Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/5/2009 12:00:00 AM

El 'parche' de Fajardo

El candidato tiene uno de los equipos de campaña más numerosos. Como independiente, tiene una manera particular de construir su proyecto de país.

Usualmente, los candidatos presidenciales construyen un programa y lo llevan a las regiones, en donde comprometen a sus seguidores y militantes con su difusión. Sin embargo, Sergio Fajardo ha hecho lo contrario. En más de 20 meses que lleva recorriendo el país, ha formado equipos programáticos en todos los departamentos, en los que no hay personas escogidas por él, sino voluntarios que se acercan a su campaña y que pocas veces tienen un perfil político. Todos ellos reportan esfuerzos e ideas en el nivel central que van desde lo logístico a lo programático.

Esta dinámica descentralizada fue la que se utilizó para recolectar las 700.000 firmas con las que Fajardo se inscribirá como candidato independiente. En cada departamento se formaron comités de voluntarios encargados de esta tarea, los cuales, incluso, compitieron para ver cuál recogía más. Antioquia, Atlántico, Boyacá y los departamentos de la Amazonia fueron los que más firmas aportaron. La coordinación de este voluntariado ha estado a cargo de Carolina Urrutia, ex funcionaria del Ministro de Defensa durante la gestión de Juan Manuel Santos, y de Catalina Ortiz, ex directora de la Fundación Terpel.

En temas programáticos, Fajardo también optó por hacer una campaña desde las regiones hacia el centro. Así, la actividad proselitista del candidato se ha enfocado en visitar los recintos de las cámaras de comercio, gremios, universidades y asociaciones cívicas. "¿Cuáles creen ustedes que son las potencialidades que tienen como departamento?", pregunta cada vez que llega a una reunión. "Por eso los miembros de nuestro equipo no son sólo jefes de debate regionales, ni representantes de sucursales políticas, sino voceros y conocedores de cada lugar", afirma David Escobar, gerente de la campaña y quien fue secretario privado de la Alcaldía de Fajardo en Medellín.

En la actualidad hay 43 grupos trabajando en construir programas en el país. El hecho de que el candidato no llegue con propuestas preconcebidas a visitar las regiones, o que haya dicho que mientras estos no estén consolidados no los anunciará, le ha costado críticas que señalan que en el nivel nacional aún no tiene nada que proponer.

Sin embargo, esto no le preocupa. Los asesores más cercanos a Fajardo insisten en que estas críticas se deben a que el candidato no se ha dejado enmarcar ni en el uribismo ni en el antiuribismo. "Hay mucha gente que piensa que si uno no está peleando con el otro no asume ninguna posición. Pero eso no es cierto", dice él. Y en esta idea de no casar peleas también pesa la opinión del publicista y asesor político Germán Medina, quien también participó en la campaña que llevó a Fajardo a la Alcaldía.

En su mayoría, los equipos logísticos y programáticos regionales están conformados por académicos y líderes cívicos. Así, por ejemplo, Clara Inés Restrepo -ex secretaria de Desarrollo Social en la Alcaldía de Fajardo- está en el de Antioquia; el ex rector Universitario José Pacheco, en el de Magdalena; el ex presidente Gustavo Bell, en el de Atlántico, y el experto en desarrollo social Gustavo De Roux, en el del Valle.

Todas las contribuciones regionales giran en torno a dos ejes. Uno, con los principios expuestos por Fajardo como eje de su campaña, entre los que se encuentran el respeto a la vida, el pluralismo, la transparencia y la deliberación. Otro, con líneas temáticas dibujadas por el candidato con el apoyo de un equipo en el que, entre otros, se encuentran Alicia Eugenia Silva, ex secretaria privada del ex alcalde Antanas Mockus; el sociólogo y académico Francisco Leal Buitrago; la experta en género Magdalena León, y los historiadores Álvaro Tirado Mejía y Juan Carlos Flórez. Este último es candidato al Senado por el movimiento de Fajardo: Compromiso Ciudadano por Colombia.

En el caso de la movilización política y la identificación de candidatos para el Senado y para la Cámara en algunos departamentos, la mano derecha de Fajardo es Alfredo Sarmiento, experto en desarrollo comunitario.

Otro que también se debate entre aspectos logísticos de la campaña, como la búsqueda de recursos y las contribuciones programáticas, es Samuel Azout, ex presidente de Carulla Vivero. Azout ha apoyado la campaña en la definición de temas empresariales y de infraestructura, así como en la construcción de la iniciativa para el Caribe.

En este frente el candidato paisa plantea un cambio institucional para lograr "competitividad con equidad". "Buscamos coherencia y visión de largo plazo en las políticas de infraestructura con base en criterios técnicos por encima de intereses particulares", dice Fajardo, mientras anuncia que, de llegar a la Presidencia, plantearía crear una Agencia para el Desarrollo encargada de identificar los proyectos; elaborar un Plan Maestro de Infraestructura de largo plazo basado en proyecciones de flujos de mercancías y personas, crear una entidad de regulación autónoma para el sector de infraestructura y logística, y fortalecer entidades como el Inco. "Las prioridades están en el túnel de La Línea y la Ruta del Sol, seguidos por los corredores de competitividad y el acceso a los puertos. En términos de transporte fluvial es clave reestructurar el proyecto de la navegabilidad del río Magdalena".

En todas las áreas Fajardo plantea retomar algunas de las experiencias exitosas de gestión que tuvo como alcalde de Medellín, que estuvieron basadas en fórmulas como la asignación de presupuestos por resultados. Incluso en temas como el de la seguridad, uno de los prioritarios para el candidato. Su propuesta en este tema contempla "continuar con una ofensiva sostenida y sostenible contra los grupos al margen de la ley reforzando las labores de inteligencia y colaboración de las Fuerzas Armadas"; unificar la política exterior para armonizar asuntos relacionados con la defensa nacional, el comercio exterior y la diplomacia; luchar contra las mafias, y defender las reglas de juego social y político de la Constitución de 1991. En seguridad urbana, uno de los puntos más calientes de la realidad nacional y que afecta con fuerza a Medellín, la propuesta de campaña también se centra en programas de convivencia y fortalecimiento de la Policía.

En la iniciativa de seguridad aparece uno de los ejes transversales a todo el planteamiento de Fajardo: la solución a la falta de oportunidades. Desde una perspectiva tradicional, todos los documentos de trabajo asocian directamente la pobreza y los problemas de distribución de los recursos en educación, salud, empleo, bienestar y desarrollo agrario a la violencia. Y en todos los discursos del candidato se articula la cultura de la ilegalidad con la falta de oportunidades y los problemas de convivencia a la ausencia de justicia: "La impunidad ha abonado el terreno para el resurgimiento de los ciclos de violencia. Promoveremos los procesos de verdad, justicia y reparación, con el fin de asegurar el cierre definitivo de los conflictos armados en nuestra historia", dice.

Hasta el momento, Fajardo ha presentado las propuestas de Infraestructura, Seguridad, Agro y campo y la de desarrollo de la región Caribe. En su campaña siguen trabajando otros temas como educación, política exterior, salud, cultura, emprendimiento y empleo, gestión pública, corrupción y un gran documento articulador de las propuestas regionales. Estas iniciativas serán lanzadas, dicen los miembros de su equipo, cuando acaben de integrar los aportes departamentales, pero también cuando se sepa qué va a pasar con la eventualidad de una segunda reelección presidencial y se despejen muchos de los inciertos asuntos de la mecánica política.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.