Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/21/2015 10:00:00 PM

¿Con quién se va el Partido Conservador?

Una fracción de los azules se quiere ir con Rafael Pardo, otros con Peñalosa y una minoría con Francisco Santos. El partido está dividido pero las alianzas se están formando.

A pocos días, casi horas, del cierre de la inscripción de candidatos para las elecciones de octubre, el Partido Conservador no ha logrado tomar una decisión frente a la que se considera la joya de la conora en esta jornada: la elección de Bogotá.

La colectividad azul no tendrá candidato propio a la Alcaldía y no será la primera vez que esto ocurra, lo cual da una medida sobre la pérdida de espacio que ha sufrido una de las fuerzas políticas de mayor trayectoria en el país. Un partido conservador cuyo último representante que logró llevar a la Casa de Nariño –Andrés Pastrana en 1998– no sólo es bogotano sino fue alcalde la ciudad.

Los tiempos han cambiado para los azules. El partido hoy se encuentra en un tire y afloje no para escoger su aspirante, sino para definir el respaldo que la casa azul les dará a algunos de las candidatos postulados por otros partidos. Ni siquiera sobre eso hay consenso.

Aunque en principio se mencionó que los conservadores respaldarían a Francisco Santos, con quien comparten algunas políticas –la seguridad, sobre todo– el panorama ha cambiado y los apoyos se dividieron entre Rafael Pardo (quien cuenta con los avales del Partido Liberal, de la U y del Mira) y Enrique Peñalosa (quien se inscribirá por firmas). Los azules dejaron ver una evidente fractura.

Una parte de los conservadores, en cabeza de la excandidata presidencial Martha Lucía Ramírez, estaría con el exalcalde Peñalosa, a quien le reconoce una buena gestión en su alcaldía.

El principal argumento es que en la campaña presidencial Martha Lucía obtuvo casi dos millones de votos, de los cuales 366.000 fueron en Bogotá. Por eso algunos de sus militantes sienten que tienen una carta importante que jugar en la elección del alcalde de Bogotá.

Otro grupo decidió respaldar a Rafael Pardo. Entre ellos está el presidente del directorio distrital de Bogotá, Marcos Durán, y algunos pesos pesados como el senador Efraín Cepeda y la concejala Soledad Tamayo, según dijo Josías Fiesco, candidato al Concejo de Bogotá. Telésforo Pedraza, por su parte, pidió no ser incluído en este grupo, pese a que el candidato Fiesco, lo mencionó.      
 
Martha Lucía Ramírez le dijo a Semana.com que “el partido no debe estar haciendo acuerdos a diestra y siniestra con el afán de ganar una elección. En este momento queremos mostrar el programa y demostrar el compromiso que tenemos con Bogotá. Hay una necesidad de renovación y esa es la prioridad”.

Fiesco, de la línea de Martha Lucía, aseguró que los de ese sector “hicieron esta movida aprovechando que ella (Martha Lucía) estaba fuera del país”.

Ante esa situación, los del equipo de Martha Lucía anunciarión que impugnarían la decisión ante el Directorio Distrital en cabeza de Durán y enviaron una carta al presidente del partido, David Barguil. En la misma pidieron sensatez y expresaron su desacuerdo, pues la decisión fue tomada “a espaldas” de la excandidata presidencial Martha Lucía Ramírez.

Barguil, por su parte, afirmó que “el partido tiene unos estatutos muy claros: los directorios territoriales, el distrital en el caso de Bogotá, actúan como un tribunal de primera instancia. Pero el que toma la decisión final es el Directorio Nacional Conservador y hasta el momento no se ha decidido nada”. Barguil reiteró que los apoyos a Pardo o a cualquier otro candidato no comprometen a la institucionalidad del partido.

Ante las evidentes divisiones, el partido decidió reunirse y definir el rumbo a tomar. El Directorio Nacional Conservador se pronunció este martes en el siguiente sentido: “El Partido Conservador no llevará candidato propio a la Alcaldía de Bogotá, pero insistirá en la unión entre Peñalosa, Pardo y Santos”. Es decir, su principal objetivo parece ser frenar la izquierda: “Hoy hacemos un llamado a Enrique Peñalosa, Rafael Pardo y Francisco Santos, para que unan sus propuestas y logremos llevar a la Alcaldía de Bogotá el cambio y las transformaciones que hoy tanto exigen sus habitantes”, fueron las palabras de Barguil.  

Lo más probable es que la unión de Pardo, Peñalosa y Santos no se dé. En ese escenario, los azules asumirían un papel de convidado de piedra en la crucial elección. A menos que entre ahora y la fecha de elección decida apoyar de frente a a alguno de los candidatos. ¿Lograrán un acuerdo? ¿Se dividirán? Lo único claro, por ahora, es que los conservadores no están desempeñando un papel protagonista en este guión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.