Jueves, 23 de octubre de 2014

| 2013/02/26 00:00

El rifirrafe entre el gobernador Cruz y el alcalde Petro

El mandatario seccional desmintió a Gustavo Petro y dijo que en la Sabana “no hay bandas criminales”.

El gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz y el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. Foto: Archivo SEMANA

Molesto. Así se mostró el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, ante un llamado de atención del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien en declaraciones recientes se mostró indignado por la presencia, según él, de bandas criminales en Chía y Cajicá.

“Sería absolutamente importante que la Policía Metropolitana fuese Policía Metropolitana. En Chía y Cajicá se están ubicando ‘bacrim’ con nombre propio. Pensar que ese elemento, ese riesgo, esa amenaza sólo se va a quedar sobre los territorios de Chía y Cajicá es una ingenuidad”, dijo Petro, quien luego aseguró que “el objetivo de estas organizaciones es penetrar la ciudad de Bogotá”.

La denuncia del mandatario no gustó en la Gobernación de Cundinamarca y por eso Cruz se fue lanza en ristre contra el alcalde, a quien no solo desmintió, sino que le recordó con ironía que “fue elegido para estar al frente del Distrito Capital”.

“De ninguna manera fue elegido para estar al frente de Cundinamarca, de Cundinamarca fui elegido yo con una amplia votación del 67% a mi favor”, respondió el mandatario en diálogo con Caracol Radio. Para Cruz, la declaración de Petro es “una cortina de humo que se quiere tender para tratar de forzar un área metropolitana que, de ninguna manera, los municipios de la Sabana están de acuerdo con adelantarla, a excepción de Soacha (...) El alcalde quiere ampliar el área metropolitana a Chía y Cajicá”.

En ese sentido, Cruz desmintió la declaración que emitió el alcalde mayor sobre la inseguridad en la Sabana. “Yo estoy al frente de todos los consejos de seguridad y no es cierto lo que dice Petro. En el departamento de Cundinamarca no existen bandas criminales, que son estructuras que se financian con el narcotráfico y la minería ilegal (...) No permito que se desinforme a la comunidad en ese tema”, refutó.

No obstante, aceptó que sí hay delincuencia común, microtráfico y delitos en proceso de esclarecimiento.

“El 17% de los delitos son originados en personas de Bogotá”, señaló el gobernador antes de contar que en enero del 2012 invitó al alcalde Petro a participar en los consejos regionales de seguridad, cada dos meses.

“Invité al alcalde para que estuviera bien informado. Convocamos el primer consejo de seguridad, como él mismo lo manifestó, en Corabastos, y lógicamente el señor alcalde no asistió. No se pudieron continuar los consejos, que se hacen para compartir información”, dijo.

En medio de la polémica sobre la existencia de ‘bacrim’ en la Sabana, el gobernador Cruz precisó que durante el 2012, en Cundinamarca, el número de homicidios se redujo en 75, en relación con el 2011.

“Bogotá tiene 18 homicidios por cada 100.000 habitantes, Cundinamarca bajó de 17 en el 2011 a 13 en el 2012 (...) Al 31 de diciembre del 2012, 57 de 116 municipios fueron ‘municipios cero homicidios’”, indicó.

Enseguida, Cruz lanzó una crítica fuerte a la administración distrital. “De ninguna manera se puede manifestar que en Bogotá está mejor la seguridad que en Cundinamarca”.

Finalmente, el rifirrafe entre los reconocidos mandatarios terminó en una denuncia del gobernador Cruz.

Aseguró que el Acueducto de Bogotá pretende prestar directamente el servicio de agua en Chía, “a partir de otras empresas de las que es socio”. “El Acueducto no contó con la autorización de la empresa Aguas de la Sabana y estoy dispuesto a dar los debates necesarios”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×