Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/16/2010 12:00:00 AM

El rostro del fantasma

Este es el hombre que, sin dar la cara, recolectó en todo el país un millón de firmas para inscribir su candidatura a la Presidencia. Creencias en extraterrestres, profecías apocalípticas y hasta chavismo podrían estar detrás de su enigmática campaña.

La semana pasada la Registraduría Nacional dio vía libre a Robinson Alexánder Devia González para sumarse a la selecta baraja de candidatos a la Presidencia de la República. En otras oportunidades el país ha tenido personajes desconocidos, y hasta pintorescos, que optan por la primera magistratura, pero el caso de Devia González es noticia por la forma como se abrió camino. La organización electoral certificó que tiene el respaldo de 983.547 firmas válidas, de algo más de un millón que entregó su misterioso movimiento político La Voz de la Consciencia.

¿Quién es, quién lo respalda, cómo se financia y cómo hizo este personaje anónimo para lograr conseguir en poco tiempo 50 por ciento más de las firmas que recogió un candidato como Sergio Fajardo, que lleva recorriendo el país durante más de un año, que ha ocupado cargos públicos y tiene visibilidad en los medios de comunicación?

En su movimiento hay completo hermetismo. Dicen que están próximos a convocar una rueda de prensa y que lo importante es que la sociedad entienda que en este caso "el candidato es el hombre, eres tú, soy yo, es cualquiera". Así le dijo a SEMANA una abogada en Barranquilla, que no tiene oficina, que vive en un barrio popular y que el pasado noviembre, a nombre del Movimiento de Devia, le hizo varias consultas al Consejo Nacional Electoral. Un par de ellas muy llamativas, por cierto. Preguntó si un candidato presidencial puede desistir del dinero de reposición de votos y si hay alguna sanción "en caso de sobrepasar el tope de recursos permitidos, bien por recibir donaciones privadas mayores a las autorizadas, o por superar los topes de los gastos". Mientras tanto, tal y como lo reveló esta revista el año pasado, en Medellín la dirección que figura como sede de su movimiento es un local vacío, y en Bogotá es un lote en Fontibón.

En Santa Marta, la ciudad natal de Devia, su familia tiene una modesta heladería. Uno de sus familiares le contó a El Tiempo que Robinson es el mayor de cuatro hermanos, está casado, tiene dos hijos y uno más en camino. También dijeron que comenzó estudios de arquitectura, pero que no terminó por falta de recursos, y que su pasión por la lectura y su facilidad como orador le abrieron las puertas como conferencista.

De hecho se encuentran referencias de él hablando en auditorios en Medellín, Manizales y en comunidades indígenas como una que contactó SEMANA en Cauca, donde Devia habló sobre liderazgo del siglo XXI y del "despertar de los pueblos" en un encuentro con los indígenas Yanacona. También hay referencias de él en Panamá, Perú y Venezuela.

Pese a sus 36 años, en los registros oficiales del sistema de seguridad social no figura que haya tenido un empleo formal. Aun así, aparece en una de las conferencias registradas en Internet como gerente de otra misteriosa fundación llamada Los Siete destellos del Arcoiris, que opera en Medellín y que tampoco tiene sede. Allí Devia en 2007 fue el vocero de una propuesta que no tuvo éxito ante el Concejo de esa ciudad para luchar contra el calentamiento global utilizando en la construcción, empaques no retornables de gaseosa.

Los seguidores de La Voz de la Consciencia son personas de apariencia humilde, que siguen al pie de la letra la orientación de no revelar nada del Movimiento. Por ejemplo, el día que las decenas de personas llevaron las cajas con las firmas a la Registraduría, llevaban sus bocas con vendas y un vocero leyó un incipiente comunicado.

Dicen que todo el trabajo es voluntario y que así fue como recaudaron las firmas y han hecho crecer la organización. De hecho, SEMANA constató cómo al comenzar el año en Leticia, en Amazonas, uno de estos voluntarios convocó una reunión para promover al candidato, hasta ahora sin rostro.

Las inquietudes sobre Devia y su organización se incrementaron en los últimos días tras un sorprendente hallazgo del portal electoral Votebien.com. Sus periodistas encontraron unas inquietantes semejanzas entre el contenido y la forma del discurso de la organización de Devia y otra que se llama El Poder que Mata la Muerte.

En los sitios web de ambas organizaciones existen evidentes vasos comunicantes. Las dos utilizan jerga muy específica, tienen una mirada apocalíptica de la realidad y usan ilustraciones iguales, como es un corazón palpitando y un diamante (ver imágenes).

Sobre la otra organización también se sabe que dicta unas conferencias llamadas La última flor. Tiene registros de charlas por toda Colombia y en los mismos países donde ha estado Devia. Su líder es el venezolano Carlos Torres Valencia, un singular personaje que asegura haber tenido contacto con extraterrestres, que ha desarrollado un movimiento humanista y ambiental, que ha tenido vistosas participaciones políticas, como una donde le entrega una espada al Presidente del vecino país, y que asegura que la nueva potencia mundial será Suramérica, dirigida por un líder colombiano que ya nació.

Es probable que Devia haya conocido a Torres en su actividad como conferencista. Hay registros de conferencias suyas en 2005 y 2006 a miembros de la estatal petrolera Pdvsa. Torres, por su parte, también ha tenido contactos cercanos con miembros de esa compañía.

Otro vocero de La Voz de la Consciencia dice que recoger las firmas que respaldan a Devia para la Presidencia les tomó menos de cuatro meses. De hecho, algunos de los firmantes han dicho a SEMANA que se sienten engañados, pues lo hicieron sin saber con exactitud el propósito. Pero así algunos respaldos se hayan logrado con información poco clara, lo primero que queda en evidencia es una capacidad logística envidiable para cualquiera de los otros candidatos. Aun sí fuera con voluntariado, tal movilización en tan poco tiempo requiere unos recursos que no es claro de dónde están llegando

¿Es posible que haya un movimiento nacional que tenga las creencias de Devia y que el país no haya notado? Es poco probable. Puede tener, eso sí, un grupo de fieles a sus ideales, en especial en sectores populares, que ha logrado sembrar gracias a sus conferencias y que se convierten en otra ventaja para Devia. Cualquier político en campaña agradece apoyos irrestrictos y doctrinarios a su causa, pues son los mayores multiplicadores de sus propuestas. En ese caso, así fueran pocos, es mucho lo que logran hacer.

¿Qué clase de líder es Robinson Alexánder Devia? Ni siquiera sus propuestas se conocen. Hace menos de dos años, cuando los medios empezaron a publicar historias de David Murcia Guzmán y su DMG, el asunto era visto como un asunto marginal de incautos en sectores menos favorecidos y comunidades alejadas. En ese momento se hablaba de la sorprendente multiplicación del dinero, y el país ya conoció sus consecuencias; ahora se acaba de dar una misteriosa multiplicación de las firmas. ¿Se estará abonando el terreno para una insólita multiplicación de los votos? n
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.