Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/15/2012 12:00:00 AM

El poder y los medios: el testimonio de tres directores

El director de la revista 'Emeequis', de México, el expresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa de Perú, y el director de la revista 'Semana', narraron este lunes sus experiencias como líderes de medios.

El director de la revista Emeequis, de México, Ignacio Rodríguez Reyna, el director de Semana, Alejandro Santos, y el expresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) de Perú, Alejandro Miro Quesada, discutieron en el último foro de la Conferencia Latinoamericana de Periodismo Investigativo 2012 (Colpin) sobre las enseñanzas y los desafíos de su liderazgo frente a los medios de comunicación que dirigen.

"Tener las cuentas claras para hacer el mejor periodismo posible"

Para Ignacio Rodríguez Reyna, director de Emeequis, de México, es "posible conciliar y juntar una visión más moderada entre los intereses comerciales y los periodísticos".

Durante su paso por El Universal, del cual fue director editorial adjunto, Rodríguez cuenta que gozó de una independencia absoluta, para así "hacer el mejor periodismo posible".

Con tal fin, señala, fue necesario tener y requerir una claridad meridiana sobre las reglas de juego.
 
En ese sentido, desde un principio aclaró que su función era cuidar "el prestigio, la claridad y la calidad de los materiales". Con tal meta, afirma, debió llevar la contraria a los gerentes, pero siempre de manera argumentada y con en el público como fin último.

De hecho, dice, la mejor manera de tener un buen negocio de medios es hacer un periodismo riguroso y de calidad.

Por ejemplo, cuando la oposición llegó al poder en México y se dio la primera alternancia en muchos años, explica Rodríguez, muchos medios quisieron darle un "bono democrático" al gobierno recién electo.

Sin embargo, explica el exdirector de El Universal, la confianza ya se había dado con el voto, y el papel de escrutinio y contrapeso periodísticos debería darse con "cero tolerancia" hacia los gobernantes recién elegidos.

Al final, dos actos de censura llevaron a su renuncia y a la de cerca de dos docenas de periodistas, quienes constituyeron la base de la revista Emeequis.

"El tema de los medios es un tema de autonomía"

Para el expresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) de Perú, Alejandro Miro Quesada, el director de un medio puede tomar tres caminos distintos que revelan los niveles de autonomía.

El primero es el del 'periodismo fin', el cual desencadena el círculo virtuoso de la estabilidad y la rentabilidad que redunda en beneficio de todas las instancias del medio, incluso las comerciales.

El segundo es el 'periodismo medio,' que revela un manejo industrial en busca de autoridad, poder político, e incluso, apoyo a otros negocios.

El tercero es el 'periodismo intermedio', en el que los dueños tienen intereses específicos, pero no excluyen actitudes altruistas. En estos casos, señala Miro Quesada, es necesario dar prioridad a la transparencia y advertir a los lectores sobre las intenciones del diario.

Para este especialista y exdirector de El Comercio, de Lima, se pueden formular varias recomendaciones en la relación entre la dirección periodística y la industria de medios.

En primer lugar, el director debe ser muy claro sobre el marco de referencia para su autonomía. Segundo, "hay que insistir constantemente en que el mayor patrimonio de un medio es la credibilidad".

En tercer lugar, "no hay que enfrentarse a la ideología familiar", que es una instancia legítima de decisión en un diario. Este punto, además, da lugar a la cuarta recomendación, que es suministrar a los propietarios una información clara y completa sobre la manera en que se está procediendo.

En quinto y último lugar, concluye, el director debe estar siempre dispuesto a jugársela por sus principios, "teniendo siempre en el cajón del escritorio la carta de renuncia".

"El director de un medio tiene que comenzar a asumir un nuevo papel"

Para Alejandro Santos, el director de Semana, la relación entre la industria de los medios y la dirección periodística es de gran complejidad compleja y presenta diferentes elementos subyacentes.
    
El primero, explica, "es ver a quién pertenece el medio". Es distinto que el propietario sea una familia a que sean grandes conglomerados económicos, o cuando la empresa está en fondos privados o en bolsa y "prima la rentabilidad".

El segundo es la tensión entre los intereses público y el privado. Al respecto, Santos nota un gran y "comprensible" temor de la prensa a la hora de destapar los actos de corrupción que puedan afectar los intereses económicos del medio, lo cual contrasta con la valentía que ha caracterizado al periodismo latinoamericano al denunciar, por ejemplo, la corrupción política.

Respecto a los roces que se pueden dar entre entre los intereses de los gerentes y los editores, el papel del director pasa por tener una visión panorámica, dice Santos, que le permita leer las dificultades por las que atraviesan los medios de comunicación en todo el mundo.

"El director de un medio tiene que comenzar a asumir un nuevo papel", explica, "pues tiene que entender fenómenos más amplios sobre los nuevos esquemas, formatos y organización del trabajo para enfrentar desafíos económicos y brindar nuevos escenarios".

"Los cambios en el periodismo no deben venir de la gerencia sino desde adentro de las instancias periodísticas", señala el director de Semana.

En ese contexto, "el director debe pensar en propuestas que preserven la calidad periodística en una industria que se está moviendo rápidamente", concluyó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.