Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/08/09 00:00

El nuevo tono de Correa

El Presidente ecuatoriano ha bajado el calibre de sus calificativos hacia el gobierno colombiano. Dijo que cuando le entreguen la información completa sobre el bombardeo en su país, reanudará las relaciones diplomáticas.

El nuevo tono de Correa

El Rafael Correa que ha hablado en los últimos días en los medios de comunicación tiene un tono más amigable al referirse a las relaciones con Colombia.

Insiste en que “no habrá perdón ni olvido” al bombardeo que las Fuerzas Armadas colombianas hicieron en Ecuador el primero de marzo del 2008, en el que murió el guerrillero ‘Raúl Reyes’. Pero sí dejó la puerta abierta para mejorar las relaciones diplomáticas.

“Vengo de decirle al Presidente (Juan Manuel) Santos que él, como Presidente de la República (de Colombia) puede ir cuantas veces quiera a Ecuador y puede hacerlo porque tiene inmunidad soberana”, dijo Correa recientemente. El actual Presidente de Colombia tiene una orden de captura emitida por el juez Daniel Méndez el 29 de junio del 2009. “Me siento muy satisfecho con la actuación de la justicia”, dijo en su momento Correa, después de que su gobierno le pidió formalmente a la Interpol que capturara a Santos en cualquier lugar del mundo. Pero ahora, el mandatario ecuatoriano reconoce la investidura de Santos. “A él no es que se le pueda capturar, detener, ni nada, por ser Presidente de un Estado soberano”, dijo, al invitarlo a su país.

“Ya estamos desmontando las medidas que tomamos respecto a las importaciones de Colombia”. El gobierno ecuatoriano había subido los aranceles a las importaciones de los productos colombianos en julio del 2009. Esta decisión puso en juego 500 millones de dólares anuales, equivalentes al 30 por ciento de las exportaciones hacia ese país.

Correa explicó que las medidas no tuvieron nada qué ver con el conflicto que se desató entre ambos países a raíz del bombardeo, sino que se debió a la crisis económica del año pasado. “Tuvimos que restringir importaciones y poner aranceles no sólo a Colombia, sino a todos los socios comerciales”, dijo.

“Una vez que se hayan cumplido los compromisos que adquirió el gobierno colombiano, estaremos muy contentos de restablecer totalmente las relaciones diplomáticas”, dijo Correa. Se refería a la entrega de la información sobre el bombardeo del primero de marzo del 2008. Según dijo él mismo, Santos le entregó el fin de semana copias del contenido del computador de ‘Raúl Reyes’, y falta que le dé la información relacionada con el operativo. Cuando se la entreguen, dijo Correa, se reanudará la relación diplomática. Es decir, enviará de nuevo a su embajador a Bogotá.

La relación política entre ambos países viene rota desde marzo del 2008, cuando Ecuador retiró a su embajador en Bogotá, y Colombia a su representante en Quito.

“Quisieron vincularnos con las Farc. Yo le puedo decir que nunca he conocido a nadie de las Farc. Pero de repente éramos los socios de los guerrilleros, de los terroristas, como quieran llamarlos. Y somos buenas personas. Entonces molesta mucho más cuando gente sana, de buena fe, se ve involucrada en estas cosas”, dijo Correa.

Las relaciones del gobierno ecuatoriano con las Farc estuvieron soportadas principalmente en documentos hallados en el computador de ‘Raúl Reyes’ y en un video en el que el ‘Mono Jojoy’ le dice a un grupo de guerrilleros que las Farc ayudaron a financiar la campaña de Correa.

En el video, grabado el 27 de marzo del 2008, el jefe guerrillero informa a sus filas de la muerte de ‘Tirofijo’ y lee una carta del fundador de las Farc. Es allí donde se revela que con la confiscación del computador de ‘Raúl Reyes’ quedaron descubiertos varios secretos de las Farc y entre ellos la “ayuda en dólares a la campaña de Correa y posteriores conversaciones con sus emisarios, incluidos algunos acuerdos, según documentos en poder de todos nosotros, los cuales resultan muy comprometedores en nuestros nexos con los amigos”.

Además, fue una Comisión de la Verdad conformada por cinco notables nombrados por Correa la que encontró que al mandatario lo tenían mal informado sobre la verdadera situación de la guerrilla de las Farc en Ecuador. Una de las conclusiones más graves del informe que presentaron dice que hay tres frentes de la guerrilla actuando y traficando en territorio de ese país y que se presenta una preocupante infiltración en el Estado. “Las Farc y el narcotráfico han logrado penetrar varias instancias de los organismos políticos, judiciales, culturales y sociales”, dice una de las conclusiones.

Santos consignó en el libro Jaque al terror versiones que dicen que funcionarios del gobierno de Correa se reunieron cordialmente con ‘Raúl Reyes’. “El ex ministro Santos, pobre hombre, nos sigue mintiendo”, dijo en su momento Correa. “Ese pobre señor tiene un zapato en el cerebro y una piedra en el corazón. Por gusto hablamos de él, pero no le vamos a hacer vender más su pobre libro que no vale la pena”, comentó en un tono muy diferente al actual, según se puede constatar en sus últimas declaraciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.