Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/1995 12:00:00 AM

EL REGRESO DE ANDRES

Una noticia de 'CM&' sobre dineros calientes en la campaña conservadora, obligó a Andrés Pastrana a romper su silencio de un año.

EL PAIS ESTABA A PUNTO de completar una semana de sobresaltos. Pero faltaba el último: el noticiero de televisión CM& abrió su emisión del jueves en la noche con una noticia extra, según la cual las autoridades estarían investigando si Luis Fernando Ramírez, beneficiario de una serie de cheques de empresas del cartel de Cali durante el primer semestre del año pasado, era ni más ni menos que el mismo Luis Fernando Ramírez Acuña, ex ministro de Trabajo de la administración de César Gaviria y compañero de fórmula de Andrés Pastrana para la vicepresidencia, en el tiquete electoral del año pasado.
Los cheques relacionados sumaban una cantidad importante, cercana a los 40 millones de pesos, y aparecían registrados en el listado de giros de empresas identificadas como de bolsillo del cartel, encontrado en el ya famoso maletín abandonado por Miguel Rodríguez Orejuela cuando estuvo a punto de ser detenido en Cali un mes antes de que se produjera su captura efectiva.
No habían transcurrido más de 15 minutos de la media hora de emisión del informativo, cuando irrumpieron en el estudio Andrés Pastrana y Ramírez Acuña. Manejando la consigna de "venimos a dar la cara", Pastrana se tomó la emisión y con la clara intención de marcar un agudo contraste con el presidente Ernesto Samper y con su frase de que si hubo narcodineros en su campaña, fue a sus espaldas, el ex alcalde de Bogotá asumió la responsabilidad personal y directa de cualquier dinero indebido en su campaña y aseguró que abandonaría para siempre su carrera política si se demostraba que alguna cantidad de origen oscuro había ingresado a las arcas de su organización para las pasadas elecciones.
Al día siguiente Pastrana, quien llevaba más de un año de silencio desde cuando manejó muy mal la recordada rueda de prensa pocos días después de las elecciones, en la que presentó en su versión completa los escandalosos narcocasetes sobre supuesta financiación del cartel de Cali a la campaña de Samper, salió a varios medios a repetir la receta de la noche anterior. Antes del mediodía, una noticia surgida de la Fiscalía General de la Nación le dio al ex candidato el empujón que le faltaba para convertir en punto a favor el enredo que se le había armado con la noticia de CM&. Según los informes de la Fiscalía, el Luis Fernando Ramírez que resulta beneficiario de los cheques del cartel es un homónimo que nada tiene que ver con el ex candidato a la vicepresidencia. Otros datos revelados por los noticieros de televisión el viernes indican que se trataría de un arquitecto que recibió más de 100 millones de pesos de Rodríguez Orejuela por una serie de trabajos para una lujosa residencia campestre de la familia del sindicado narcotraficante.
De este modo, en menos de 24 horas Pastrana y su socio en la pasada contienda electoral pasaron de acusados a víctimas, y el ex candidato pudo aprovechar la ocasión para reaparecer y opinar, algo que deseaba hacer desde hacía días, como lo demuestra su reciente solicitud a las autoridades de televisión de un espacio de 15 minutos para hablarle a los colombianos. Prueba del éxito de su rápida reacción ante la noticia de CM&, es que al día siguiente en el noticiero radial Viva FM de Caracol, el mismo en el que hasta hace pocas semanas y durante casi todo el último año había sido duramente criticado por los oyentes que hablaban en la línea abierta, resultó ampliamente favorecido por las opiniones de los radioescuchas. Las cosas le salieron tan bien al ex alcalde que muchos llegaron a creer que lo del jueves en CM& había sido fríamente calculado entre él y el noticiero, una impresión con la que muchos se quedaron ya para siempre y que lo único que confirma es que Pastrana, a quien la inmensa mayoría de los analistas creían liquidado definitivamente en materia política, puede haber tocado fondo la semana pasada y empezado a flotar hacia la superficie. Claro que a juzgar por el palo que ha recibido en el último año, es posible que para sacar la cabeza del agua le haga falta mucho más que el golpe de imagen del jueves pasado.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.