Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/12/01 23:17

La contrarreloj de la acusación a Jorge Pretelt

La plenaria de la Cámara tendría plazo hasta la media noche de este miércoles para decidir si acusa al magistrado de la Corte Constitucional. De no haber decisión, el proceso podría caerse.

Magistrado Jorge Pretelt. Foto: Archivo particular

Antes del medio día de este martes, el representante Albeiro Vanegas entregó en la secretaría de la Cámara de Representantes, el informe sobre la acusación del magistrado Jorge Pretelt, investigado por haber pedido, presuntamente, 500 millones de pesos a cambio de favorecer el fallo de una tutela interpuesta por la firma Fidupetrol.

Vanegas había sido designado como relator de la acusación, formulada por el representante Julián Bedoya, y que fue aprobada por la Comisión de Acusaciones.

Su informe no tiene mayores novedades. Explica en detalle cómo se desarrolló la investigación, enumera las evidencias que hay en el expediente y finaliza con una petición a la plenaria de la Cámara: acusar al magistrado Jorge Pretelt por el delito de concusión.

Tras la radicación del informe, ahora la plenaria de la Cámara de Representantes determinará si acusa ante el Senado al magistrado Pretelt o si, por el contrario, se debe precluir la investigación contra quien fuera presidente de la Corte Constitucional en el momento de estallar el escándalo de Fidupetrol. La decisión se adoptará por mayoría simple.

Esta votación se debe hacer antes de la media noche de este miércoles. De lo contrario, “el proceso podría caerse”. Por lo menos esa es la teoría de Albeiro Vanegas, quien señala que los términos para la acusación, señalados en el reglamento del Congreso, están próximos a vencerse.

El congresista remite al artículo 343 de la Ley quinta del 92. Allí se establece que una vez aprobado el proyecto de acusación, el presidente de la Comisión de Acusaciones deberá enviar el escrito al presidente de la Cámara de Representantes, con el propósito de que la plenaria avoque su conocimiento de forma inmediata. Dicha ley establece que la Cámara deberá reunirse en pleno “dentro de los cinco días siguientes” para “estudiar o modificar” el texto, y decidir “en el termino de quince días” sobre el proyecto aprobado por la Comisión.

Vanegas recuerda que el 5 de noviembre fue aprobado el proyecto de acusación y cinco días después, el 10 de noviembre, se nombró la comisión de relatores encargados de sustentar la acusación ante la plenaria. Su tesis es que este miércoles, 2 de diciembre, se vencen los 15 días que establece la Ley para que la plenaria de la Cámara adopte la decisión.

Incluso el congresista también tiene la tesis de que si no se produce el debate en la plenaria, los representantes a la Cámara podrían exponerse a denuncias por presunto prevaricato.

Las advertencias de Vanegas parecen temerarias. Directivos de la Comisión de Acusaciones le dijeron a Semana.com que aunque la le ley establece que la plenaria debe decidir en el término de 15 días, de ahí a que se caiga el proceso contra el magistrado Pretelt “es una tesis bien discutible”. Y es que la misma ley que fija los términos de la acusación no señala las consecuencias si la plenaria no toma una decisión en ese tiempo.

La agenda de la Cámara de Representantes para este miércoles no deja de ser una amenaza contra la acusación a Pretelt. Están en lista el proyecto de cupo de endeudamiento, reclamado por el ministro de Hacienda, y el plebiscito para la paz, reclamado por el Gobierno, y que además tiene mensaje de urgencia. Eso quiere decir que es prioritario frente a los demás.

En todo caso, este miércoles será un día clave en el proceso contra Pretelt, pues de no haber decisión podría generar un pretexto para que la defensa del magistrado alegue violación de términos. Sería inaudito que el único proceso que ha prosperado en la inoperante Comisión de Acusaciones se hunda porque no hubo decisión en los tiempos establecidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.