Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/28/2014 12:00:00 AM

El oscuro pasado del ladrón de chocolatinas

Luis Augusto Mora tiene 46 procesos penales por robar golosinas de los almacenes de cadena.

Hace pocos días Semana.com reveló la historia de Luis Augusto Mora, un hombre al que la justicia le dedicó todo el tiempo hasta condenarlo a cinco meses por robar dos cajas de chocolatinas en un reconocido supermercado en Bogotá. Mora está recluido en la cárcel La Picota en uno de los patios cuyo hacinamiento supera el 350 %.

Pocos daban crédito a esta historia. Los administradores de justicia argumentaron que la condena no sólo se derivó del robo de las dos cajas, sino de la posibilidad que este reincidiera. Mora es considerado un ladrón de chocolatinas en serie. Al comienzo se creía que tenía una obsesión por comerlas, pero ahora se conocen otros elementos que desvirtuarían esa teoría.

Semana.com indagó más sobre este misterioso hombre. Encontró que lleva el peso de ocho condenas y 46 procesos por robar chocolatinas de reconocidas marcas en almacenes de cadena en Bogotá. La particularidad en sus procesos llama poderosamente la atención: sus hurtos no superan los 60.000 pesos. El último por el que fue condenado no pasó de 15.500 pesos.

A lo largo de los procesos, según él mismo les ha contado a los abogados públicos que lo representan, comete los hurtos presuntamente para pagar el alquiler de una habitación en el centro de la capital del país. A otros les ha dicho que cambia las chocolatinas por estupefacientes.

El presunto ladrón de chocolatinas fue detectado por cámaras de almacenes de cadena y por la vigilancia de los mismos. En muchas ocasiones ni siquiera logró sacar los chocolates porque era descubierto por el detector en la entrada de los establecimientos. Al parecer, habría cometido entre tres y cuatro hurtos al día. Por eso hoy se le conoce como el "rey de la chocolatina”.

“Tiene más o menos unos 42 procesos en Paloquemao en diferentes juzgados. Es una persona ya de edad. Cuando se le hizo la entrevista comentó que vende la chocolatinas para subsidiar una habitación”, aseguró el abogado.

Lo que se ha podido conocer es que Mora tuvo una empresa en Estados Unidos, pero que al parecer la pérdida de un familiar lo afectó y lo llevó a tal situación que terminó por convertirse en un delincuente que comete pequeños hurtos.

Por sus delitos, Mora enfrenta procesos por hurto agravado que los exponen a penas de entre 16 y 24 meses. Sin embargo, ha venido aceptando cargos y se ha comprometido a indemnizar a los almacenes, por lo que las penas rondan los cinco meses de prisión.

Se trata de un hombre de 48 años de edad, preparado y -según algunos- que domina tres idiomas. Así mismo hay quien asegura que tiene propiedades en Chapinero Alto, una exclusiva zona de Bogotá.

Una abogada que lo ha representado le aseguró a Semana.com que cuando le propuso a Mora indemnizar al almacén donde cometió el hurto, este le respondió que él “no iba a enriquecer emporios”, luego se desapreció pues le entregó una dirección falsa y sólo volvió hasta el día del juicio.

El próximo 11 de junio, Mora enfrentará una condena, otra vez, también por robar chocolatinas. De hecho, ya reconoció su delito ante el juez octavo municipal de conocimiento. Lo cierto es que llevar a prisión a un ladrón de chocolates no deja de ser toda una paradoja de las indescriptibles falencias que han convertido a la justicia en Colombia en una cenicienta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.