Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/17/2001 12:00:00 AM

“El Plan Colombia es fácil”

También dijo la embajadora Patterson que los paras serán reclasificados como terroristas de primer grado., 47314

Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



CONTROL SOBRE LOS EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS(Internvención del Defensor del Pueblo, Eduardo Cifuentes, ante el Congreso de la República)



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



CONTROL SOBRE LOS EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS(Internvención del Defensor del Pueblo, Eduardo Cifuentes, ante el Congreso de la República)



Informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre fumigación en Colombia



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



CONTROL SOBRE LOS EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS(Internvención del Defensor del Pueblo, Eduardo Cifuentes, ante el Congreso de la República)



Informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre fumigación en Colombia



Documentos de Vía Alterna.Com sobre fumigación



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



CONTROL SOBRE LOS EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS(Internvención del Defensor del Pueblo, Eduardo Cifuentes, ante el Congreso de la República)



Informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre fumigación en Colombia



Documentos de Vía Alterna.Com sobre fumigación



Las fumigaciones aéreas sobre cultivos ilícitos si son peligrosas(Conferencia "Las Guerras en Colombia: Drogas,Armas y petróleo")



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



CONTROL SOBRE LOS EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS(Internvención del Defensor del Pueblo, Eduardo Cifuentes, ante el Congreso de la República)



Informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre fumigación en Colombia



Documentos de Vía Alterna.Com sobre fumigación



Las fumigaciones aéreas sobre cultivos ilícitos si son peligrosas(Conferencia "Las Guerras en Colombia: Drogas,Armas y petróleo")



Carta de Joaquim Miranda, Presidente de la Comisión del Desarrollo y la Cooperación del Parlamento Europeo, al presidente Andrés Pastrana



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



CONTROL SOBRE LOS EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS(Internvención del Defensor del Pueblo, Eduardo Cifuentes, ante el Congreso de la República)



Informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre fumigación en Colombia



Documentos de Vía Alterna.Com sobre fumigación



Las fumigaciones aéreas sobre cultivos ilícitos si son peligrosas(Conferencia "Las Guerras en Colombia: Drogas,Armas y petróleo")



Carta de Joaquim Miranda, Presidente de la Comisión del Desarrollo y la Cooperación del Parlamento Europeo, al presidente Andrés Pastrana



Proyecto de ley "Por la cual se prohiben las fumigaciones aéreas con sustancias químicas y biológicas"



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



CONTROL SOBRE LOS EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS(Internvención del Defensor del Pueblo, Eduardo Cifuentes, ante el Congreso de la República)



Informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre fumigación en Colombia



Documentos de Vía Alterna.Com sobre fumigación



Las fumigaciones aéreas sobre cultivos ilícitos si son peligrosas(Conferencia "Las Guerras en Colombia: Drogas,Armas y petróleo")



Carta de Joaquim Miranda, Presidente de la Comisión del Desarrollo y la Cooperación del Parlamento Europeo, al presidente Andrés Pastrana



Proyecto de ley "Por la cual se prohiben las fumigaciones aéreas con sustancias químicas y biológicas"



usfumigation.org



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



CONTROL SOBRE LOS EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS(Internvención del Defensor del Pueblo, Eduardo Cifuentes, ante el Congreso de la República)



Informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre fumigación en Colombia



Documentos de Vía Alterna.Com sobre fumigación



Las fumigaciones aéreas sobre cultivos ilícitos si son peligrosas(Conferencia "Las Guerras en Colombia: Drogas,Armas y petróleo")



Carta de Joaquim Miranda, Presidente de la Comisión del Desarrollo y la Cooperación del Parlamento Europeo, al presidente Andrés Pastrana



Proyecto de ley "Por la cual se prohiben las fumigaciones aéreas con sustancias químicas y biológicas"



usfumigation.org



Impacto de Fumigación sobre 11 proyectos de Desarrollo Alternativo (Defensoría del Pueblo)



Es quiza la primera vez que una mujer representa al gobierno de Estados Unidos en Colombia. Anne Patterson, nacida en Arkansas, la tierra de Bill Clinton, es una diplomática de carrera. Trabajó en los 90 en el Departamento de Estado en diferentes puestos relacionados con América Latina y fue embajadora en El Salvador entre 1997 y 2000. En los próximos días completa su primer año en Bogotá, una misión diplomática ajetreada pues nunca Estados Unidos había destinado tanta ayuda oficial a país alguno en América. Y jamás había habido tanto debate acerca de las relaciones entre los dos países como ahora. La embajadora habló sobre todos los puntos álgidos con SEMANA.

SEMANA: ¿Comparado con lo que vivió en El Salvador, ¿cómo ve a Colombia?

Anne Patterson: Creo que el Plan Colombia no es tan difícil, es muy sencillo, con actos muy específicos y por esto vamos a tener éxito.

SEMANA: ¿Qué tanto cambió la política frente a Colombia de Clinton a Bush?

A. P.: Nada cambió. La política es la misma. El gobierno le pidió al Congreso en este presupuesto que le dé seguimiento al Plan Colombia, que se llama ahora el Plan Nacional Andino.

SEMANA: ¿Cree que hay mayor o menor estabilidad democrática en Colombia en el año que lleva usted aquí?

A. P.: No hay ningún problema con la estabilidad democrática de Colombia. No está en riesgo.

SEMANA: ¿Las exigencias en derechos humanos cómo cambian de Clinton a Bush?

A. P.: Esa política va a seguir. Vamos a exigir que las Fuerzas Armadas no colaboren con los paramilitares, pero hemos visto mucho progreso en ese sentido.

SEMANA: ¿Cómo miden ese progreso?

A. P.: Hay más profesionalismo.

SEMANA: En este sentido hay señales inquietantes a veces de la institucionalidad, como en el caso de Rito Alejo del Río.

A. P.: No. Estoy convencida de que la Presidencia y sus asesores en el asunto de las Fuerzas Armadas está muy comprometida con los derechos humanos. Hay seguramente oficiales que estén en problemas pero están en proceso de ser destituidos.

SEMANA: Algunos dicen que un efecto positivo de la ayuda estadounidense es que le permite presionar para que haya mejoras sustanciales en derechos humanos…

A. P.: Sí. Es una realidad política en Estados Unidos porque el Congreso tiene mucho interés en los detalles y algunos grupos de derechos humanos tienen mucha influencia, pero quisiera enfatizar que el general Tapias y el general Mora están comprometidos en este objetivo.

SEMANA: En otro aspecto del Plan Colombia, la fumigación, las cifras muestran que mientras más se fumiga más crecen los cultivos ilícitos. ¿Para qué insistir?

A. P.: La diferencia ahora es que tenemos muchos más recursos. Van a llegar 14 aviones de fumigación en seis u ocho meses. Hemos tenido sólo cuatro aviones y apenas pasa la fumigación los campesinos siembran de nuevo, como en el Putumayo. Pero si volvemos a fumigar entenderán que no vale la pena sembrar coca.

SEMANA: Hay denuncias graves y generalizadas de que la fumigación está afectando a la gente y los animales y dañando la tierra. Ustedes anunciaron un estudio…

A. P.: Quiero enfatizar que nunca hemos tenido una sola denuncia clara. Por ejemplo, un alcalde mandó una foto de un niño sin pies y hemos investigado y el niño nació un año antes de la fumigación. Pido a los colombianos que vengan con las denuncias y las investigaremos. Es el herbicida más probado en el mundo, lo usamos en California con las reglas más estrictas del mundo en medio ambiente.

SEMANA: Sin embargo aquí no se fumiga con el mismo rigor, se fumiga sobre fuentes de agua, se le revuelve cosmoflux…

A. P.: En Estados Unidos también y no pasa nada. Tenemos aquí un equipo de médicos colombianos para investigar esos casos y no tenemos uno sólo probado. Hay mucha desinformación y en mi opinión no es coincidencia que se divulgue al tiempo con los éxitos que hemos tenido con la fumigación. Hemos fumigado más de 50.000 hectáreas desde diciembre.

SEMANA: Hay otro aspecto que es polémico y que provocó reacciones suyas, y es precisamente la calidad de personas que se están contratando y trayendo para que hagan este tipo de fumigaciones…

A. P.: Pero las fuentes son desconocidas, por lo menos por esta embajada. DynCorp es una de las empresas más grandes de Estados Unidos. Decir que sus pilotos vuelan bajo la influencia de drogas y no les pasa nada cuando están piloteando a 10 metros de la tierra no tiene el menor sentido. Hay gente mala en SEMANA, en DynCorp, en la embajada…

SEMANA: Un reporte del Mindefensa dice que los porcentajes de coca incautada han bajado últimamente. ¿Por qué?

A. P.: Es posible, pues está suspendida la interdicción aérea desde el incidente en Perú, donde una falla les costó la vida a una misionera y a su hija. Ojalá podamos renovar la interdicción pronto.

SEMANA: ¿Qué coletazos esperan del narcotráfico ante el Plan Colombia?

A. P.: Los narcotraficantes tienen recursos casi sin límites y por eso esta campaña contra la fumigación me parece un buen ejemplo. Sé que muchas personas no están de acuerdo honestamente con el Plan Colombia y eso debemos discutirlo abiertamente. Pero no se puede discutir este plan comenzando por la fumigación. Obviamente hay una industria del narcotráfico aquí, que es muy fuerte, debiéramos esperar una reacción.

SEMANA: ¿Es consciente el gobierno estadounidense del impacto que tiene la fumigación sobre el proceso de paz…?, si se fumiga los campesinos se rebelan y un proceso de paz va a ser imposible.

A. P.: No es así. La fumigación les está quitando los recursos a las Farc y a los demás grupos armados. Hemos quitado casi 100 toneladas de cocaína del mercado mundial y eso es un refuerzo que no tienen las Farc ni los demás grupos…

SEMANA: Si han quitado 100 toneladas de coca del mercado, ¿por qué ésta sigue siendo más barata y de mejor calidad?

A. P.: Porque tienen inventarios. El Plan Colombia empezó sólo hace seis meses y es un plan a siete años. En mi opinión, hemos tenido un gran éxito para un período tan corto.

SEMANA: ¿Cómo evalúan ustedes que congresistas como Juan Manuel Ospina, de la corriente del Presidente, sea uno de los mayores opositores a la fumigación?

A. P.: No conozco al senador pero queremos un diálogo abierto.

SEMANA: Muchos dicen que si el Plan Colombia funciona los grupos ilegales buscarán reemplazar los recursos perdidos con más secuestros.

A. P.: No podrán reemplazar los enormes recursos del narcotráfico, se debilitarán.

SEMANA: ¿No hay ayuda para prevenir esos crímenes?

A. P.: Hay destinados 120 millones de dólares para fortalecer el sistema de justicia y la lucha contra el secuestro.

SEMANA: ¿Por qué Estados Unidos, tan metido en el Plan Colombia, no ha querido participar en el proceso de paz con las guerrillas?

A. P.: Empezamos a hablar con las Farc en Costa Rica y después secuestraron a los tres indigenistas. Fue una traición y por eso no tenemos ningún interés en conversar con ellos.

SEMANA: ¿Cómo ve el proceso de paz?

A. P.: Ojalá que tenga éxito, pero algunas partes están estancadas. En mi opinión, el Presidente tiene coraje para seguir y lo valoramos mucho por eso, pero no queremos participar.

SEMANA: ¿Por qué si las autodefensas no han atacado estadounidenses han sido incluidas en la lista de terroristas?

A. P.: Son grupos terroristas, sin duda. Un grupo que está en el campo matando la gente es un grupo terrorista. Pero en septiembre creo que van a ser puestos en la categoría de primer grado de esa lista.

SEMANA: ¿Qué cosas pueden hacer con esa clasificación?

A. P.: En la nueva categoría ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con ellos porque viola la ley. Será más fácil controlar el contrabando de armas y congelar sus cuentas bancarias.

SEMANA: Finalmente, en el campo económico, el interés más inmediato de Colombia es la ampliación y aprobación del Atpa. ¿Será una realidad?

A. P.: Vamos a extender el Atpa sin problema, aunque dependemos de la voluntad del Congreso. La pregunta es hasta qué punto podremos ampliarlo. Queremos no sólo igualar sus ventajas a las extendidas para el Caribe si no de pronto ir un poco más allá. Estoy segura de que el Congreso va a ampliar en algo.

SEMANA: ¿Usted es optimista?

A. P.: Sí. No es tan difícil el Plan Colombia y las Farc no son tan fuertes como parecen.



Páginas web relacionadas



Fumigaciones: más grave que la desinformación es la mala información



CONTROL SOBRE LOS EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS(Internvención del Defensor del Pueblo, Eduardo Cifuentes, ante el Congreso de la República)



Informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre fumigación en Colombia



Documentos de Vía Alterna.Com sobre fumigación



Las fumigaciones aéreas sobre cultivos ilícitos si son peligrosas(Conferencia "Las Guerras en Colombia: Drogas,Armas y petróleo")



Carta de Joaquim Miranda, Presidente de la Comisión del Desarrollo y la Cooperación del Parlamento Europeo, al presidente Andrés Pastrana



Proyecto de ley "Por la cual se prohiben las fumigaciones aéreas con sustancias químicas y biológicas"



usfumigation.org



Impacto de Fumigación sobre 11 proyectos de Desarrollo Alternativo (Defensoría del Pueblo)



El uso, almacenamiento y disposición de plaguicidas en Colombia es inadecuado (Defensoría del Pueblo)



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.