Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/13/2018 10:30:00 PM

El pacto con los hermanos Besaile

La poderosa familia cordobesa tiene la lupa de la justicia encima. Musa está preso, Edwin imputado por la Fiscalía y Jhony, quien aspira a sucederlos, podría tener problemas.

Para llegar a ser el gobernador más joven del país, Alejandro Lyons Muskus confiesa haber casi entregado el alma al diablo. En la entrevista que concedió esta semana a Julio Sánchez Cristo quedó claro. Cargos empeñados, contratos irregulares y coimas por debajo de la mesa hacen parte del extenso prontuario que hoy negocia con la Justicia. Su relato de más de una hora en vivo aterró a más de uno por la forma tan campante como operaba la corrupción en su departamento, pero puso el foco en otros protagonistas de ese desfalco: los hermanos Besaile.

Lyons dejó ver que en la información que entregará a la justicia los tres Besaile tendrán un papel especial. Su apellido ha sido por más de 15 años símbolo de poder en la clase política no solo de esa región, sino del país. Musa llegó al Senado como el más votado del Partido de la U y Edwin arrasó la contienda en la Gobernación. A pesar de que durante los primeros años Musa entró en la categoría de los Ñoños, criticado por el uso de la mermelada estatal, el ascendiente de la familia nunca perdió peso.

Le recomendamos: Imputarán al gobernador de Córdoba por el cartel de la hemofilia

Ese poder comenzó a derrumbarse en septiembre pasado cuando la Corte Suprema de Justicia ordenó capturar a Musa. El senador terminó como uno de los protagonistas del llamado cartel de la toga cuando admitió haber pagado 2.000 millones de pesos para frenar un proceso en su contra. Aunque él lo presentó como una ‘extorsión’, los magistrados consideraron “inadmisible” ese argumento y hoy lo tienen ante la justicia. 

Su aterrizaje en la cárcel La Picota, sin embargo, no significó el final de los Besaile en la vida pública. Edwin, su hermano menor, se mantenía en firme en la Gobernación del departamento de Córdoba, y Jhony, su hermano mayor, se enlistó en una candidatura al Congreso por el Partido de la U para reemplazarlo en la contienda de 2018.

Sin embargo, este viernes la calma que vivían sus hermanos se acabó. Por cuenta de las declaraciones de Lyons, la Fiscalía decidió imputar al gobernador por los delitos de peculado y concierto para delinquir. El caso tiene relación con el supuesto pago irregular de cuentas de pacientes falsos de hemofilia en 2016. El exgobernador también asegura que le entregó a Edwin Besaile 4.000 millones de pesos en efectivo para su campaña, en recursos que provenían del cartel de la hemofilia. Los pagos se habrían dado en 2015 en dos partes que quedaron soportadas en letras. Lyons sostiene la versión de que con el desembolso de este dinero cumplió un pacto con Musa Besaile, por el cual la poderosa familia recibiría el 50 por ciento del dinero que desangró al sistema de salud.

Puede leer: “La mitad de las coimas eran para Musa y la otra para mí”

Lyons en su testimonio no solo enfiló baterías frente a Edwin y Musa Besaile. El exgobernador aseguró también en su entrevista que se sentía extrañado por el hecho de que su sucesor esté “tranquilo” haciendo campaña política en favor de su hermano Jhony. “Las declaraciones contra Edwin Besaile las di a la par que las de Musa Besaile, y Musa está respondiendo. En cambio Edwin está fresco, eso me tiene desconcertado (…) No me parece bien porque Edwin le está haciendo campaña a Jhony abiertamente en Córdoba”, dijo Lyons, al enfatizar que por reserva de los procesos no puede dar más información, pero que Jhony tiene “pendientes con la justicia”.

Los millonarios recobros que unas IPS de Córdoba hacían por falsos pacientes de hemofilia estaban en el radar de las autoridades desde hacía varios años. El caso salió a relucir en los audios de la DEA como una de las investigaciones por las que habrían pagado al exfiscal Gustavo Moreno para que las frenara en la Fiscalía. En la conversación se oye cómo Alejandro Lyons le pregunta al abogado Leonardo Pinilla cuánto habían cobrado por no investigar al gobernador Edwin Besaile y a su secretario de Salud, José Jaime Pareja. “No, marica, yo no le puedo decir a Tavo. ¿Tú crees que Tavo va a recibir 206 millones de pesos? (…) No, que le consiguiera 1.500”.

Le sugerimos: El hombre a quien Lyons señala de llevarles tulas de plata a los corruptos

En todo este escándalo las autoridades aún deben esclarecer el papel del mayor de los hermanos. Jhony Besaile fue el secretario del Interior de Lyons y ahora es el octavo renglón en la lista al senador por el Partido de la U. Aunque Musa Besaile había intentado montarlo en 2011 por segunda vez a la Alcaldía de Sahagún, su año político podría ser 2018.

Las autoridades lo han indagado por nexos con paramilitares, y Jesús Henao Sarmiento, excontratista implicado en el asesinato del exdirector de Regalías Jairo Zapa, lo señala de ser la persona que ayudó a crear la empresa por medio de la cual se canalizó el saqueo de miles de millones de pesos en regalías del departamento.

Los Besaile Fayad cimentaron su poder en la fortuna que heredaron de su padre, Musa Besaile Jalife, un importante arrocero de Córdoba. Sin embargo, después de tantos años de dominio solo cosechan escándalos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?