Lunes, 1 de septiembre de 2014

En el documento se lee que fue Maza Márquez quien ordenó el cambio del jefe de escolta. Foto: SEMANA

| 2013/04/02 00:00

El papel que pone en líos a Maza Márquez

Culmina la indagatoria al exdirector del DAS y en próximos días se define su situación.

A mediados de marzo pasado un fiscal delegado ante la Corte Suprema cerró la diligencia de indagatoria del general (r) Miguel Maza Márquez con la cual se vinculó al sindicado por facilitar el crimen de Luis Carlos Galán. Fueron más de diez sesiones de cinco horas cada una durante seis meses.

En algunos apartes de la indagatoria Maza Márquez se defendió con fiereza. A capa y espada alegó su honor y dijo algo que hoy tiene muy molesto a antiguos oficiales de la Policía. Esa entidad, según él, tuvo múltiples errores en la protección del entonces candidato presidencial.

“Lo que sí está comprobado es que el servicio de Policía no se prestó, lo cual facilitó el accionar de los delincuentes”, señaló el oficial en su declaración, revelada por Noticias RCN.

Semana.com conoció que Maza igualmente pidió a la Fiscalía investigar las supuestas irregularidades cometidas por la Policía de Cundinamarca y el municipio de Soacha por no prever lo que podría ocurrir en una plaza atestada de gente que recibiría al Galán.

La responsabilidad de Maza

Sin embargo, fuentes cercanas al proceso contra el general que la Fiscalía mantienen su posición en el sentido de que una orden de Maza Márquez fue determinante en el cambio de la escolta del entonces candidato que desembocó en el trágico suceso de su muerte.

La prueba más contundente ha estado guardada por años en el polémico expediente que, incluso, mantuvo al general por un largo periodo detenido. Se trata del oficio 2338 fechado el 17 de julio de 1989 y enviado a Galán en el que el entonces jefe de división de orden público del
DAS Manuel González Enríquez, le notifica a Galán que, por orden de Maza Márquez se designó al teniente (r) Jacobo Torregrosa Melo, como su nuevo jefe de seguridad.

El documento señala textualmente: “siguiendo instrucciones del señor general jefe del Departamento Administrativo de Seguridad, me permito informarle que a partir de la fecha se le ha designado como jefe de seguridad personal al señor teniente Jacobo Alfonso Torregrosa”
González, el remitente del oficio tiene 75 años y se encuentra vinculado al proceso junto al entonces comandante de la policía de Soacha Luis Felipe Montilla. Torregrosa por su parte era un teniente que no tendría la experiencia suficiente para asumir la responsabilidad en la seguridad del candidato presidencial.

El documento serviría como base en el proceso para demostrar que Maza cambió el jefe de seguridad de Galán por su propia cuenta y por recomendación del jefe de división de orden público del DAS, Manuel González, y no por una solicitud del candidato como lo ha sostenido el general durante todo el proceso.

Las contradicciones


En una columna de la Revista SEMANA, (ver artículo) Daniel Coronell relata una conversación entre Gloria Pachón de Galán y Maza Márquez que da muchas luces del tema. Según la versión de Pachón, el oficial fue al despacho que utilizaba Galán como oficina y allí le recriminaron por el cambio de su jefe de escoltas, Víctor Cruz, por Torregrosa. Maza les habría dicho que Torregrosa “era un hombre capacitado y de su total confianza”.

Coronell recuerda que “Jacobo Torregrosa Melo no era un experto en protección de dignatarios. Antes de su designación como responsable de la seguridad de Luis Carlos Galán, se encargaba de vigilar edificios. Había sido teniente de la Policía y pocos se explican cómo había logrado entrar al DAS porque su hoja de vida registra varias amonestaciones. Entre otras, una por ocultar al superior irregularidades durante su servicio, lo cual le ocasionó sanción de arresto severo”.

Igualmente ante la Fiscalía, familiares, antiguos escoltas y miembros del equipo de campaña de Luis Carlos Galán, manifestaron que Torregrosa buscaba alejar al candidato de sus hombres de seguridad más cercanos por lo cual se debilitó la efectividad del esquema de protección.

Así las cosas, la Fiscalía tendría en sus manos un documento considerado como ‘prueba reina’, que se suma a otros testigos que irían en contravía del testimonio de Maza Márquez. El general solicitó en los últimos días una ampliación de indagatoria para explicar, con mayor detalle, los hechos que rodearon el asesinato del candidato presidencial. Nadie sabe si le concederán esa solicitud.

Lo cierto es que en manos del fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia  está la suerte del general. Ese mismo fiscal se apresta a definir si dicta medida de aseguramiento o no al oficial que durante años, quizá, no ha podido dormir en paz.

Consultado sobre el asunto el abogado Iván González Amado, defensor del general Maza Márquez, asegura que el documento es verídico y hace parte del expediente, y se sostiene en la tesis de la defensa según la cual el entonces director del DAS cambio al jefe de seguridad a solicitud del candidato Luis Carlos Galán.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×