Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/30/2012 12:00:00 AM

El partido de la 'U': ¿Y ahora qué?

'Santistas' y 'Uribistas' coinciden en que la Asamblea de este domingo marcó un punto de inflexión para la colectividad. ¿Qué viene para la colectividad? Semana.com habló con los dos alfiles más representativos de estas corrientes.

El pasado domingo, lo que estaba previsto como una Asamblea en torno a la unidad del partido de la 'U' terminó convertido en todo lo contrario. En horas de la noche de ese día, ya era evidente que sus dos figuras máximas el presidente, Juan Manuel Santos y el exmandatario Álvaro Uribe, no tenían intención de reconciliarse y que sus caminos, por lo menos en el mediano plazo, están muy separados.
 
Semana.com entrevistó a defensores de cada uno de estos polos. El senador Juan Carlos Vélez, del lado de Uribe y el presidente del Senado Roy Barreras, por parte de Santos. Aunque los dos se encuentran en orillas opuestas, coinciden en afirmar que el presidente y expresidente ya no caben bajo el mismo techo y que la búsqueda de la paz por parte del gobierno actual terminó por convertirse en el Florero de Llorente del partido creado hace siete años.
 
Juan Carlos Vélez
 
Semana.com: Después del divorcio que hicieron oficial este domingo el presidente Santos y el exmandatario Uribe, la pregunta es ¿qué va a pasar ahora con la 'U'?

Juan Carlos Vélez: El pasado domingo se evidenció un distanciamiento profundo (entre Uribe y Santos) que se había empezado a dar desde el discurso del expresidente Uribe durante el homenaje a Fernando Londoño en el club El Nogal. Lo que viene ahora es una puja para ver quién se queda con el partido.
 
Por un lado, los parlamentarios son 'Santistas', pero la base del partido, los que ponen los votos, son 'Uribistas'. Si estos se van, se van los votos. Imaginarse a la 'U' sin Uribe es como pensar en una bandeja paisa sin fríjoles, puede subsistir pero nunca será lo mismo.
 
Semana.com: ¿Marcó la asamblea de este domingo un punto de inflexión para la colectividad?

J.C.V.: Total, es evidente que hay dos líneas claras en torno a varios aspectos de la política del gobierno del presidente y que se pueden resumir en tres puntos: Los cuestionamientos que hacemos al hecho de que se haya hecho el reconocimiento del conflicto armado en Colombia; a la forma como el gobierno está buscando la paz ysu marco jurídico.
 
Semana.com: ¿Llegó el momento de elegir quién se debe ir y quién se debe quedar?

J.C.V.: Todavía no, lo que debemos hacer es buscar una convivencia pacífica, porque de lo contario va a ser muy difícil el accionar del partido. De lo contrario, la única forma que van a tener para que nos vayamos es que expulsen a las minorías parlamentarias, porque no vamos a estar apoyando la forma en la que se está adelantando este proceso de paz.
 
Semana.com: Varias voces han opinado que la intención de tener a Santos y Uribe en esta Asamblea no fue una buena idea, ¿coincide con eso?

J.C.V.: Para mí fue una muy buena idea. Para los que querían que Santos saliera en hombros no fue buena, tampoco para los que querían que hubiera un respaldo y apoyo de a la paz. Pero sí lo fue para los que querían que el país se diera cuenta que los ediles, los concejales y las bases del partido están con Uribe.

Roy Barreras

Semana.com: Después del divorcio que hicieron oficial este domingo el presidente Santos y el exmandatario Uribe, la pregunta es ¿qué va a pasar ahora con la 'U'?

Roy Barreras: Hay que recordar que la 'U' es el partido mayoritario, el partido de Gobierno y tiene la responsabilidad de garantizar las políticas sociales y el éxito de la apuesta de la paz principalmente. El partido debe establecer con quién se queda: si con los sectores más duros del uribismo que no creen en la paz y quieren regresar al esquema de la confrontación y le apuestan a la beligerancia, o se la juegan por intentar la paz, sin ingenuidades tal y como lo estamos haciendo.

Semana.com: ¿Marcó la Asamblea de este domingo un punto de inflexión para la colectividad?

R.B.:
Evidenció nuevamente que al interior del partido resultan incompatibles los discursos de la guerra y de la paz. Pero esto se sabía cuando se echó a andar otro partido, el del Puro Centro Democrático, que tiene otra propuesta, dirigida a la guerra.

Semana.com: ¿Llegó el momento de elegir quién se debe ir y quién se debe quedar?

R.B.: Esta claro quiénes han decidido irse y son una minoría. De los 77 parlamentarios hay dos que se quieren ir: Miguel Gómez y Juan Carlos Vélez, es respetable su decisión pero son una minoría.

Semana.com: Varias voces han opinado que la intención de tener a Santos y Uribe en esta Asamblea no fue una buena idea, ¿coincide con eso?

R.B.: Fue un error darle el micrófono a una minoría. La mayoría del partido tiene la intención de marchar en línea recta para derrotar al único enemigo que es la pobreza y por eso hay que intentar hacer la paz. Por eso el país debe aprender a diferenciar los discursos caudillistas de las políticas de Estado.

Semana.com: ¿Cómo afectaría al partido que llegara dividido por Santos y Uribe a las elecciones del 2014?

R.B.: A mí me parece que es una falsa división, hay que recordar que el expresidente Uribe nunca hizo parte transversal del partido, de hecho nunca se inscribió en la U, y no quiso hacerlo en el 2006. El primer presidente inscrito por el partido es Juan Manuel Santos.
 
Para el 2014 esperamos que se vea el éxito de este Gobierno, el de disminuir la pobreza, la inequidad y que podamos entregar la paz. Sabemos que si fracasamos en esto habrá otras opciones de izquierda y de derecha que lleguen al corazón de los colombianos. Es importante recordar que defender lo bueno que hizo el expresidente Uribe no puede significar apostarle al fracaso del presidente Santos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.