Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/1980 12:00:00 AM

El nuevo jugador

Con la liquidación de Aces, Aerorepública aspira a tener la oportunidad de su vida. De quién y cómo es esta aerolínea.

En medio de la crisis por la que atraviesa la Alianza Summa pocos se han dado cuenta de que hay una aerolínea que hasta ahora ha sido considerada marginal, pero que ante la situación creada por la liquidación de Aces aspira a entrar a las grandes ligas de la aviación.

Se trata de AeroRepública, de la que todo el mundo sabe que existe pero que pocos saben sobre ella. Curiosamente, ahora que se van a volver a barajar las cartas de la aviación está al aire una muy exitosa y atractiva campaña de publicidad que ha despertado el interés de los colombianos y los ha puesto a pensar sobre AeroRepública. La campaña consiste en que un locutor hace preguntas sobre las cuales inicialmente la audiencia cree que la respuesta tiene que ser Avianca y resulta que se trata de AeroRepública.

Dice el locutor: "Uno de cada tres colombianos. vuela hoy en ella". (Silencio). Sigue un murmullo: m.m. "Aerorepública. cómo has cambiado".

La campaña se lanzó con tres cuñas diferentes. Esta, que fue la primera, en la que se destaca el crecimiento de pasajeros transportados. La segunda, habla de ser la única empresa latinoamericana con el certificado de calidad ISO 9001 en todos los procesos de la compañía, y la tercera sostiene que ha renovado 80 por ciento de su flota.

De ser verdad, todas estas aseveraciones tendrán que ser tenidas en cuenta en la reorganización del mercado aéreo que tendrá lugar en el futuro cercano. Aces dejó 13 rutas para repartir y su adjudicación no será fácil para la Aeronáutica porque hay dos sentimientos encontrados. Por un lado, la necesidad de que Colombia tenga una aerolínea bandera que represente al país en los aires y que tenga una gran solidez y respaldo financiero. En otras palabras, una Avianca muy fuerte. Por el otro, la conveniencia de que haya competencia como la que le hizo Aces en su momento. La puntualidad en sus vuelos y la calidad de su servicio obligó a Avianca a ponerse las pilas y a mejorar la empresa en todos estos renglones. Ese papel le podría corresponder a AeroRepública.



¿Que es AeroRepublica?

Es una joven aerolínea colombiana que logró crecer en los últimos cinco años hasta posicionarse como la segunda del país. Actualmente tiene 11 vuelos nacionales y tiene autorizadas las rutas a Miami y a Orlando para principios de 2004. Y está en conversaciones con British Airways, Iberia y Air France para llegar a un acuerdo comercial en el que se harán conexiones y transporte de pasajeros desde Bogotá hacia los diferentes destinos nacionales.

Y si se observan las estadísticas de la Aerocivil, en el primer semestre de este año AeroRepública controló 18,33 por ciento del mercado aéreo. Eso significa que transportó 658.956 viajeros, frente a 15,9 por ciento del mismo período del año anterior. Para ser una empresa de 10 años y con un rival tan fuerte como Summa, fue un resultado interesante.

"Cuando supimos que la Alianza iba a ser aprobada modernizamos la flota, mejoramos el cumplimiento y comenzamos a ser más agresivos en el mercado corporativo. Visitamos más de 1.200 empresas y les ofrecimos paquetes económicos a menor precio", le dijo a SEMANA su presidente, Alfonso Avila.

La estrategia de este alto ejecutivo barranquillero le dio buenos resultados. Hoy 600 empresas ya firmaron convenios corporativos con AeroRepública. Entre ellas están Banco de Bogotá, Colsubsidio, BellSouth, Granahorrar, Carulla Vivero y Aventis, entre otras. Avila sostuvo, además, que en febrero pasado AeroRepública renovó por 70 millones de dólares la flota en arrendamiento de siete aviones MD-81 y MD-83 (Boeing) y mantiene la propiedad de dos aeronaves DC-9. Y según el último informe de gestión de la compañía, en el primer semestre de este año sus ingresos operacionales fueron de 110.000 millones de pesos. Sus pasivos fueron de 91.000 millones y sus activos de 121.000 millones de pesos.

Frente a este panorama y consciente de que este es el mejor momento de su corta trayectoria como empresa, AeroRepública aspira a movilizar 750.000 pasajeros para finales de este año. Y contrario a su rival, que está despidiendo gente, cambiando rutas y liquidando empresas, ésta se ha vuelto más dinámica. "Hoy estamos contratando auxiliares de vuelo y pilotos de Avianca y Aces que se han retirado y vamos a formarlos como verdaderos líderes", sostuvo Avila, quien ha sido el pilar fundamental de una empresa que arrancó con 44 empleados y hoy tiene 184 pilotos y 1.070 empleados.

Avila Velandia es un administrador de empresas, apasionado por la aviación. Aprendió a quererla en Avianca y en Sam, en donde trabajó 11 años. De la primera fue vicepresidente financiero y de la segunda presidente. Eso fue una gran ventaja para poder enfrentarse al 'monstruo' de la aviación en Colombia y su trayectoria fue la clave para asociarse con un empresario estadounidense, que puso el capital y arrendó aviones y entre los dos crearon la compañía.

Hoy los dueños de AeroRepública son 40 accionistas. Más de 60 por ciento de las acciones son del estadounidense. El 40 por ciento restante lo conforman el Grupo Robayo (Banco Superior), el Grupo Serrano (Aeroservicios) y Alfonso Avila Velandia. "Al principio fue muy duro. Avianca era lo más parecido a una entidad gubernamental y contaba con todo el apoyo del gobierno. Sufrí mucho para que me aprobaran las primeras rutas a Medellín y Bucaramanga. Me dejaron un año y medio esperando hasta que pudimos arrancar en 1993. Tuve que tener mucha paciencia", recordaba Avila Velandia filosóficamente la semana pasada pensando que su momento había llegado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.