Viernes, 21 de noviembre de 2014

| 2013/08/16 00:00

El paro del 19 de agosto sigue en firme

El gobierno ha dicho que respeta la protesta social, pero que no permitirá bloqueos.

. Foto: John Jairo Bonilla / Archivo SEMANA

Camioneros, trabajadores hospitalarios y otros gremios ratificaron el viernes que irán a un paro general a partir del 19 de agosto y al que se sumarán sectores agrarios en una de las mayores manifestaciones en años en Colombia.
 
El llamado al paro indefinido, que en el caso de los hospitales públicos reducirá la atención a los servicios de urgencias o emergencias, fue una confluencia de demandas entre distintos sectores y no tiene un único convocante, dijeron distintos voceros sindicales consultados.
 
Los reclamos de los gremios van de controles en los precios de combustibles, porque alegan que trabajan a pérdida, en el caso de los camioneros, hasta la cancelación de deudas que tiene hospitales públicos y subsidios para el sector agrario.
 
Ya el gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha enfrentado en el pasado paros que van desde el de cultivadores de café, hasta campesinos del Catatumbo, ambos implantando bloqueos de vías. Pero la protesta a partir del 19 de agosto es la primera en años en la que confluyan tantos sectores, dijo el senador Jorge Enrique Robledo del Polo Democrático Alternativo, que apoya el paro, siempre exhortando a que sea pacífico.
 
El paro "fue por una convergencia de molestias, muchos reclamos distintos y que se va a expresar de muchas maneras distintas" en cada uno de los 32 departamentos del país, dijo Robledo.
 
Puesto que el transporte de pasajeros, los trabajadores aeronáuticos, empleados públicos y de servicios comerciales y bancarios no adhieren a la protesta, no se espera que el país se paralice, pero sí que en zonas rurales y en partes urbanas por los camioneros y hospitales, se sientan los efectos, destacó el senador, al recordar que una protesta similar no se presentaba desde inicios de la década pasada y anterior a esa, en los años 70.
 
El gobierno ha indicado que si bien respeta la protesta social, no tolerará el bloqueo de vías porque, según indicó en una carta pública el ministro del Interior Fernando Carrillo, las leyes castigan con mínimo de 24 meses de prisión a quien bloquee vías.
 
"La fuerza pública conoce y tiene la instrucción del gobierno nacional de aplicar el marco general de protección a los derechos fundamentales de todos los ciudadanos", dijo el ministro en su misiva dirigida a los gremios y divulgada en un correo electrónico.
 
"La iniciativa de salir (a paro) con ellos... es porque coincidimos", dijo María del Carmen Sánchez, vicepresidenta de la Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud o Anthoc, que reúne a 16.000 trabajadores de salud, desde enfermeras hasta algunos médicos y empleados administrativos.
 
Dijo que la mayor exigencia es que el gobierno obligue a las empresas privadas de salud a pagar a los hospitales una deuda que calculan en 7,5 billones de pesos (unos 3.900 millones de dólares) acumulada desde al menos el 2008 y hasta ahora. No reclaman, dijo Sánchez, aumentos salariales, sino que se paga esa deuda porque imposibilita a los hospitales prestar un buen servicio, entregar medicinas y atender pacientes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×