Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2017 10:09:00 PM

No había agua ni bomberos para apagar incendio en el que murieron cinco niños

Como ocurre en muchos pueblos de Bolívar, el líquido en El Peñón apenas llega de cuatro a cinco horas al día. En la tragedia de este pueblo pesquero fallecieron cinco menores y un adulto.

La casa de los Martínez en El Peñón (Bolívar) quedó reducida a escombros. Palos, tablas y tejas calcinadas es lo único que les queda después del voraz incendio que devoró la vivienda y les quitó la vida a seis miembros de la familia.

"Había cinco niños durmiendo junto con la hija mía, la mayor", cuenta la abuela de Angie Carolaine, Adrián, Luis Miguel, Chaira y Víctor Manuel mientras se cuestiona si la versión oficial del corto circuito fue lo que ocasionó la conflagración o por el contrario, se trató de un macabro plan en el que le arrojaron gasolina a la casa de bahareque y madera.

Le puede interesar: El pueblo rico que muere de sed

La pesadilla en el barrio El Jardín, sector El Campo, comenzó a la 1:45 de la madrugada de este domingo. Mientras todos dormían las llamas se comenzaron a extender desde la sala de la vivienda, al tiempo que los vecinos intentaban apagar el incendio que acorraló a los menores que se encontraban durmiendo.

"Se hizo lo que se pudo, pero al final no se logró nada... los vecinos echaban agua y tiraban piedra, pero la parte de la sala donde sale el incendio ya había consumido la puerta. Por eso, los pelados desafortunadamente fallecieron. Pedían auxilio los niños", relató a RCN radio Emilio Mayorca, uno de los habitantes del municipio que intentaron auxiliarlos.

Un conjunto de inconsistencias habría servido de caldo de cultivo para que un episodio como el que se presentó este domingo se propagara sin que alguien lo pudiera atajar. Como en muchos pueblos de la costa caribe, el agua llega a cuentagotas y esa noche no fue la excepción.

Le recomendamos: Cien años de soledad y sin agua en Macondo

"El agua se está brindando de cuatro a cinco horas al día... en la madrugada no hay servició, pero ayer se activó rápidamente", le explicó Semana.com Arling Arias, el alcalde del pueblo que queda en la ribera del río Magdalena.

Pero eso no es todo. A los problemas de alcantarillado y suministro constante de agua potable se le suma la ausencia de un carro de bomberos que ayude a controlar este tipo de episodios. La opción más cercana es un convenio con el Banco, Magdalena, que queda al otro lado del río, pero la demora y la dificultad del traslado hacen que la propuesta sea inviable.

En el incendio de este domingo murieron un niño de 12 años de edad, su hermana de 9 años, dos primos de 6 años y uno más de 5 años, así como un hombre de 30 años identificado como Rafael Martínez. Mientras tanto, Ana Iris Martínez Sequea, otra de las víctimas, fue trasladada a la Clínica Reina Catalina de Barranquilla donde permanece en cuidados intensivos.

"Qué dolor amanecer con esta noticia. La muerte de cinco menores es una tragedia que nos entristece. Dios los tenga en su gloria", trino el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, que envió miembros del sistema de atención de desastres para atender la tragedia y ayudar a las familias damnificadas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.