Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/2014 2:30:00 PM

El ruido de las FARC con dos banderas en Medellín

El senador Uribe tuiteó que los guerrilleros instalaron 12 las banderas. Autoridades solo reportan dos.

Como suele suceder cada vez que las FARC comenten un acto delictivo, el expresidente y senador Álvaro Uribe esta mañana hizo eco de una denuncia que preocupó a los ciudadanos de Medellín que desde muy temprano se dirigían a sus trabajos.
 
Dos banderas de las FARC fueron colgadas por ese grupo en dos sitios de masivo tránsito vehicular. Una de ellas fue amarrada al puente de Bulerías, donde confluyen la calle 33 y la avenida Bolivariana, muy cerca de la universidad Universidad Pontificia Bolivariana.
 
El otro distintivo de propaganda panfletaria fue dejado en el puente de Guayabal, más exactamente en la calle 30 con la carrera 52.
 
Hacia la media mañana, Uribe volvió  referirse al tema, esta vez con un dato que no coincide con lo que hasta ahora han reportado las autoridades locales: “'12 banderas de las FARC en diferentes sitios de Medellín hoy': comunidad preocupada”, trinó.
 
Pero minutos más tarde, el secretario de seguridad de Medellín, Sergio Vargas, habló sólo de dos banderas que, a su juicio, responden al afán de las FARC de llamar la atención y de demostrar que aún están vigentes.
 
Lo primero que generaron las dos banderas fue un trancón monumental, pues personal de antiexplosivos de la Policía Metropolitana debió acordonar las respectivas zonas, con el fin de verificar que no hubiese artefactos explosivos.
 
Ya había antecedentes de ese tipo de actos. En marzo del 2013, el ELN no sólo colgó una bandera sobre las rejas del puente de 4 sur, que conecta Guayabal con El Poblado, sino que le añadieron un petardo que tuvo que ser activado controladamente por la Policía.
 
En el caso de las dos banderas de esta mañana, la Policía no halló nada que pudiera poner en riesgo la vida de los ciudadanos. Una vez hecha la inspección, el tránsito recuperó su cauce.
 
No obstante, surgieron preguntas sobre el origen de estas banderas y de por qué las FARC decidieron fijarlas justo en esa ciudad. El sentido común indica que los guerrilleros lo hacen para hacer ruido sin arriesgar demasiado, tal como lo sugiere el secretario Vargas.
 
Basta ver que la notica tuvo amplia difusión en los medios de comunicación, incluidos los trinos de Uribe, que, comparados con la versión oficial, parecen exagerados pues no es lo mismo dos banderas que 12.
 
Pero puede haber más de fondo. Una de las banderas encontradas en Medellín lleva la marca del Bloque Iván Ríos de las FARC, uno de cuyos frentes tiene secuestrado al general Rubén Alzate, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán.
 
La conexión de este grupo con Medellín quedó en evidencia en días pasados cuando la Policía Metropolitana del Valle del Aburrá anunció la captura de alias 'Teo', principal cabecilla de la red de apoyo del bloque.
 

Alias 'Teo'. Foto: archivo particular

Se trata de un hombre de 53 años de edad, nacido en Tierralta, Córdoba, y vinculado con las FARC desde 1989. Según la investigación de la Fiscalía, alias 'Teo' militó en las juventudes comunistas de Córdoba, fue integrante del EPL y luego creó las células urbanas PC3.
 
La misión de 'Teo' en Medellín no era de poca monta. Según la Policía, el hombre abastecía de medicamentos, material de intendencia y armas a los frentes 18, 58, 36, 34 y 5, en el norte de Antioquia, sur de Córdoba y Chocó. 'Teo' también administraba propiedades, inversiones, vehículos y empresas de las FARC con asiento en el nordeste antioqueño.


(Foto: archivo particular)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.