Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/04/24 19:05

“Exigimos la renuncia del director de ANLA porque ha demostrado su falta de idoneidad”

El presidente del Partido Conservador, David Barguil, asegura que las licencias ambientales se están convirtiendo en una papa caliente. Dice que el caso de La Macarena no es el único.

David Barguil dice que es urgente que el gobierno nacional intervenga designando un funcionario idóneo en la ANLA. Foto: Alejandro Acosta / DINERO

En la pelea por la licencia de exploración cerca a los parques nacionales Macarena y Tinigua ha salido toda la clase política. El más vehemente quizás ha sido el presidente del Partido Conservador, David Barguil. El líder de los azules pide un revolcón en la forma cómo se entregan esos permisos en el país. Asegura que en los casos de Reficar y El Quimbo también deberían abrir un debate.

Semana.com: ¿Por qué el Partido Conservador pidió la renuncia del director de la ANLA?

David Barguil: Exigimos la renuncia de Fernando Iregui, director de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) porque ha demostrado su falta de idoneidad, diligencia y capacidad para manejar un tema tan importante para el país. La expedición de una licencia o su modificación se deben fundamentar en un proceso exhaustivo de evaluación de impactos ambiental y social, no pueden ser una decisión arbitraria. Además la autoridad ambiental debe brindar las garantías jurídicas que requiere el Estado colombiano en esta materia, no podemos estar permanentemente asistiendo a la revocatoria de licencias que nunca se debieron otorgar.

Semana.com: Usted dice que el director de la ANLA es un funcionario cuestionado con una seguidilla de escándalos, ¿a qué se refiere?

D. B.: En los últimos años se han presentado una serie de polémicas por varias licencias ambientales otorgadas en nuestro país. Entre ellas, el caso de Reficar en Cartagena, de Hupecol en La Macarena y de Emgesa en el Quimbo, en Huila. Por ejemplo, en el caso Quimbo, se ocasionaron profundos daños ambientales, sociales y económicos (se afectaron cadenas productivas, se presentaron desplazamientos y deforestación).

En el caso de la licencia otorgada a Hupecol, Cormacarena ya había emitido un concepto técnico en tres oportunidades entre los años 2013 y 2015, manifestando que debido a la importancia de esta zona, no era viable el proyecto. Y en cuanto a Reficar, se modificó la licencia con un documento informal sin medir el impacto real de tal decisión. Todo esto fue desconocido por la ANLA y hoy enfrentamos no sólo las consecuencias de los graves daños que en materias ambiental y social se han generado, sino también el inminente impacto en las finanzas del Estado por la demandas que se avecinan.

Semana.com: ¿Qué está pasando en Reficar?  

D. B.: La historia de la Refinería de Cartagena es una caja de pandora. En cuanto al tema ambiental es inverosímil desde todo punto de vista que por medio de un documento informal se modifique una licencia ambiental. Lo que hizo la ANLA fue permitirle a Reficar el transporte de coque –residuo que resulta del proceso de refinación del petróleo, relacionado con el cáncer de pulmón– en un recorrido de 4,5 kilómetros en camiones por las vías de la localidad industrial de Mamonal y almacenarlo a cielo abierto, incluso transportarlo en barcazas por la bahía de Cartagena, cuando se debe hacer en bandas cerradas. Lo peor es que hoy nadie responde por este absurdo jurídico que ocasiona daños en la salud pública y un deterioro ambiental irreversibles.

Semana.com: ¿Qué peligros podría tener esa sustancia?

D. B.: El coque es un subproducto sólido del proceso de refinamiento del petróleo. Se utiliza en todo el mundo en distintas industrias como la cementera, la termoeléctrica, la energética y la producción de aceros, entre otras. La producción y el transporte de este material se deben hacer bajo ciertas condiciones de seguridad. Las emisiones son mezclas complejas de polvo, vapores y gases que generalmente contienen sustancias cancerígenas como cadmio y arsénico, según el Instituto Nacional de Cáncer (INC) a exposición a las emisiones de los hornos de coque está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de pulmón.

Semana.com: Por otro lado, su partido también acaba de pedir la intervención de Electricaribe. ¿Por qué?

D. B.: Nuestra colectividad lanzó un SOS al gobierno nacional para que intervenga inmediatamente a Electricaribe porque la costa vive un apagón permanente. Y está comprobado que esta es una empresa ineficiente; que no ha hecho las inversiones que se requieren en materia de infraestructura para mejorar el servicio, tampoco le interesa cumplir los planes de mejoramiento pactados, y el usuario no está en su lista de prioridades.

Semana.com: ¿Qué se necesita hacer?

D. B.: Es urgente que el gobierno nacional intervenga designando un funcionario idóneo y conocedor del sector, que pueda tomar las decisiones que se necesitan, que administre la empresa con verdaderos estándares de calidad, que ejecute las inversiones requeridas y que brinde garantías del adecuado uso de los recursos.

Electricaribe se ha convertido en un obstáculo para el desarrollo de la costa Caribe, esta es una problemática que de no tener una pronta y definitiva solución, puede desencadenar una grave situación de orden público en la región. Llevan años padeciendo con los continuos y prolongados cortes del servicio, las tarifas exageradas, el cambio de los contadores sin justa causa, las fluctuaciones en el voltaje que dañan sus electrodomésticos y los injustificados incrementos en el consumo, entre otros. Los ciudadanos ya no soportan más abusos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.