Jueves, 30 de octubre de 2014

| 2013/05/27 00:00

“El permiso era para hacer un alto en el camino”

La presidenta de la Corte Suprema justificó su polémico viaje en crucero. Dijo que “trabaja en exceso".

Foto: Archivo Semana

Este lunes habló la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Ruth Marina Díaz, después de que su nombre apareció envuelto en la polémica, por un permiso de cinco días que ella -y otras magistradas- se tomaron para realizar un viaje en un crucero.

La magistrada, que pagó su viaje de recursos familiares, se defendió en RCN radio de los señalamientos y dijo que se había tomado esa licencia por cansancio y estrés laboral y que ese permiso lo tomaban todos los magistrados. En su caso ese viaje estaba soportado en la ley.

“Mi único hijo, quien trabaja en Estados Unidos, me regaló por el día de la madre un crucero. En diciembre se dio cuenta que estaba agotada porque en vacaciones ni siquiera me desconectaba de mi trabajo”, dijo la magistrada.

La funcionaria judicial dijo que su trabajo era excesivo y que, distinto a otros oficios el suyo no es de ocho horas, sino de resultados. “En ocasiones sacrificamos nuestro descanso debido a las múltiples obligaciones”.

La magistrada dijo no entender por qué se suscitó un escándalo por su permiso cuando lo que quiso fue hacer un alto en el camino por agotamiento. “Me sentí agotada y lo principal es la salud. Solicité este permiso para hacer alto en el camino”.

El sábado en la tarde, cuando regresó de su crucero, la magistrada expidió un comunicado donde dijo algo curioso. Aseguró que durante el crucero, pese a que era de descanso, estudió los proyectos de casación presentados por sus compañeros de la Sala Civil, y revisó el proyecto que dejó listo para repartirles el lunes cuando regresara. Es decir, trabajó mientras gozaba de las mieles de un crucero por el mar Caribe.

En la entrevista de este lunes, la alta funcionaria recalcó sobre ese hecho y dijo que en su caso la mayoría de las veces duerme cuatro horas porque debe llegar a su despacho a proyectar los casos que le corresponden. “Todo ser humano se puede enfermar. Si hago una pausa de descanso y me puedo recuperar fácilmente, puedo producir más”, añadió.

Según ha dicho la magistrada su permiso está soportado en el artículo 144 de la Ley 270 de 1996 que dice: “los funcionarios de la rama tienen derecho a permiso remunerado por causa justificada”.

Por esta razón su caso será estudiado por la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura quien ha dicho que llegará hasta el fondo del asunto y tratará de establecer qué tan justificado fue el polémico permiso que se tomó la prensa nacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×