.339), es para los dirigentes del partido una carta nada despreciable para las próximas elecciones, las primeras que La U afrontará sin Álvaro Uribe.

El actual presidente del Senado, además, tiene su fortín electoral en Bogotá y sobre todo en el Valle del Cauca, departamento que ha perdido por decisiones judiciales o inhabilidades políticas a varios de sus principales barones electorales.

Esos elementos, entre otros, son los que motivan a los dirigentes para pedirle a Barreras que reverse su promesa.

La respuesta de Roy, de momento parece inmodificable. “Es más importante el futuro del partido que el personal”, sin embargo, en cualquier momento la decisión puede cambiar. “Esas decisiones, sobre la Dirección del Partido y las listas al Congreso se deberán tomar por allá en julio. Yo me pongo en manos de mis compañeros y me someto a la decisión que ellos tomen. Las bancadas son las que mandan”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×