Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/1995 12:00:00 AM

EL QUE FALTA

Helmer Herrera es el único de los siete presuntos jefes del cartel de Cali que aún no ha caído, pero las autoridades le están pisando los talones.

EL GOLPE FINAL CONTRA la primera línea del cartel de Cali lo constituye la captura de Helmer Herrera, el último de los presuntos cabecillas de esta organización que todavía se encuentra en libertad. Para dar con su paradero el Bloque de Búsqueda intensificó sus operaciones y al finalizar la semana pasada las autoridades estaban muy cerca de sus pasos. Pero no sólo se intensificaron los operativos, sino que también el gobierno decidió aumentar la recompensa -de 500 a 1.000 millones de pesos- por información que conduzca a la captura de 'Pacho' Herrera.
Herrera es sobreviviente de un violento ataque por parte del cartel de Medellín en septiembre de 1990, cuando un grupo armado llegó a la finca Los Cocos localizada en Candelaria, Valle del Cauca, donde se disputaba un partido de fútbol y fueron masacradas 18 personas. De acuerdo con las autoridades el ataque fue ordenado por Pablo Escobar, que siempre lo consideró su archienemigo. Los problemas entre los dos comenzaron desde la bomba del edificio Mónaco en Medellín en enero de 1988. Escobar siempre señaló a Herrera como el autor intelectual de ese atentado. Más que la destrucción del edificio, el odio del entonces jefe del cartel de Medellín por 'Pacho' Herrera se debió a que la onda explosiva por poco deja sorda a su pequeña hija, Manuela.
Desde esa época Escobar juró que lo mataría y fueron muchos los intentos que hizo para cumplir su palabra. Además de la masacre en la finca del municipio de Candelaria, en otra oportunidad el jefe del cartel de Medellín secuestró a cinco espías del cartel de Cali que habían penetrado su organización. Se dice que en ese entonces Gilberto Rodríguez medió para que no los fuera a asesinar. Escobar le hizo saber que a cambio de respetar las vidas de los retenidos, el cartel de Cali le entregara a 'Pacho' Herrera. La historia de este episodio terminó con el asesinato de los cinco hombres porque Rodríguez se negó a aceptar la propuesta de Escobar.
Otro episodio que se recuerda de ese enfrentamiento a muerte fue el hallazgo que hicieron las autoridades en la cárcel de la Catedral cuando Escobar escapó de ella. En esa oportunidad fue encontrado un álbum con 200 fotografías de miembros de la organización de Cali. Entre ellas se descubrió un paquete especial que contenía 16 fotos de 'Pacho' Herrera. Todas ellas retocadas para convertir a Herrera en el hombre de las mil caras. En unas fotos aparece con cara redonda, gafas de carey y lentes gruesos. En otras, con bigote semipoblado y pelo muy corto. En unas más, con patillas, boca pequeña y ojos grandes. Y así sucesivamente se le transformó como a un camaleón.

¿QUIEN ES?
Aunque las autoridades consideraban a Herrera como uno de los hombres más poderosos del cartel de Cali, era muy poco lo que sabían de él. La DEA, en ese entonces, destinó a dos de sus hombres para que realizara un detallado trabajo de inteligencia sobre la vida del misterioso personaje. En las fichas de la Interpol la información era mínima. En ese historial se decía que Herrera hacía parte de la cúpula del cartel de Cali y que en 1985 tuvo un problema con las autoridades colombianas en Cartagena por violación del entonces estatuto de estupefacientes.
De otro lado, las autoridades colombianas -Dijin y DAS- señalaban que una de las mayores fuentes de ingresos de Herrera era una compañía que se encargaba del lavado de dólares que prestaba sus servicios a sus socios del norte del Valle. Ese negocio, según las autoridades, lo había convertido en uno de los hombres más ricos del cartel de Cali. Al igual que la información de las agencias internacionales, las colombianas no aportaban mucho sobre su historial.
Sólo en febrero de 1994 su nombre se hizo más familiar para la opinión pública. El ex fiscal Gustavo de Greiff le expidió un 'salvoconducto' en que afirmaba que Herrera no tenía antecedentes de investigaciones judiciales en su contra. La firma de esta controvertida constancia, amparada en el marco de las normas del Código de Procedimiento Penal y en especial de su artículo 369E, originó un escándalo (ver SEMANA #615).

MAS PISTAS
Para tener un perfil más completo sobre 'Pacho' Herrera, se necesitó que el Bloque de Búsqueda comenzara en firme la persecución de los cabecillas del cartel de Cali. En los últimos seis meses un grupo conformado por hombres de inteligencia del Bloque y de los organismos de seguridad se dieron a la tarea de armar el rompecabezas sobre el hombre de las 'mil caras'. En uno de los últimos allanamientos realizados en Cali fue descubierto un álbum fotográfico de los Rodríguez y allí se encontraron varias fotos de Herrera.
De acuerdo con el perfil elaborado por el Bloque, 'Pacho' Herrera es un hombre corpulento, de 1,70 metros de estatura y tez trigueña. Usa anteojos y en algunas ocasiones, según los informes, lentes de contacto azules. Además de 'Pacho', se le conoce con varios alias, entre ellos 'La Niña', el 'Lavacarros', y el 'Muelón'. La ficha del Bloque señala que nació el 24 de agosto de 1951 en Palmira, Valle.
De su vida familiar, las autoridades señalan que Herrera tiene seis hijos. Y en cuanto a su vida social afirman que frecuenta pequeños grupos de jóvenes entre los 18 y 22 años, quienes por lo general siempre están a su lado. En cuanto a sus negocios, las autoridades dicen que es socio de 'Chepe' Santacruz y esporádicamente trabaja con algunos miembros del llamado cartel del norte del Valle. En cuanto a su fisonomía, los informes señalan que usa el cabello ondulado, bastante canoso, tiene barba y sin bigote. Es aficionado a los caballos de paso y a la ganadería. Para sus desplazamientos utiliza vehículos costosos y la mayoría de sus propiedades son suntuosas. Con esta información los integrantes del Bloque de Búsqueda están tras las huellas del último hombre libre de los cabecillas del cartel de Cali. Su captura significará el fin de la organización más poderosa del mundo en el negocio del narcotráfico. De acuerdo con informes de la DEA y la CIA, este cartel que dirigían los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez, 'Chepe' Santacruz" y 'Pacho' Herrera, maneja el 80 por ciento de la distribución de droga en Estados Unidos. Igualmente lideraba los mercados de Europa y Japón. Esa organización fue prácticamente desmantelada en tan solo tres meses por la Policía Nacional. Por eso la captura de Herrera se ha convertido en la prioridad número uno del Bloque porque una vez caiga en manos de las autoridades, 'Pacho' Herrera se convertirá en el símbolo del final del cartel de Cali.-

LOS SARRIA SOMOS ASI
NO TODO ESTA CLARO después del comunicado que el presidente Samper emitió para explicar el contenido de la grabación entregada a SEMANA por un oficial que perteneció al servicio de inteligencia de la Armada.
La semana pasada la mayor parte de los medios de comunicación de Colombia y algunos informativos extranjeros se dieron a la tarea de profundizar en el alcance y consecuencias del diálogo sostenido entre Elizabeth Montoya de Sarria y el hoy presidente Ernesto Samper Pizano.
Tras la publicación del contenido del casete, que generó un gran alboroto, el jefe del Estado decidió enfrentar el asunto y por ello emitió un comunicado en el que aseguró que nunca recibió el anillo de diamantes que la muj er le ofreció telefónicamente. Agregó que por la época en que fue interceptada la llamada los Sarria no eran investigados ni nacional ni internacionalmente. También dijo que no se produjo la reunión -coordinada, según la grabación, por Elizabeth Montoya- con unos supuestos representantes de la Philip Morris y el Interbank, provenientes de Brasil.
Conocida la explicación de la Casa de Nariño, algunos medios obtuvieron datos que han generado inquietudes en la opinión, especialmente en el caso de la señora Elizabeth Montoya -esposa del suboficial retirado de la Policía Jesús Amado Sarria Agredo-. El viernes pasado la cadena RCN informó que "Elizabeth Montoya de Sarria o Elizabeth Leyva Sarria fue arrestada en Los Angeles el 4 de abril de 1986 bajo el cargo de posesión de drogas para la venta. Fue instruida de los cargos bajo el registro número 11351 F". La misma cadena radial dijo que la mujer recobró la libertad después de pagar una fianza de 100.000 dólares.
De otro lado, la empresa Philip Morris, productora del cigarrillo Marlboro, dijo que de ninguna manera ha hecho contribuciones a las campañas políticas en Colombia. Lo mismo dijo desde Brasil el director del Interbank Distribuidora de Títulos y Valores. Una fuente de entero crédito dijo que se trataría de una entidad crediticia que tiene su sede en el Caribe.
También ha producido comentarios en la opinión pública la posible asistencia de Jesús Sarria a la posesión del presidente Samper el 7 de agosto del año pasado. Y tal asistencia pareció haber quedado demostrada la semana pasada cuando los periódicos El Tiempo y La Prensa de Bogotá divulgaron fotografías en las que aparece un hombre a quien identifican como Sarria, quien según la Fiscalía está siendo investigado por narcotráfico y lavado de dinero. La presencia de Sarria en el Palacio de Nariño no ha sido desmentida por el palacio presidencial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.