Domingo, 22 de enero de 2017

| 1997/11/24 00:00

EL PALO CALEÑO

La Alcaldía de Cali vuelve a vestirse de azul. Ricardo Cobo Lloreda ganó con su propuesta de congelar el predial durante 1998.

EL PALO CALEÑO

El abogado conservador Ricardo Cobo Lloreda no era el favorito para ganar la Alcaldía de Cali pero ganó contra todos los pronósticos. En el camino dejó al carismático delfín Francisco José 'Kiko' Lloreda, quien encabezó las encuestas durante la mayor parte de la campaña electoral y cuyo despegue político tendrá que esperar. El triunfo de Cobo es el de la maquinaria electoral y le da un respiro al holguinismo, movimiento que lo apoyó y que sufrió un duro revés al perder la gobernación del Valle frente a Gustavo Alvarez Gardeazábal. Aunque la mayor parte de su carrera la ha hecho en el sector privado Cobo, de 44 años, no es un recién llegado a la política, a la que ingresó de la mano del hoy gobernador Germán Villegas. Luego de graduarse en la Universidad Santiago de Cali trabajó con empresas azucareras y mineras, actividades que alternó con su labor como concejal en los municipios de Vijes y Cali. Al primero ingresó por invitación de Gerardo Bedoya y con un carácter más cívico que partidista. A la capital del Valle, en cambio, entró como suplente de Marino Paz y luego se hizo elegir por dos veces consecutivas. En su primera elección obtuvo la cuarta votación más alta para el Concejo de la capital del Valle. Fue presidente de esta corporación, en la cual fue promotor de iniciativas polémicas como la eliminación de los parrilleros hombres en las motos. Cobo, que también es capitán profesional de la reserva del Ejército y ha sido condecorado en dos ocasiones por esta institución, basó su campaña en los denominados convenios sociales. Estos son un invento de Villegas, consistente en una especie de acuerdo entre los pobladores de los barrios y el candidato por medio del cual éste se compromete a resolver los problemas más graves una vez obtenga la victoria. El nuevo alcalde también firmó el viernes pasado una escritura pública, ante la notaria 10 de Cali, en la cual se comprometió a despolitizar las Empresas Municipales de Cali _Emcali_ y a nombrar su gerente general de una terna de candidatos presentada por la comunidad caleña.Sin embargo, el hecho que probablemente resolvió las cosas a su favor fue su anuncio de congelar el impuesto predial durante 1998. El hueco fiscal que va a producir esta medida, que el propio Cobo calcula entre 17.000 y 20.000 millones de pesos, ha dicho que lo tapará con la recuperación de la cartera vencida y con los intereses producidos por los dineros del municipio. De esta manera espera ser fiel al lema de su campaña y convertirse en "un cambio seguro para Cali"

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.