Martes, 21 de octubre de 2014

| 2013/06/27 00:00

El ‘oso’ de la Fiscalía en el caso del agente de la DEA

Al proceso por la muerte de Watson llega Víctor Lozano, uno de los más duros fiscales de la Unidad de DD.HH.

Ángel Mauricio Pulgarín Orjuela y Wilson Daniel Peralta Bocachica recobraron su libertad. Foto: Cortesía El Tiempo.

El propio fiscal general Eduardo Montealegre fue quien ordenó que la investigación por el asesinato del agente de la DEA James 'Terry' Watson tendría que ser asumida por uno de sus más experimentados colaboradores. Por eso pidió dos cualidades del nuevo fiscal: que fuera reconocido y recorrido. Lo hizo porque la fiscal que en principio asumió el caso, Mónica Escobar Morales, no logró realizar una adecuada imputación de cargos a los conductores Ángel Mauricio Pulgarín Orjuela y Wilson Daniel Peralta Bocachica. Ellos a la postre recobraron su libertad.

Los dos requisitos fueron vistos por Montealegre en el fiscal 51 especializado de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derechos Internacional Humanitario, Víctor Julio Lozano. Un hombre con varios años en la Fiscalía, cinco de ellos en la dependencia a la que está asignado actualmente. Él es recordado por darles un buen trato a los espinosos casos que llegan a sus manos.

El más recordado fue la acusación contra el subteniente Raúl Muñoz Linares, condenado por abusar y asesinar a tres niños en Arauca. Lozano, quien tomó características de héroe para la familia de las víctimas, logró que un juez condenara al oficial a 60 años, la máxima pena establecida en el Código Penal. También es el encargado de investigar las amenazas contra los investigadores León Valencia, Ariel Ávila y Gonzalo Guillén.

Pero ¿por qué llega este fiscal a este proceso que se convertirá en otro sonado caso judicial? Semana.com conoció que en la Fiscalía hubo molestia porque la fiscal que tenía la misión de imputarles cargos a los taxistas no tuvo la suficiente habilidad para revelar videos que comprobarían que ellos (los taxistas) sí estaban conectados con la banda que cometió el homicidio.

Fuentes de la Fiscalía le dijeron a Semana.com que la fiscal no tuvo en cuenta en el momento de la imputación los testimonios de al menos tres testigos clave que entregaron pistas a las autoridades sobre los hechos que rodearon la muerte del agente extranjero. Uno de los testigos, según se supo, era el suegro de uno de los taxistas. El hombre tenía antecedentes poco transparentes en su conducta.

Uno de los videos muestra cómo al menos uno de estos conductores estuvo tomando licor con los otros que participaron directamente en el homicidio y que serán posiblemente extraditados a solicitud de una Corte del Distrito de Virginia.

Las fuentes judiciales aseguran que la fiscal, antes de la imputación tan solo estuvo en un par de ocasiones reunida con los investigadores del caso (Sijin. Dijin, Dipol y agentes de la DEA) y no participó de los momentos claves de la investigación. Tal vez por eso llegó a la audiencia con elementos que fueron desvirtuados por la juez a la que le correspondió el caso.

El nuevo fiscal

El fiscal Víctor Julio Lozano en sus audiencias se caracteriza por ser un hombre estricto, conocedor de los asuntos del derecho penal, fluido y con sus argumentaciones demuestra que no son palabras que simplemente echa al viento, sino que siempre todo va sustentado con pruebas que junto a sus investigadores logra recopilar.

Lozano es de esos fiscales que tienen la capacidad de olfatear cuando un testigo le miente, al punto de desbaratar sus versiones confusas ante los jueces, lo que le da el privilegio de defender la teoría establecida en cada uno de los casos que lleva.

El funcionario llega en un momento difícil de la investigación, luego de que se dieron múltiples críticas contra la fiscal Escobar.

El arribo al proceso de Lozano, quien desde este mismo jueves asumió los asuntos relacionados con el homicidio, se convierte para la Fiscalía en la forma de recomponer el camino y así poder  llegar al fondo de los hechos que rodearon la muerte de Watson.

Fuentes de la entidad le contaron a Semana.com que Lozano llegó a ser fiscal de la Unidad de Derechos Humanos gracias a un concurso de méritos y según una de las personas que conocen su trabajo de cerca, es uno de los funcionarios más sobresalientes del grupo de fiscales que la componen.

La tarde de este jueves la Fiscalía anunció la llegada del nuevo funcionario al proceso, aunque la entidad aclaró que Escobar seguirá acompañando la investigación y hará parte, junto a otro delegado de la Unidad contra el Secuestro, del grupo especial conformado para el caso. Es claro que lo que busca la entidad es que no se le sigan cayendo las imputaciones como ocurrió la madrugada de este miércoles con los taxistas que se han declarado inocentes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×