Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2013 12:00:00 AM

“El P. Liberal no nos cogerá amarrados”: Verano

Eduardo Verano de la Rosa se lanza a la presidencia con el movimiento ‘Colombia país de regiones’.

En un abarrotado salón del hotel Caribe de Cartagena se realizó este jueves 14 de marzo la convención nacional del movimiento 'Colombia país de regiones', que busca mayor autonomía administrativa para los departamentos y que lidera el exministro y exgobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa. Asistieron como invitados Horacio Serpa Uribe, Amylkar Acosta, Juan Manuel López Caballero y Carlos Villalba Bustillo, entre otros.

En desarrollo del evento un grupo de delegados, en su mayoría provenientes de la costa Caribe, le propuso a Verano lanzarse a la Presidencia de la República. Y este aceptó. Con tal motivo, y en el contexto de un enfrentamiento que sostuvo con el director del Partido Liberal, Simón Gaviria, por el prematuro anuncio de adhesión a la reelección de Juan Manuel Santos, decidimos hacerle algunas preguntas: 

Semana.com: ¿Su candidatura a la Presidencia va por el Partido Liberal o con firmas? 

Eduardo Verano: 'Colombia país de regiones' es una plataforma política suprapartidista. Obviamente, soy del Partido Liberal, pero las personas que han coincidido en este proyecto vienen de diversas expresiones políticas; hay gente del Partido Verde, del Polo, del Partido Conservador. Hay un elemento que nos une a todos, y es la concepción de que el país requiere una reorganización territorial en regiones. Ese es el punto de identidad común.

Semana.com: Pero no respondió: ¿le gustaría que hubiera una consulta del Partido y usted presentara su nombre para ser el candidato a la presidencia por él?

E. V.: Lo que tiene que haber es claridad en las reglas de juego: saber con anticipación cuál va a ser el procedimiento. Yo soy del Partido Liberal,  pero no es claro cuál será el procedimiento para escoger el candidato. Ya hubo un pronunciamiento de su director, el doctor Simón Gaviria, en cuanto a que el Partido Liberal debe ser el primero que apoye la reelección del presidente Santos. En ese caso, estaríamos con los espacios cerrados. Y es en eso en lo que queremos tener claridad.

Semana.com: Si se le siguen cerrando los espacios y su partido definitivamente adhiere a una eventual reelección de Santos, ¿usted arma toldo aparte?

E. V.: Cada día trae su afán. En 'Colombia país de regiones' hay un espíritu y una decisión colectiva, hay un proyecto suprapartidista por encima de los partidos políticos. La región Caribe se siente burlada. Fuimos a la Constituyente, presentamos un proyecto y fue aprobado, pero después de 20 años lo que tenemos es una Ley de Ordenamiento Territorial que cierra los espacios para que se pueda organizar el país sobre la base de regiones. Es por ello que el Caribe tiene su propio proyecto,  por encima de los partidos.

Semana.com: Serpa dijo en días pasados que si el país vuelve a los viejos es porque los nuevos no dan la talla. Y usted le escribió una dura carta a Simón Gaviria pidiéndole explicaciones por la adhesión a la reelección de Santos. ¿Esto podría interpretarse como una manguala de dos 'gallos viejos' contra los 'pollitos' de la dirección liberal para tomársela?

E. V.: No, en absoluto. Antes que una manguala, lo que hay es una búsqueda de claridad dentro del Partido. Es evidente que en este momento al partido lo maneja un ala que lo ha ‘parlamentarizado’, y que ha dejado a un lado  a quienes creemos en las ideas socialdemócratas. Siempre ha habido una especie de proceso pendular en el partido, unas veces lo maneja el ala social demócrata y otras veces lo  maneja el ala neoliberal. En estos momentos ellos lo están manejando, y tienen todo el derecho y la potestad de manejarlo de acuerdo con su criterio, pero nosotros también tenemos que buscar nuestros propios espacios, y tratar de promover lo que consideramos políticamente correcto para nuestra región.

Semana.com: ¿O sea que le gustaría que en esa búsqueda de un candidato a la presidencia, el Partido Liberal le prendiera una vela a Santos y otra a Verano?

E. V.: Eso es imposible por estatutos. Además de eso, cada partido solo puede dar un aval. Eso lo tengo claro, porque yo fui secretario general del partido. Habrá un momento en que el Partido Liberal tendrá que tomar una decisión, y en ese momento no nos cogerá con las manos amarradas.

Semana.com: Usted está trabajando por las regiones, y en ese propósito tiene que captar la simpatía de Bogotá. Ahora bien, si el centralismo proviene de Bogotá, ¿qué hacer? 

E. V.: No, al revés: el centralismo no es Bogotá. Ese es un error conceptual que se debe aclarar. La principal víctima del centralismo es la propia Bogotá. Estamos luchando es contra la estructura centralista del gobierno nacional, cada vez más grande, cada vez más poderosa, que recoge recursos y los maneja a su arbitrio. En días recientes hubo una reunión del presidente con todos sus ministros, tratando de ver por qué parecía que el gobierno estaba engarrotado. Pero el engarrotado no es el gobierno de Santos; es la estructura presidencialista, es el esquema monárquico que hemos inventado en Colombia para el manejo de nuestro país. 

Semana.com: Hablando de esquemas monárquicos, a Francisco Santos se le escucha hablar últimamente como estadista, diciendo cosas como que “Colombia está madura para avanzar hacia el federalismo”. ¿No siente como que él se ha apoderado de su programa bandera?

E. V.: Bienvenido 'Pacho' Santos con su discurso federalista. Tengo únicamente dos comentarios: primero, el federalismo es un paso más avanzado que la propuesta autonómica que estamos proponiendo. O sea que quien puede lo más, puede lo menos. En eso no tenemos ninguna discusión. Ahora bien, lo que está aprobado en la Constitución y por tanto será más fácil de sacar adelante, es la autonomía de las regiones. Si el país ni siquiera admite la autonomía, menos va a aceptar el federalismo. Lo segundo: él estuvo ocho años en el gobierno y tuvo oportunidad de haber movido esas inquietudes, pero no lo hizo. Entonces, ojalá que no sea únicamente un discurso electoral.

Semana.com: Hablando de lo electoral, hay quienes dicen que Uribe estaría ‘cebando’ a Francisco Santos como su candidato. En este terreno, ¿usted ve una posible confrontación entre los dos primos Santos por la Presidencia?

E. V.: Va a haber un candidato Santos y un candidato de Uribe. Nosotros armaremos una tercería, con una propuesta seria para la gran reforma estructural del Estado que requiere nuestro país, como es la regionalización.

Semana.com: Si usted se lanza a la Presidencia, ¿ya ha pensado quién será su fórmula vicepresidencial? ¿Le suena Horacio Serpa?

E. V.: Con Horacio Serpa no solo me une una gran amistad, sino que hemos estado militando en los mismos proyectos políticos desde hace muchísimos años. Yo fui parte de su lista que llegó a la Constituyente del 91. Así que con Horacio obviamente habrá todos los espacios abiertos para cualquier fórmula que se pueda presentar.

Semana.com: Supongamos que Juan Manuel Santos le ofreciera ser su fórmula vicepresidencial, con el doble propósito de asegurar la adhesión entusiasta del Partido Liberal y ganarse el voto costeño, ¿Usted se dejaría tentar?

E. V.: En nuestro proyecto político no caben las ambiciones personalistas. Nuestra más importante meta es reestructurar el Estado, para que se abra a la regionalización. La región Caribe ya no cabe en este vestido centralista. Es como cuando un muchacho pasa la pubertad y no puede quedarse con el mismo vestido de la niñez, los pantalones le quedan zancones, los sacos le quedan cortos. Yo tengo que luchar por una idea con la que estoy comprometido desde la Constituyente, como es la restructuración del Estado para que haya más posibilidades de desarrollo, más calidad de vida para nuestra gente. Y eso no se va a lograr con un Estado centralista.

Semana.com: Tengo claro que el suyo es un proyecto de autonomía de regiones y no de regionalismos, pero, ¿cuál sería la diferencia básica entre un presidente costeño y un presidente 'cachaco'?

E. V.: La diferencia básica estará en el manejo de los recursos públicos. Un presidente costeño haría un revolcón absoluto y total de la estructura del Estado, para empequeñecer el Estado central y permitir la aparición del renglón territorial: más autonomía, más capacidad de decisión, más capacidad de gestión, más capacidad de decisión política. Esa sería la diferencia fundamental: el enfoque territorial del poder.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.