Lunes, 22 de diciembre de 2014

| 2013/05/14 00:00

El plan por si a Santos se le acaba el tiempo

El senador Ramiro Chavarro propone que si no hay acuerdo con las FARC, se retome en el próximo gobierno.

El senador conservador Ramiro Chavarro. Foto: Daniel Reina / SEMANA

El conservador Ramiro Chavarro les dejó sobre la mesa a los partidos políticos, a los gremios y a la sociedad civil un pacto para que el proceso de paz “no se contamine” por las próximas elecciones del 2014, cuando se elegirán a los nuevos integrantes del Congreso colombiano y al nuevo jefe de Estado.

El pacto obligaría a los firmantes a que, si en el próximo mes de noviembre el Gobierno y la guerrilla de las FARC no firman el acuerdo para ponerle fin al conflicto, las conversaciones se interrumpan y sean reanudas después del 7 de agosto del 2014, cuando se posesione el nuevo presidente.

Según Chavarro, en el momento en que se inscriba el primer candidato a la Presidencia (según la Registraduría las inscripciones se abren el 28 de noviembre próximo), se hará un corte de cuentas a las negociaciones que se adelantan en La Habana, y se retomen en el próximo gobierno.

El Gobierno dice que está a punto de llegar a un acuerdo con las FARC sobre el primero de los cinco puntos de la agenda de La Habana, el del desarrollo rural. “Si para este punto se han tardado nueve meses en llegar a un acuerdo, se puede decir que faltan dos años y 10 meses para concretar el acuerdo definitivo que ponga fin al conflicto”.

El pacto establece que la consecución de la paz “debe ser una política de Estado y no le pertenece a un gobierno específico”, y si no hay acuerdo en noviembre, la negociación que ha iniciado el presidente Santos se reanude en el próximo período presidencial.

“Del afán no queda sino el cansancio. Tenemos experiencias en el pasado que infortunadamente no se ha logrado materializar. Bien valdría la pena que no frustremos de nuevo al país y que de no cerrarse los cinco puntos de la negociación al mes de noviembre, que es cuando inicia las inscripciones de candidatos presidenciales y que cualquiera que sea el próximo gobierno continúen los diálogos en La Habana”, dice Chavarro en diálogo con Semana.com.

Noviembre es el mes de las mayores definiciones políticas en el país. No sólo se abren las inscripciones de candidatos a Presidencia de la república, sino que es el mes en el que al presidente Juan Manuel Santos se le vencerá el plazo para decidir que aspira a la reelección. Noviembre también es el mes en el que se cumple un año de las negociaciones de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC. El propio presidente Santos prometió que los resultados de este proceso de paz se medirán en meses y no en años.

La propuesta de Chavarro será presentada a los cinco partidos de la unidad nacional: La U, el propio Partido Conservador, el Partido Liberal, Cambio Radical y el Partido Verde. También a los independientes y al Polo Democrático, único partido de oposición, así como a movimientos políticos como el Puro Centro Democrático, de Álvaro Uribe Vélez, uno de los principales opositores al proceso de paz.

Este sería el primer acuerdo político para “descontaminar” el proceso de paz de la “incertidumbre electoral”. La propuesta se produce una semana después de que el Gobierno, por boca del ministro del Interior, Fernando Carrillo, anunciará que los acuerdos de paz probablemente serían refrendados antes de las elecciones. Chavarro pide que no se llegue a un acuerdo de afán por el límite de las elecciones del 2014.

Gobierno rechaza propuesta

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, al ser consultado en el Congreso por esta propuesta, dijo que no es momento para pedir plazos o dilaciones, sino resultados concretos a la mesa de negociación de La Habana.

"No hay que perder el optimismo moderado de que las negociaciones van a dar resultados pronto, lo que hay que hacer es un llamado a los voceros de las FARC en La Habana para que haya resultados. El pueblo colombiano está ansioso de saber cuáles son los resultados de estos meses de diálogo, no debemos pensar en este momento en dilatar o en postergar, sino en pedir resultados a la mesa".

Carrillo también reiteró que por parte de los negociadores del Gobierno en la Habana "hay toda la disposición de terminar el primer punto de la agenda, el del desarrollo rural, y pasar a la discusión de los siguientes puntos.

El ministro del Interior también controvirtió la tesis del senador Chavarro de que los diálogos se vayan a extender dos años y diez meses más al señalar que nueve meses se han ocupado del primero de los cinco punto de la agenda.

"No creo que ese sea un patrón de comportamiento de lo que pueda ser la mesa. El punto más complejo era el primero y ya se está resolviendo".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×