Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/08/27 07:00

"El principal aliado del contrabando es la misma Guardia Venezolana"

Donamaris Ramírez, alcalde de Cúcuta, cree que el éxodo de colombianos aumentará y que algunos de los responsables del contrabando están dentro del mismo gobierno venezolano.

El alcalde de Cúcuta, Donamaris Ramírez, demandará al presidente Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional y la Comisión Internacional de Derechos Humanos. Foto: Cortesía Alcaldía de Cúcuta.

Semana.com: ¿Qué impacto económico ha tenido para Cúcuta el cierre de la frontera?

Donamaris Ramírez:
Tenemos paradas 6.000 toneladas de carbón diarias que no pueden salir de la ciudad. Pero lo más grave es quizá para los venezolanos, porque ya no pueden entrar a comprar lo que muchas veces les falta allá.

Semana.com: Y en el tema humanitario, ¿cómo ve la situación?

D.R.:
Ninguna ciudad, por muchos recursos que tenga, puede estar preparada para afrontar un desplazamiento como el que ha generado el presidente Nicolás Maduro de un momento a otro. No tiene sentido lo que hace porque su mismo gobierno (el de Chávez) motivó la presencia de nuestros compatriotas allá. Les están quitando las cédulas a los colombianos chavistas en una política estatal desordenada y que, sin duda, es una medida para esconder la gran debilidad electoral que vive Venezuela.

Los albergues de Cúcuta están controlados y podemos recibir más personas, pero hay centenares de familias cruzando el río.

Semana.com: ¿De cuántas personas estamos hablando?

D.R.:
Entre martes y miércoles aproximadamente 3.000 personas cruzaron el río Táchira y siguieron su camino a Colombia por las trochas. Todas vienen con sus televisores, neveras y ventiladores viejos. Son familias humildes. Esto muestra la gran equivocación del gobierno de Maduro. Si fueran contrabandistas, ¿no tendrían, por lo menos, electrodomésticos modernos y costosos?

Semana.com: Entonces, ¿quiénes son los contrabandistas?

D.R.:
El aliado de las bacrimes colombianas para el contrabando es la Guardia Nacional, es consentido por ellos mismos. El contrabando de combustible y de otros productos es manejado, incluso, por generales venezolanos que regulan los cupos de importaciones. Esa problemática se combate entre los dos estados, Colombia siempre propuso que los criminales no pasaran para Venezuela, pero, sin lugar a dudas, ese paso era consentido. La gente a la que están atacando no es la que ellos están buscando.

Semana.com: ¿Está de acuerdo con el presidente Santos y la canciller Holguín de que sólo con diálogo y diplomacia se solucionarán la crisis?

D.R.:
¿Cuál otro camino tienen? Pensaría yo que subir esto a organismos internacionales es una opción, pero si la otra alternativa es que se venga un enfrentamiento bélico, prefiero que nos quedemos como estamos y estoy seguro de que nadie cuerdo querrá que eso se dé.

Semana.com: Sin duda usted ya se inclinó por subir esto ante organismos internacionales...

D.R.:
Yo estoy ajustando una denuncia ante el fiscal de la Corte Penal Internacional en La Haya y otra por violación de los derechos humanos ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos. Lo estoy soportando en los delitos de desplazamiento forzado, violencia psicológica, maltrato a menores de edad y secuestro temporal.

Semana.com: Pero desde hace ya muchos meses se vienen dando deportaciones, ¿no cree que el Gobierno actuó tarde?

D.R.:
Deportaciones siempre se han dado, de hecho, nosotros también deportamos venezolanos, pero es muy diferente porque lo hacemos con base en la ley. A lo que ocurre hoy sólo podemos llamarlo éxodo.

Semana.com: La pregunta que se hacen muchos deportados es: ¿Qué va a pasar con ellos luego de que no los puedan seguir teniendo en los albergues?

D.R.:
El presidente Santos habló de ofrecerles casas del programa de viviendas gratuitas, eso es una medida que ayudará. Yo pensaría que lo más indicado es que cada persona busque su ciudad de origen y que en cada municipio asumamos la carga. La responsabilidad no la puede asumir sólo Cúcuta, eso es imposible, no somos capaces de soportar ese peso.

Semana.com: ¿Aumentará el número de personas deportadas o que huyen de Venezuela?

D.R.:
Lo que vemos hasta el momento es que sí. Sólo en el cordón de San Antonio, que está pegado al río Táchira, puede haber entre 5.000 y 7.000 colombianos atemorizados que quieren escapar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.